Claves para enfrentar el último mes del año sin estresarte en el intento

Asistir a reuniones sociales, organizar las fiestas o planificar las vacaciones son algunas de las situaciones que deben afrontar miles de personas. ¿Cómo sobrellevarlo?

01 Dic 2021
2

ÚLTIMO MES DEL AÑO. Cómo enfrentar los desafíos que representa diciembre. FOTO TOMADA DE HOLA / ILUSTRATIVA

Comenzó diciembre. El último mes del año suele venir acompañado de cambios que pueden provocar situaciones de estrés. Los compromisos familiares y sociales propios de la época, las celebraciones, la compra de regalos, entre otros, suelen convertirse en un dolor de cabeza para muchos. ¿Cómo enfrentarse a estos desafíos?

"Esta etapa del año implica una mezcla de emociones positivas y negativas para las personas. Alegría, esperanza, frustración por las metas no concretadas, entre otras; son algunas de las sensaciones que se experimentan. Es decir, una suma de factores disparadores que propician situaciones de estrés", afirma la psicóloga Cecilia Belén Benito.

La profesional advierte que muchas personas, en especial durante esta época, suelen no prestar atención a sus emociones lo cual tiene un impacto directo en la salud física.  "Podemos ocultar lo que sentimos, pero no los síntomas que se presentan en nuestro cuerpo, como alteraciones gastrointestinales, contracturas, cefaleas, trastornos en el sueño, dolores musculares, fatiga o trastornos en la alimentación", explica.

En tanto, la psicóloga Mariana Aguirre coincide con Benito y añade que el estrés  es una reacción fisiológica, cognitiva y emocional adaptativa normal que todos los seres humanos experimentan frente a un cambio de contexto.

"Todos necesitamos, de alguna forma, estresarnos o tener un poco de ansiedad para enfrentar retos, desafíos, metas u objetivos. El problema se genera cuando el estrés se convierte en crónico", aclara.

Lograr que diciembre no sea un mes caótico va a depender en gran medida de cómo se lo encara. Ser conscientes de los límites y capacidades es clave para no caer en situaciones que puedan desembocar en crisis.

"Es importante tomar el control, escucharnos, sentirnos, permitirnos comprender qué es lo que está sucediendo y darle valor a nuestra persona, a lo que queremos y no simplemente responder a las exigencias o demandas del entorno", recomienda Benito.

Imagen Ilustrativa.

Aguirre aconseja tener expectativas realistas sobre qué puedo tratar y qué metas y objetivos puedo lograr y añade la necesidad de llevar una rutina saludable. "Cultivar tus hobbies, desconectarse del trabajo los fines de semana, o en los horarios en los que consideres apropiado y realiza actividades que te agraden y encuentren reconfortantes", precisa.

Claves para tener en cuenta

Por último, Benito marca una serie de pautas para prevenir y finalizar este mes de la mejor manera:

- Planificar: establecer objetivos y prioridades, es importante diferenciar entre lo necesario y lo opcional.

- Aprender a decir no: es común hacerse cargo de situaciones que sobrepasan nuestros límites y no se cuenta con el tiempo ni la energía necesaria, por lo que se llega a una sobreexigencia tanto física como mental por el simple hecho de no querer fallarle a los demás. Es importante delegar tareas y responsabilidades.

- Pedir ayuda: si sientes que te encuentras desbordado, abatido habla con amigos, compañeros o busca la ayuda de un profesional de salud mental.

- Técnicas de relajación: permiten recibir y analizar lo que sucedió en el día, las emociones, sentimientos, significa darnos unos minutos antes de sentirse abrumados por la rutina y de esa manera evitar la sensación de pánico o ansiedad.

Producción periodística de Nicolás Córdoba

Comentarios