El Senado aprobó el proyecto de ley que promueve el uso responsable de antibióticos

El autor de la iniciativa es el tucumano Pablo Yedlin.

Pablo Yedlin. Pablo Yedlin. FOTO TOMADA DE TWITTER
10 Agosto 2022

El Senado aprobó un proyecto de ley elaborado por el tucumano Pablo Yedlin para promover el uso responsable de los antibióticos.

"Orgulloso como tucumano de que se haya aprobado mi proyecto de Ley de Resistencia antimicrobiana en el Senado, trabajada con consenso de todos los sectores y que coloca a la Argentina como pionera en legislación sanitaria en la región", celebró el parlamentario en su cuenta de Twitter.

“La ley busca prevenir la resistencia antimicrobiana para evitar que los antibióticos y los antibacterianos que usamos dejen de tener utilidad y sigan sirviendo para el cuidado de nuestra salud”, había explicado al momento de presentar la iniciativa.

La Ley de Prevención y Control de la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM) apunta a fortalecer el manejo y la gestión en instituciones de salud para prevenir o disminuir infecciones, a mejorar la gestión de la prescripción, dispensa y presentaciones de antimicrobianos y a establecer criterios consensuados en la gestión de antimicrobianos en el sector de agricultura y la ganadería.  

De qué se trata la ley que aprobó el Senado:

•    Establece los mecanismos necesarios para promover la prevención y el control de la RAM.

•    Declara de interés público Nacional la prevención y control RAM.

•    Desarrolla el Plan Nacional para la Prevención y Control de la RAM

•    Regula la condición y características de prescripción de antibióticos y expendio (venta a partir de receta archivada, o sea con doble receta).

•    Reconoce la CONACRA (Comisión Nacional de Control de la Resistencia Antimicrobiana) por ley.

•    Incide en criterios Salud animal y producción agroalimentaria.

•    Promueve comunicación y educación a la población, espacios gratuitos publicidad, días relacionados lavado manos, etc.

¿A cuántas personas afectan las enfermedades por RAM?

La resistencia de distintos microorganismos patógenos (bacterias, virus, hongos, parásitos) a los agentes que se utilizan en salud humana y animal para combatirlos es un fenómeno de enorme y creciente impacto en nuestro medio y a nivel global.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que la resistencia a los antimicrobianos es una de las 10 principales amenazas de salud pública a las que se enfrenta la humanidad, y que requiere para su tratamiento medidas multisectoriales.

Desde la OMS se estima que, si no se interviene, el número de muertes mundiales por RAM hacia 2050 será de 10 millones de personas por año, más de lo que se espera por enfermedades neoplásicas (Cáncer).

Según un estudio publicado en 2020 más de 1.200.000 muertes fueron directamente atribuibles a RAM en el mundo en 2019, mientras que casi 5.000.000 de muertes anuales están relacionadas a la RAM.

En los estudios se constata que los tres puntos más afectados fueron el tórax, el torrente sanguíneo y el abdomen; representaron el 78,8 % de las muertes por RAM. Los seis patógenos más mortales fueron responsables de casi las tres cuartas partes de esos decesos. Solo la versión resistente de la Escherichia coli (que causa infecciones urinarias, meningitis, peritonitis, mastitis, septicemia y otras) mató a unas 200.000 personas.

Por su parte desde el Programa Nacional de Vigilancia de Infecciones Hospitalarias de Argentina se señala que la tasa de infecciones hospitalarias viene en ascenso desde 2019 a 2021, poniendo en evidencia el claro impacto de la pandemia de Sars-Cov2 en el escenario de las infecciones hospitalarias y la RAM.

El impacto de la pandemia puede observarse en el aumento de las tasas encontrado en las unidades críticas de pacientes covid positivos comparada con las UTI polivalentes.

Los especialistas sugieren fomentar medidas que generen  los consensos intersectoriales para mejorar el control de la RAM, potenciar y actualizar el Plan de Acción Nacional y fomentar la investigación y la vigilancia continua.

Además, incentivar el desarrollo de nuevos antimicrobianos funcionales, así como contar con el marco legislativo abarcativo que permita avanzar en la contención de la RAM.

Comentarios