Rossana Chahla: “me voy del Ministerio de Salud al Congreso con la sensación del deber cumplido”

La doctora en Medicina asumirá el martes la banca en Diputados. En su charla con LA GACETA, dijo que se lleva el cariño de la gente y que eso le da más responsabilidad en el nuevo desafío político.

03 Dic 2021 Por Marcelo Aguaysol
2

LA CANDIDATA DE MANZUR. Rossana Chahla incursión este año en la campaña electoral, luego del ofrecimiento que le hiciera el jefe de Gabinete.

El despacho ministerial huele a un adiós. Sólo hay dos cuadros colgados; una con la imagen de Juan Manzur y los atributos de gobernador; el otro que recuerda la primera asunción, allá por octubre de 2015. En una esquina de la oficina del primer piso de la Casa de Gobierno está la imagen de la Virgen del Valle; en una mesa ratona hay otra de San Jorge y tres portarretratos con fotos familiares. Nada más que eso para alguien que ocupó, durante seis años, uno de los Ministerios que cobró más protagonismo con la pandemia de la Covid-19. Rossana Chahla toma mate, pero mientras lo ceba las lágrimas caen por sus mejillas. Hoy será su último día como conductora del Ministerio de Salud Pública. Así cierra un ciclo de dos décadas en la función pública y ejecutiva que arrancó en la Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes. Ahora, a ella se le abre otro desafío, representar a Tucumán en la Cámara de Diputados de la Nación, por imperio del voto popular que la consagró, siendo cabeza de lista del Frente de Todos, en las elecciones del 14 de noviembre pasado. La hasta ahora ministra no para de trabajar. Atiende al vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, con quien intercambia impresiones acerca del pase sanitario y ambos resaltan la respuesta social que ha llevado a batir récords de vacunación diaria: casi 20.000 ayer y, de ese total, más de 12.000 correspondiente a segundas dosis. Jaldo resalta que la gran respuesta social fue producto de la medida adoptada. Chahla retruca que, si no se vacuna todo el mundo, la pandemia seguirá dando vuelta.

Entre lágrimas, Chahla -que luce el mismo delantal con su identificación que usó en este período pandémico- dice a LA GACETA que se va con la sensación del deber cumplido. Y, durante la entrevista, resalta que la cartera sanitaria quedará en buenas manos, de ese equipo que la acompañó antes, durante y ahora en la pandemia del coronavirus.

-¿Qué siente al dejar la función ejecutiva después de seis años como ministra de Salud Pública de la provincia?

-En realidad siento que han sido 20 años; 14 de ellos en la Maternidad. (Respira profundamente y contesta) Tengo muchas expectativas en mi nuevo rol. Empieza una nueva etapa y creo que puedo aportar toda la experiencia que he recolectado a lo largo de estos años y volcarla en el trabajo que haré en la Cámara de Diputados de la Nación. Voy a prepararme para dar todo de mí y representar a todos los tucumanos. Hoy podría decirle que estoy tranquila, que tengo la sensación del deber cumplido. Es mi percepción interna, esa que me dice que hice todo lo que debía hacer y que, tal vez, podría haber hecho mucho más. Pero debo decir que he terminado todo lo que me he propuesto como metas y cerrar capítulos que me había propuesto realizar.

-Pero todo esto le va a significar un cambio radical, de un rol ejecutivo a una faceta legislativa…

-Y está bueno que sea así. No le tengo miedo a los nuevos desafíos. Qué mejor expectativa de aplicar lo que una ha realizado en la gestión provincial y ejecutarlas en proyectos que, con una mirada parlamentaria, puedan significar soluciones para los tucumanos, en particular, y para todos los argentinos, en general. Además, una debe tener la resiliencia suficiente para poder adecuarse a esta nueva situación. A mí me hubiera resultado más fácil no aceptar candidatura alguna, quedarme en mi lugar de trabajo, cerca de mi casa, con mi familia plenamente, pero acepté el desafío del nuevo rol encomendado por el Frente de Todos que me ungió como cabeza de lista de sus candidatos a diputados nacionales. Es una enorme responsabilidad. La campaña proselitista me ha regalado una de las situaciones más gratificante para cualquier funcionario o político: que la gente nos elija. Ese apoyo se ha transformado en cariño de la gente. Eso es impagable. Eso es muy fuerte para cualquiera. La voluntad que tuvo esa gente para elegirme está muy por encima de mi comodidad de funcionaria.

-¿Está iniciando una carrera política?

-Siempre digo que se cierra una etapa en la vida, pero también se abre otra. No sé lo que me deparará el destino, pero siempre he intentado aprovechar las oportunidades y los desafíos que se pusieron en mi camino. Nunca especulé con nada. Todo lo que hice ha tenido su cuota de sacrificio, de perseverancia y de convicciones. En varias facetas de mi vida no tuve que elegir entre un camino y el otro. Hubo una construcción natural de los hechos desde mi época de estudiante, cuando me recibí y cuando cumplí una función pública. Una traza el camino, lo predetermina y luego lo recorre.

-Pero ese mismo destino la puso en el camino de la política…

-Totalmente. Yo no busqué convertirme en política; la gratitud de la gente fue lo que me inclinó a volcarme a este nuevo rol que también es de servicio, porque no es un puesto personal; soy parte de un proyecto político; de un frente; de una construcción colectiva. Insisto, nunca me propuse hacer carrera política. Podría haber dicho que no cuando, 36 horas antes de la presentación de las listas de candidatos, Manzur me ofreció ser parte de la lista porque, a su criterio, medía bien. Él me visualizó como dirigente cuando estuve en la Maternidad.

-¿Qué expectativas le despierta pertenecer a la Cámara de Diputados?

-Todavía no sé qué despacho ocuparé. Hoy (por ayer) pasé mi primera prueba de fuego cuando me hicieron una entrevista de presentación en el canal Diputados TV. El martes asumiré y luego veremos cómo me integro. Ya manifesté que mi intención es ser parte de las comisiones de Salud, de Tecnología, de Discapacidad, de Niñez y Adolescencia, de Medio Ambiente, de Mujeres y Género o de Adultos Mayores.

-¿Ha fijado alguna prioridad para los proyectos de ley que ha mencionado en la campaña?

-Voy a promover el 82% móvil para el personal de la salud. Estoy convencida de que ese reconocimiento se merece una de las áreas más sensibles de la gestión, más allá de la pandemia. Hay otros sectores que gozan de ese beneficio y creo que es un buen reconocimiento para aquellos que se esfuerzan todos los días para salvar vidas.

-¿Ha llorado en algún momento de la gestión?

-Sí. Esta mañana (de ayer) fue la última vez, cuando la Legislatura me otorgó un reconocimiento por la gestión. Soy la cara visible de un equipo. Y ese reconocimiento es para todos los que me acompañaron. Me acordé que en ese mismo lugar, en febrero de 2020, antes de la pandemia llegara a Tucumán, presenté el primer plan de contingencia. Tantas cosas que han pasado desde entonces. Fue un período de arduas luchas y de esfuerzos colectivos. Pero peor me hizo llorar aquel fin de semana de abril de 2016 cuando tuve que recorrer zonas inundadas en La Madrid y ver cómo la gente se aferraba a los techos de sus viviendas bajo el agua y repartiendo mochilas con medicamentos. Desde entonces ha dejado de gustarme las lluvias. Fue una de las peores cosas que vi en mi vida.

-¿Y cuál fue el mejor momento?

-Cuando recibí el cariño de la gente. No se imagina cuánto vale para mí esa mirada de un niño y de un adulto mayor. Fue cuando pusimos las primeras vacunas. Es el mejor momento de mi gestión. Vi en esos ojos a personas con mucha esperanza, con alegría y con agradecimiento en medio de un momento tan difícil, como es una pandemia.

El reemplazante: Luis Medina Ruiz asoma como el nuevo conductor del área de salud pública

Todo está preparado para que el próximo lunes Luis Medina Ruiz se convierta en el sucesor de Rossana Chahla al frente del Ministerio de Salud Pública. Si bien ni la actual ministra ni el vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo Osvaldo Jaldo han confirmado el recambio, la situación es casi un hecho. En esa orientación, habría un corrimiento natural en la línea de conducción del Sistema Provincial de Salud (Siprosa). La Secretaría Ejecutiva Médica de ese organismo, hasta ahora a cargo de Medina Ruiz, quedaría en manos de Miguel Ferre Contreras que, a su vez, dejaría vacante el cargo de director de Gestión Sanitaria. Para ese lugar, el gobernador interino ha pensando en ocuparlo con una profesional. Este fin de semana se definirá.

RECAMBIO. Luis Medina Ruiz sucedería a Chahla en Salud Pública.

Panel coronavirus Tucumán

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Comentarios