Los Leones en Tucumán: cubreojos, pelota y entusiasmo

El seleccionado de hockey continuará entrenándose en Natación y Gimnasia.

TÉCNICA. Ignacio Nardolillo, el tucumano que fue convocado a último momento, tiene un buen gesto técnico al patear sin ver. la gaceta / fotos de juan pablo sánchez noli TÉCNICA. Ignacio Nardolillo, el tucumano que fue convocado a último momento, tiene un buen gesto técnico al patear sin ver. la gaceta / fotos de juan pablo sánchez noli

Gracias a la impecable iluminación del estadio de Natación y Gimnasia, la visibilidad sobre la cancha de agua al anochecer seguía siendo absoluta. Pero en ese momento hubiera dado casi lo mismo que los reflectores estuvieran apagados: los Leones habían aceptado la oscuridad de la actividad que les habían propuesto. ¿De qué se trataba? De soltar por un rato los palos y las bochas y jugar un picadito de fútbol con los ojos vendados.

La experiencia les llegó de la mano de Miguel Cantos y Nicolás Ferreyra, coordinadores de la Red MATE, con más precisión Red Materiales y Apoyos Tiflo Educativos. El grupo trabaja para la autonomía de las personas con discapacidad visual, para ayudarlos a mejorar su calidad de vida.

Según su filosofía, la Red MATE no se queda esperando que la comunidad venga a conocerlos; son ellos los que salen en busca de todos los espacios que sirvan para divulgar su mensaje. Así fue que, al enterarse de que los Leones se iban a concentrar durante esta semana en la provincia, se contactó con Luciana Flores (encargada de prensa de la Asociación Tucumana de Hockey) para acercar la propuesta de experimentar la sensación de practicar un deporte sin el sentido de la vista. Para emular las condiciones de los ciegos, se los proveyó de cubreojos y una pelota sonora.

AL VUELO. Bossio se esfuerza para tapar la bocha. Ferreyra había ejecutado. AL VUELO. Bossio se esfuerza para tapar la bocha. Ferreyra había ejecutado.

“Las dos cosas son igual de difíciles”, reconoció con una pícara sonrisa Tomás Santiago. El cordobés equiparó la obtención de la medalla de oro olímpica en Río 2016 y lidiar con la pelota de fútbol con los ojos tapados. “Parece fácil, pero cuando lo hacés te das cuenta de que es muy complicado. En el segundo intento me fue mejor. La práctica hizo que empezara a agarrarle la mano”, explicó el arquero. Como en los penales australianos a los que están acostumbrados a ejecutar en el hockey, Los Leones -siempre bajo las directivas de Cantos y Ferreyra- salían con una lenta carrera acompañados por un compañero que los guiaba. También debían prestarle atención al sonido de las cápsulas con municiones que lleva el balón. En el caso de Santiago, la primera vez, le pegó a la nada misma; al aire. Luego, aunque desviado, logró impactar la pelota. Así fue el rendimiento de la mayoría de los jugadores.

“Fue un momento interesantísimo para generar inclusión”, evaluó Cantos. “Entendemos que la inclusión debe empezar por nosotros, y si nosotros tenemos un espacio que trabaja la discapacidad, debemos incluir a las personas que no la tienen”, detalló Cantos.

CONSEJO. Ronconi le indica a Ferreyra de la Red MATE como sujetar el palo. CONSEJO. Ronconi le indica a Ferreyra de la Red MATE como sujetar el palo.

Luego fue turno de intercambiar roles, por lo que Cantos y Ferreyra debieron manipular el palo y la bocha siguiendo los consejos del entrenador del seleccionado, Mariano Ronconi. “Fue complejo manejarlos sin poder verlos, como debe haber sido para ellos jugar al fútbol sin ver la pelota”, analizó Cantos, que no pudo marcarle al arquero Emiliano Bossio, pero que con su propuesta anotó un golazo a favor de su causa.

Mientras la mayoría del grupo posaba para la foto final, Ronconi advirtió al jefe del equipo, Martín Elli, la escena que se producía en ese momento: cuatro Leones jugando entusiasmados con las pelotas sonoras. Aunque no hayan podido verla, es la escena que Miguel y Nicolás habían ido a buscar.

La agenda

Luego de la práctica de hoy entre las 10.30 y las 12 en Natación y Gimnasia, Los Leones emprenderán viaje hacia Tafí del Valle. Primero harán un trabajo recreativo y el viernes, una actividad física. Por la tarde, de 18 a 20, seguirán entrenándose en el club “Blanco”.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios