José Luis Espert: “hay que pagar al FMI, pero no con una suba de impuestos: es hora de que echen ‘ñoquis’” - LA GACETA Tucumán

José Luis Espert: “hay que pagar al FMI, pero no con una suba de impuestos: es hora de que echen ‘ñoquis’”

El diputado electo defendió la constitucionalidad de su plataforma, y dijo que esta es la única solución para sacar al país del destino de pobreza y hambre.

22 Nov 2021 varios autores
1

DIPUTADO NACIONAL ELECTO POR LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. El economista José Luis Espert, líder de los liberales nucleados en Avanza Libertad.

Mientras viaja a su próxima escala, José Luis Espert se conecta al Zoom de LA GACETA, y ofrece al podcast “El diario del lunes” un resumen de su desempeño en las elecciones del 14 de noviembre. Además, reivindica la validez jurídica de sus propuestas y anuncia cuáles son los límites que determinarán sus movimientos en los próximos dos años. El economista y diputado electo afirma que avalará un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) siempre y cuando este implique una reducción del gasto público. “Hay que pagar al FMI, pero no con una suba de impuestos: es hora de que echen a los ‘ñoquis’ que existen a patadas en el Estado nacional, provincial y municipal”, afirma.

Espert está exultante y no lo oculta. “Siento una enorme felicidad, aunque tengo los pies sobre la tierra. Hemos logrado los mejores resultados para el liberalismo en la provincia de Buenos Aires desde la vuelta de la democracia. Hemos hecho historia”, sintetiza. Y a continuación detalla los pormenores de su cosecha: “hemos colocado tres diputados en el Congreso de la Nación; tres diputados provinciales y por lo menos una docena de miembros de concejos deliberantes. Hemos multiplicado por seis la cantidad de votos que conseguimos respecto de 2019. Hemos multiplicado por dos la cantidad de votos recibidos en las primarias. Y yo terminé siendo el candidato liberal más votado de la Argentina”.

El líder de Avanza Libertad considera que las ideas que promueve son las del sentido común: “estoy muy feliz de que hayan sido votadas en un distrito en el que están los barones del Conurbano y en el que la miseria es gigantesca”. ¿Qué pasó para que el 7,5% del electorado sufragara a favor de esta oferta? Espert conjetura que la población quiere salirse de la dicotomía “kirchnerismo-antikirchnerismo”: “diría que la gente se empieza a avivar de a poco de que la grieta es una trampa cazabobos que no te saca del lugar de miseria en el que te colocó. Tanto Juntos como el Frente de Todos son parte del problema, no de la solución”.

La plataforma de Avanza Libertad se presenta como la alternativa, pero durante la campaña hubo quienes formularon dudas sobre su viabilidad institucional. Espert asegura que el programa es absolutamente constitucional: “en todo caso, proponemos que haya una mayor reglamentación, por ejemplo, del derecho de huelga. Si la negociación colectiva es completamente descentralizada, no hay ningún motivo para una huelga general que es lo que nosotros pretendemos prohibir por ley. La plataforma que defendemos es constitucional en primer lugar porque nuestro inspirador es Juan Bautitsta Alberdi, el redactor en los hechos de la Constitución inicial que hizo grande a la Argentina”.

Espert niega que su programa sea una expresión de deseos e invita a descargarlo del sitio avanzalibertad.com: “son los proyectos de ley que nosotros presentaremos y empujaremos en el Congreso. Obviamente que también discutiremos las iniciativas de otras bancadas, pero aquí la elección es fácil. ¿Queremos terminar muriéndonos de hambre o no?”.

Según el economista, si la Argentina no se pone a tono con los países donde la gente vive bien, va a terminar peor de lo que está. El diputado electo sostiene que su espacio sólo quiere eso y que se limitó a copiar los modelos prósperos. “La Argentina hace medio siglo no tenía pobreza y hoy la mitad está en esa situación, sólo por nombrar una de las plagas que nos dejaron aquellos que dicen que lo único posible es lo que ellos hacen. Nosotros proponemos un cambio total de la Argentina porque nada funciona bien. No funciona la Justicia laboral ni la ley penal; se vota aún con una infame boleta sábana que violenta el derecho ciudadano a expresarse; la situación fiscal es horrenda, pese a la enorme cantidad de impuestos que paga la gente; la Argentina se vincula mal con el mundo...”, enumera. Y reitera que la elección es fácil. “¿Queremos seguir en la decadencia o la queremos cortar?”, interroga.

Aunque cuestiona a Juntos por el Cambio tanto como al Frente de Todos, Espert dice que está dispuesto a considerar una sociedad para el próximo turno electoral, pero que lo primero es trabajar en la Cámara Baja. “Pasó el tiempo para hacer alianzas. Como líder de Avanza Libertad me voy a concentrar en la agenda que tengo que desarrollar. No estamos pensando en el 2023. Veremos qué escenario se da y qué quieren hacer los demás, y, si hay coincidencias en la idea de cambiar el país, lo analizaremos, pero por lo menos yo no tengo definido ex ante ningún acuerdo con nadie hasta tanto no conozcamos con mucha certeza qué es lo que se pretende hacer”, anticipa. Y añade que para él “tiene poco sentido repetir experiencias fracasadas antiperonistas” como la Alianza de 1999 o Cambiemos de 2015. “Si hay una nueva alianza para cambiar el país y si se cree que el kirchnerismo es lo peor que nos pasó, como yo lo creo, entonces tenemos que asociarnos, pero con un programa muy concreto de reformas que la gente vote”, propone (en la última emisión del programa que conduce Juana Viale, Espert comentó que podía llegar a ser ministro de Economía del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, si este le daba libertad política total).

El eventual acuerdo con el FMI será uno de los temas que el bloque de Avanza Libertad deberá analizar y votar en la Cámara de Diputados. El economista está a favor de honrar las obligaciones: manifiesta que, por lógica, si alguien se endeuda y pide plata prestada, tiene que devolverla. “Si usted recibe un préstamo de un amigo y no lo paga, el amigo va a cortarle el rostro. Si el almacén de la esquina le fía y usted no paga, el almacén cierra la cuenta. Las deudas se pagan”, explica.

Espert considera que fallarle al FMI equivale a “romper con el mundo que apoyó al país cuando pidió ayuda”. “Si hacemos eso, tendremos que irnos a otro planeta donde no hay oxígeno, como Marte”, ironiza. Pero precisa que su actitud “pro-acuerdo” no implica aceptar cualquier condición. “Es importante ver los términos. Existe un tema crítico para nosotros que es que no puede haber suba de impuestos porque la gente ya no da más. Si la negociación con el FMI incluye esta cláusula, no lo apoyaremos: no levantaremos la mano para eso”, dice. Espert asegura que ha llegado la hora de que descienda el gasto público: “echen a los ‘ñoquis’ que hay a patadas en el Estado nacional, provincial y municipal. No veo por qué los políticos funden a empresas y a comerciantes cada vez que suben los impuestos, y no pueden echar al ‘ñoqui’ que le está robando el dinero al buen empleado público y al contribuyente. Hay que eliminar la enorme cantidad de superestructuras superpuestas varias veces en los diferentes niveles del Estado. Se requiere una ingeniería importante, sí, es cierto, pero en esto se va la salud de la Nación”.

El liberal más votado

El economista y diputado nacional electo José Luis Espert protagoniza el último episodio de “El diario del lunes”. El nuevo capítulo del podcast de análisis de los comicios está disponible desde hoy en las plataformas digitales de LA GACETA.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Elecciones Generales 2021

Todo lo que tenés que saber en estas elecciones Ver más noticias

Comentarios