El campo comienza “a sentir” el desabastecimiento de gasoil

El presidente de la SRT dijo que hay problemas y que la situación tiende a complicarse, ya que termina la cosecha de soja y viene la de maíz y poroto

FALTANTE O COMPRA CUPIFICADA. Los hombres del campo tiene serias dificultades para conseguir el producto.  FALTANTE O COMPRA CUPIFICADA. Los hombres del campo tiene serias dificultades para conseguir el producto.

La situación comenzó “a sentirse” hace una semana. En el sur tucumano vienen denunciando escasez de gasoil , demoras y sobreprecios, y ahora los transportistas y más productores contaron sus dificultades para aprovisionarse en las bocas de expendio, y se quejaron del precio oficial y el “valor extra” de los oportunistas que nunca faltan en esta época de alta demanda.

“Realmente hay un problema en el campo con el gasoil. En algunos lugares más puntuales que en otros, y se ve mucha actividad en los grupos de whatsapp de productores para alertar dónde falta el combustible o lo pueden conseguir”, explicó el presidente de la Sociedad Rural de Tucumán, Sebastián Murga.

“La compra está cupificada, y esto genera un gran problema hacia abajo como a la trilla, al transporte, a los fletes y a los vehículos que se utilizan en el campo”, resaltó.

“Esto ocurre a pesar que hace poco tiempo salieron funcionarios provinciales y de la Nación a garantizar que no iban a faltar ni gas, ni combustibles ni electricidad para los productores y la industria, y hoy, en plena zafra de limón y de caña, estos problemas están complicando el panorama y generan mucha incertidumbre”, añadió.

El panorama

El dirigente ruralista aseguró que el gasoil comenzó a escasear en Tucumán cuando ya termina la cosecha de soja, y comienza la de maíz y de poroto, y ante ese escenario reclamó una inmediata solución para que “la situación no se agrave”. “Esto si el Gobierno tiene algo previsto, porque en esta gestión no dicen nada y no tienen planificado nada, pero vienen a la provincia y garantizan el abastecimiento”, se quejó.

Apuntó Murga que no solo está faltando gasoil en los distribuidores mayoristas y en el campo, sino también en las estaciones de servicios urbanas, donde se vende “solo hasta” $ 4.000o $ 5.000.

“Considero que comienza a tornarse serio el problema y con un signo de pregunta respecto de lo que debería aclarar el Gobierno con responsabilidad, y es lo que va a pasar. No se puede avanzar con incertidumbre en pleno movimiento de los cultivos de granos y actividad de las industrias citrícola y azucarera”, precisó.

“Si no dijeron la verdad con los combustibles, porque tendríamos que creerles ahora que no faltará energía para las industrias tucumanas”, subrayó.

Mayores costos

En cuanto al precio del gasoil, Murga consideró que “se disparó muchísimo”. “Ya no sé cuánto es el porcentaje desde la campaña del año pasado. Esto perjudica a todos. El último aumento fue del 10% y en la zona rural no sabemos cuánto costará ni cómo será la calidad del combustible”, apuntó.

“Por supuesto que esta situación perjudica a todos. No sólo al productor. Por caso, la contratación de una trilladora, hace dos meses, hoy tiene una variante importante en el costo por la suba del combustible -dos veces en ese lapso-; y lo mismo pasa con los fletes cortes y los largos”.

“Esto no es responsabilidad ni del transportista ni del contratista que hace la trilla. Esto es el resultado de la falta de sensatez del Gobierno en cuanto a sus políticas, a lo que debería agregarse otros aumentos como las cubiertas y repuestos”, indicó.

“Deberían decir la verdad: si es que faltará combustible, a qué precio lo van a vender, y si van a garantizarlos efectivamente y no sólo con declaraciones a la prensa”, concluyó.

En Concepción, se vende el gasoil a $ 122 el litro, en tanto que se denunciaron sobreprecios que llegaron hasta los $ 190.

Comentarios