Una tenista checa se suma a Djokovic en el hotel migratorio

Ambos jugadores se encontraban retenidos en el modesto Park Hotel de Melbourne, donde hay decenas de solicitantes de asilo albergados tras grises muros y ventanas cerradas.

07 Ene 2022
1

Novak Djokovic

La tenista checa Renata Voracova se unió hoy al número uno del tenis mundial, Novak Djokovic, en un centro de detención de inmigrantes australiano, en una disputa sobre las vacunas contra el covid-19 que podría frustrar el intento del serbio de lograr un récord de 21 Grand Slams.

Ambos jugadores se encontraban retenidos en el modesto Park Hotel de Melbourne, donde hay decenas de solicitantes de asilo albergados tras grises muros y ventanas cerradas.

A diferencia de Djokovic, cuya decisión de resistirse a la deportación y jugar el Abierto de Australia ha movilizado a su patria, Voracova -número 81 del mundo- tenía previsto irse tras ser sorprendida en circunstancias similares, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores checo en un comunicado.

"Renata Voracova decidió abandonar el torneo ante sus limitadas posibilidades para entrenar y dejará Australia", afirmó, agregando que presentó una protesta diplomática y que varios jugadores más fueron sorprendidos en la misma situación.

Djokovic, que se opone a las vacunaciones obligatorias y recibió duras críticas en 2020 por celebrar un torneo en medio de la pandemia, fue retenido en el aeropuerto el miércoles. Las autoridades revocaron una visa concedida sobre la base de una exención médica a los estrictos requisitos de vacunación de Australia.

La Fuerza Fronteriza Australiana dijo hoy que una persona había abandonado de forma voluntaria Australia y que se canceló la visa de una tercera persona, pero no dio los nombres.

La decisión inicial de conceder la entrada a Djokovic indignó a muchos en Australia, que está luchando contra su peor aumento de infecciones de coronavirus y donde la tasa de vacunación de los adultos es superior al 90%.

Canberra rechazó las insinuaciones de los seguidores del serbio, incluida la familia de Djokovic, de que era de hecho un prisionero. "Es libre de marcharse en cualquier momento", dijo la ministra del Interior, Karen Andrews, a la prensa.

Los abogados de Djokovic lograron un permiso legal para que pueda quedarse en el país hasta que se celebre el lunes una vista judicial contra el gobierno federal. La audiencia debería revelar más detalles sobre la exención concedida a Djokovic y la documentación que aportó en la frontera para respaldarla.

El jugador recurrió a Instagram para dar las gracias a sus seguidores en todo el mundo por su apoyo en medio de la polémica por la visa. "Gracias a la gente de todo el mundo por su continuo apoyo. Lo puedo sentir y se agradece mucho", escribió.

El Abierto de Australia comienza el 17 de enero, pero el multimillonario astro de la raqueta tiene complicado poder entrenar en un hotel donde un detenido iraní dijo una vez que encontró gusanos y moho en el pan.

Djokovic, de 34 años no ha hecho públicos los motivos de la exención y se ha negado de forma sistemática a revelar su estado de vacunación. Las vacunas no son obligatorias en Australia, pero se exigen para una serie de actividades. (Reuters)

Comentarios