Quedó libre uno de los imputados por el crimen del motociclista

El joven de 30 años fue sorprendido por cuatro sujetos en dos motocicletas, quienes lo asesinaron para quitarle el rodado.

EN NAVIDAD. Maximiliano Monteros fue asesinado en Castro Barros y Francisco de Aguirre. EN NAVIDAD. Maximiliano Monteros fue asesinado en Castro Barros y Francisco de Aguirre. ARCHIVO / FOTO GENTILEZA DEL MPF
19 Enero 2022

La Justicia determinó que uno de los imputados por el homicidio de Maximiliano Exequiel Monteros (30) ocurrido el 24 de diciembre pasado, continuará con prisión preventiva 99 días más, mientras que otro de los posibles coautores quedara en libertad. Se trata de Braian Brito y Luciano Miguel Aguero, respectivamente.

El hecho ocurrió en Avenida Francisco de Aguirre y Castro Barros. En la causa que aún se investiga, hay un tercer partícipe en el hecho que se encuentra prófugo y un cuarto que es menor de edad. Brito estuvo prófugo desde el 24 de diciembre de 2021 y el 18 de enero de 2022 fue aprehendido.

En la audiencia de ayer la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos II conducida en feria por el Fiscal Ignacio López Bustos, que estuvo representada por la auxiliar Luz Becerra se pidió la preventiva contra Brito.

El MPF le imputó a Brito el delito de homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego. Becerra pidió al magistrado 99 días de prisión preventiva para este imputado.

El juez a cargo, Federico Moeykens aprobó el pedido del Ministerio Público Fiscal. “Considero que mientras continúe la investigación, Brito tiene que respetar la prisión preventiva. Hay peligro de fuga y puede haber entorpecimiento en la causa”, expresó el juez y ordenó el traslado al penal de Villa Urquiza con todos los protocolos sanitarios.

La querella estuvo de acuerdo con las disposiciones del magistrado.

Por su parte, el defensor de Brito, Cristian Hermosa dijo estar en desacuerdo y pidió la liberación de su defendido. “Sabemos que fue un hecho lamentable y sobre todo en una fecha importante para los católicos”, refiriéndose a la Navidad. “Sabemos que es un hecho doloroso. Hoy nos toca estar de este lado y queremos hacer valer sus derechos. Brito jamás se ocultó y estuvo a disposición de la Justicia. Él no tuvo nada que ver y me opongo a la prisión preventiva. Pedimos el arresto domiciliario”, agregó. El imputado pidió la palabra en la audiencia y dijo que él al momento del homicidio de Monteros, estaba con su mujer. “Yo no maté a nadie”, juró.

“Fueron cuatro hombres contra uno. Lo mataron por el rodado. Fue un hecho lamentable”, replicó Becerra.

El abogado querellante Patricio Char dijo estar de acuerdo con el pedido del MPF. “Fue un caso lamentable y complejo. La única alternativa que se puede pensar para Brito es esta (el arresto). Además, cuando se quiso tomar los testimonios de vecinos pidieron protección porque ya sabían a que enfrentarían”, expresó.

“Además hay un imputado que está prófugo, faltan medidas por tomar. La investigación continúa. Brito durante este tiempo permanecerá preso. Pensar en su libertad sería entorpecer la causa”, aclaró.

Por su parte, Luciano Aguero quedó en libertad con diferentes condiciones que impuso el magistrado. “Se fijará un domicilio para el imputado y no podrá salir de la provincia sin autorización judicial”, informó además de otros requisitos.

El 24 de diciembre a las 00.30 Monteros fue asesinado a balazos por cuatro sujetos en avenida Francisco de Aguirre y Castro Barros. Según dijeron los familiares, el chico se trasladaba desde Lomas de Tafí hacia la casa de sus suegros, que queda a dos cuadras del lugar del hecho.

La banda de delincuentes atacó a Monteros para robarle la motocicleta. La víctima había sido trasladada al CAPS San Rafael pero no resistió, y murió a causa de las lesiones. Exequiel era padre de dos niños y trabajaba en una citrícola.

Temas Inseguridad
Tamaño texto
Comentarios