Tres pueblos desconocidos de Córdoba para visitar

La provincia es tan extensa, que alberga centenares de pintorescos poblados que esperan ser descubiertos. Te contamos sobre algunos de ellos que podés aprovechar este verano. Qué hay para hacer. Precios.

02 Dic 2021 Por Nicolás Sánchez Picón
3

PAZ. En El Durazno se puede disfrutar del agua y su playa.

El verano está a la vuelta de la esquina. A medida que el calor sube y nos acercamos a las vacaciones, también suben los precios de los alojamientos. Encontrar un destino que cumpla con las tres “B” (bueno, bonito y barato) se hace cada vez más difícil, pero no es imposible.

Vacaciones, para muchos tucumanos -no pregunten por qué- es casi siempre sinónimo de Córdoba. Carlos Paz, Calamuchita, Capilla del Monte... Los destinos son variados, pero dentro de ese territorio; la provincia tiene una superficie siete veces más grande que Tucumán y, por ende, posee  cientos de lugares listos para ser descubiertos. Por eso, hoy, te compartimos tres pueblos desconocidos para vacacionar en Córdoba este verano.

El Durazno

Hay dos cosas que buscamos al veranear: paz y frescura. Este pequeño paraje, ubicado ocho kilómetros al sur de Villa Yacanto de Calamuchita, tiene ambas. Su paisaje es casi salido de una película: en el pueblo se encuentra el río El Durazno, que se caracteriza por sus frías y cristalinas aguas y que se constituye como una genial opción para un rato de esparcimiento en el agua. Y si todavía buscás más tranquilidad, podés seguir el curso del río hacia el norte y dejarte sorprender por unas encantadores playas.

PAZ. En El Durazno se puede disfrutar del agua y su playa.

Además de pescar (con devolución obligatoria), en esas aguas también podrás nadar sin problema, gracias a las ollas que allí se generan.

Si bien el paraje no posee una estructura turística muy desarrollada, la naturaleza provee al pueblo de espacios al aire libre para entretenerse: sus increíbles bosques de pinos son perfectos para mountain bike, caminatas, cabalgatas, senderismo, avistamiento de aves ¡y hasta safaris fotográficos! Y es que en la zona habitan zorros, comadrejas, armadillos, escuerzos, perdices, patos criollos, halcones peregrinos, pumas, cóndores, entre otros animales.

Una parada obligatoria es la reserva natural Los Cajones, principal atractivo turístico de El Durazno. Visitarla es sumergirte de lleno en un viaje a la profundidad de las Sierras: montaña, bosque y agua, todo en un solo lugar.

El pueblo queda a aproximadamente 650 kilómetros de San Miguel de Tucumán (alrededor de $ 7.500 de nafta). En lo que respecta al hospedaje, pueden conseguirse cabañas desde los $ 3.500 la noche o una posada (con desayuno incluido) a $ 4.800. También se puede optar por hacer noche en Tanti, a 5 kilómetros de El Durazno, con una mayor oferta hotelera.

Unquillo

Si estás pensando en viajar en este verano (apurate y reservá tu alojamiento con Previaje antes del 31 de este mes para viajar en febrero) Unquillo es todo lo que estás buscando. Su carnaval es in-cre-í-ble y no tiene nada que envidiarle al de Gualeguaychú.

Se encuentra a sólo 40 minutos de Córdoba capital y la localidad forma parte del circuito de Sierras Chicas de la provincia. Si sos fanático de la historia, acá la vas a vivir a pleno; recorriendo sus capillas y museos podrás tener un panorama del antiguo pueblo, que en el pasado era elegido por familias adineradas para veranear. De ahí las grandes construcciones que decoran sus tranquilas calles.

En este pintoresco destino también hay lugar para la cultura: además de un museo homenaje a  Lino Enea Spilimberg (reconocido pintor que vivió una década allí), se puede visitar el hogar y atelier de la familia Rivolta, hoy centro cultural; y también la casa Museo y Capilla Buffo.

ÚNICA. En la reserva de Unquillo se esconde la capilla de Buffo.

Volvamos a la fiesta: el carnaval de Unquillo es el más antiguo de Córdoba, se realiza hace 84 años y participan niños y adultos. Sus corsos combinan disfraces, agua y muuuucha espuma. Por supuesto, las murgas y comparsas hacen de lo suyo y le dan ese toque de fiesta que lo hace único.

Si querés desconectarte del pueblo y meterte de lleno en la naturaleza, podés hacerlo ingresando a la Reserva Municipal Quebrada de los Quebrachitos. No se paga entrada y se hace un recorrido autoguiado que permite conocer la flora y fauna autóctona.

Ahora sí, precios: hotel en base doble desde $ 3.500 la noche, una casa de dos habitaciones a $ 4.000 o una habitación en una estancia boutique a $ 6.000. Unquillo se encuentra a 550 kilómetros de San Miguel de Tucumán. En  auto naftero estandar, se gastará alrededor de $ 6.000 en combustible.

San Clemente

No. No es San Clemente del Tuyú. Se trata de una pequeña localidad en Alta Gracia, con más o menos 200 habitantes, que obnubila por su impresionante belleza natural. Se caracteriza por dos cosas: la cría de truchas y la impresionante Quebrada del Condorito, un parque natural que permite avistar la impactante fauna que allí convive. No sólo hay cóndores (de tres metros de envergadura), sino también animales exclusivos de la zona, como el lagarto de achala, el sapito de achala o el zorro colorado.

VERANO. San Clemente es perfecto para relajarse y pescar.

Ahora bien, si te gusta la aventura, te encantará acercarte al Arroyo las Tazanas o recorrer las elevaciones de la ciudad a través de sus senderos con una buena caminata o paseos a caballo o en bici. Andando sus caminos, también podés ser testigo de vestigios de casas que fueron de las comunidades sanavirones y comechingones.

En San Clemente, una cabaña para hasta 5 personas cuesta alrededor de $ 5.000 la noche. Además, hay  una hostería, un camping y otros hospedajes como una estancia o un complejo con cabañas. La ciudad se encuentra a 600 kilómetros de Tucumán, lo que representa un aproximado de $ 6.700 de nafta.

Comentarios