Rugby: de serpiente a chacal texano

El tucumano Alejandro Torres es el primer argentino en ser “drafteado” por una franquicia norteamericana.

22 Dic 2021
2

EN BUEN NIVEL. Desde su llegada a EE.UU. Torres estuvo jugando al rugby en el equipo de la Universidad Thomas More.

El fútbol americano está tan arraigado en la cultura norteamericana -en especial la de EE.UU.- que durante muchos años ha taponado o cuando menos ralentizado el crecimiento de otras disciplinas colectivas de contacto mundialmente populares, como es el caso del rugby. No obstante, en el último lustro el paladar de los “yanquis” le ha ido tomando el gustito a este último con las participaciones de su seleccionado en las Copas del Mundo y la creación en 2017 de la Major League Rugby (MLR), torneo de franquicias profesionales que pretende alcanzar el impacto deportivo y marketinero de la NBA, la NFL, la MLB y la MLS.

Desde 2020, la MLR inauguró su propio draft, método de selección para fichar nuevos talentos de cara a la siguiente temporada, que también se utiliza en la NBA. En el que se llevó a cabo en agosto de este año, resultó elegido el tucumano Alejandro Torres, ex apertura de Universitario, quien se convirtió así en el primer argentino en ser drafteado por la MLR. “Cuando vi que salió mi nombre, no lo podía creer. No entendía nada”, recuerda ese momento Alejandro, fichado por Dallas Jackals, la nueva franquicia que debutará en 2022 en la principal liga norteamericana de rugby.

Paso a paso

De todas maneras, el camino de Alejandro hacia la MLR comenzó varios años antes y sin tener ese objetivo en mente. “Desde que terminé el secundario tenía la intención de irme a estudiar en Estados Unidos. La idea siempre me había interesado, pero por el rugby, los seleccionados, el club, mis amigos y demás no lo había concretado”, cuenta el joven, de 22 años. “De todos modos, ya había hecho contacto para irme en algún momento. Justo cuando surge lo de irme a jugar a Olimpia Lions, en Paraguay, me llama una compañía llamada Campsa que ofrece becas en EE.UU. En ese momento dije que no, porque ya tenía contrato con Olimpia para jugar la Superliga Americana en 2020. Después surgió el reclamo desde la UAR de que Olimpia se había excedido en el número de argentinos que podía contratar por club, así que me tuve que volver a Argentina. Y ahí retomé el contacto con Campsa para irme a EE.UU”, relata.

Si los trámites burocráticos ya eran todo un tema antes de la pandemia, luego se volvieron un infierno. “Me tuve que ir a Buenos Aires cuando estaba todo cerrado, era un quilombo hacer todo el papeleo. Viajé a Chicago en agosto del año pasado, en plena cuarentena, así que en el avión fui casi solo. Éramos cinco pasajeros a lo sumo. Llegué, me fue bien el primer semestre, con buenas notas y jugando rugby, aunque no tenía en mente llegar a la MLR”, explica.

Tras un segundo semestre en el que se afianzó en rugby y sumó la compañía de otro argentino, el cordobés Matías Caramuti, de Urú Curé (“un capo, fue un gran apoyo, porque antes no tenía ni un conocido con el que hablar español”), fue invitado a jugar seven en un club de Cincinnati durante las vacaciones de verano. “Allá me vieron unos entrenadores, que se comunicaron con mi coach. Y cuando volví a Chicago para empezar las clases, me apareció una publicación de la MLR en Facebook. Le dije al cordobés que nos metiéramos. Nuestro coach nos dio el ok, hicimos los mil papeles que te piden y esperamos. Se comunicaron un par de equipos, pero solo para saber quiénes éramos y dónde habíamos jugado. Y el día del draft, lo estábamos viendo con el cordobés cuando dijeron mi nombre”, repasa Torres, seleccionado en la ronda 2.

“Alejandro se destaca su capacidad para desafiar las defensas y aumentar el ritmo de juego. Eso lo convierte en un candidato perfecto para unirse a nuestro equipo”, destacó Elaine Vassie, manager general de Dallas Jackals.

Alejandro, campeón del Regional 2019 con las “Serpientes”, será uno de los dos argentinos del equipo. También estará el cordobés Conrado Roura, otro ex Pumita. “Ya nos pasaron la rutina de Dallas, es todo muy profesional. Tenemos que estar el 29 de diciembre allá porque el 3 de enero comienza la pretemporada y en febrero será el primer partido”, anticipa Alejandro, disfrutando por estos días con su familia y sus amigos en Tucumán en un breve paso por las Fiestas. “Llegué hace una semana y me voy después de Navidad. Estoy a mil, aprovechando todo lo que puedo. Tuve el gusto de volver a ponerme la camiseta de ‘Uni’ para jugar un partido contra la M14 del club, que para ellos representa la despedida del rugby infantil para pasar a juveniles. Es un momento muy lindo”.

Dallas Jackals

La franquicia que fichó a Torres tendrá su estreno en la MLR en 2022. Será el equipo número 13 en la competencia (12 son de EE.UU. y uno de Canadá) y la tercera franquicia de Texas, tras Austin Gilgronis y Houston Sabercats. Su estadio será el Global Life Park (49.000 butacas).

Comentarios