Boca fue más efectivo y está a un paso del título

El “Xeneize” eliminó a la “Academia” en la definición desde el punto penal.

FIESTA “XENEIZE”. El plantel de Boca festejó el pase a la final, en la que se medirá con el ganador del duelo Tigre-Argentinos. FIESTA “XENEIZE”. El plantel de Boca festejó el pase a la final, en la que se medirá con el ganador del duelo Tigre-Argentinos.
14 Mayo 2022

No se sacaron ventajas durante los 90 minutos y terminaron empatando sin goles, pero en la definición de los penales Boca fue el más efectivo, se metió en la final y sueña con alcanzar un nuevo título. El “Xeneize” le ganó 6 a 5 a Racing en la primera semifinal de la Copa de la Liga Profesional y el domingo 22 se medirá ante el ganador del duelo entre Tigre y Argentinos Juniors para definir al nuevo campeón de la máxima categoría del fútbol argentino.

El conjunto de La Ribera se convirtió en el primer finalista y lo hizo desde los 12 pasos, algo que se convirtió en una especialidad en los últimos tiempos, especialmente desde que Agustín Rossi es el dueño del arco “auriazul”. “No me considero un especialista. Uno trabaja y entrena siempre para esto”, dijo el golero que le contuvo el penal  Enzo Copetti y vio como el remate de Emiliano Insúa se iba desviado. “Era un penal especial, la vez pasada Copetti había hecho el penal definitivo. Venía de patear dos penales seguidos a la izquierda. Tuve la suerte de adivinar y atajar”, agregó la figura del equipo dirigido por Sebastián Battaglia.

“El equipo hizo un gran partido, patearon como tenían que patear. Tuvimos la mala suerte que el remate del ‘Toto’ Salvio justo la atajó con la punta del pie Gastón Gómez. Lo importante es que ganamos y estamos en otra final”, explicó. “Es muy importante atajar en Boca. Es un arco al nivel de Selección. El arco de Boca es de Selección todos los días. Estoy feliz de defender estos colores, este escudo. Esperemos seguir de la misma manera”, concluyó Rossi.

El encuentro fue bastante parejo, con Racing dominando en el primer tiempo, aunque Boca supo emparejar durante el complemento, especialmente luego del ingreso de Cristian Medina.

Las chances más claras para abrir el marcador durante el tiempo reglamentario las tuvo el conjunto de Avellaneda. Carlos Alcaráz, Matías Rojas y Copetti contaron con buenas posibilidades, aunque fallaron en la definición.

El que no falló al patear desde los 12 pasos fue Alan Varela, que marcó el penal definitorio, el que desató la fiesta boquense. “En las practicas vengo pateando bien y me tenía fe, así que la oportunidad la pedí yo. Estaba muy nervioso, pero ahora estoy feliz por jugar una nueva final. Boca te tiene acostumbrado a jugar finales. Vamos por una más”, dijo Varela, “Gracias a Dios pude convertir y ahora vamos por más”, agregó el volante.

“El partido fue muy intenso, con las dos hinchadas alentando. No se puede ni gritar. Hubo muchos pelotazos, y ninguno fue superior al otro. Fue muy parejo. Gracias a Dios pude convertir el gol. A jugar una nueva final. Estamos en otra final porque somos Boca, lo más grande que hay”, concluyó Varela.

Boca, con el hasta hace unas semanas cuestionado Battaglia en el banco, tendrá el domingo la oportunidad de sumar una nueva corona. Antes, el martes en La Bombonera, recibirá a Corinthians por la Copa Libertadores, en un partido clave para lograr la clasificación a octavos de final. Hoy, el presente le sonríe a Boca, que irá por otro título.

Comentarios