Caso Tacacho: se requieren seis votos para que Pisa sea destituido - LA GACETA Tucumán

Caso Tacacho: se requieren seis votos para que Pisa sea destituido

A las 9 comenzará la audiencia para definir el futuro del magistrado, acusado de haber incumplido los deberes a su cargo.

18 Nov 2021 Por Martín Soto
1

DENUNCIANTES. Las militantes feministas Sánchez y Ortiz impulsaron la denuncia contra el magistrado. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

Hoy se definirá la suerte de Juan Francisco Pisa. Exactamente 84 días después de iniciado el proceso de destitución, el juez de Instrucción Penal Conclusional I conocerá si es expulsado de la Justicia por haber absuelto a Mauricio Parada Parejas en 2017, en una causa por desobediencia judicial que inició Paola Tacacho, o si el Jury lo exime de las acusaciones en su contra y le permite acceder a una jubilación como magistrado.

La audiencia se llevará a cabo desde las 9, en el Salón de la Memoria de la Cámara, y será transmitida en vivo a través del canal de YouTube de la Honorable Legislatura Tucumán. Hasta anoche no estaba confirmado si el magistrado iba a asistir para escuchar el fallo del Jurado de Enjuiciamiento que preside Daniel Posse, vocal de la Corte Suprema. En tanto que Mariela Tacacho, mamá de Paola, convocó a una concentración desde las 8.30.

La comisión de Juicio Político, que encabeza Raúl Ferrazzano (PJ), acusa a Pisa de haber cometido tres delitos: incumplimiento de los deberes a su cargo, por vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva; falta de cumplimiento de los deberes a su cargo, por no observar las condiciones de vulnerabilidad de Tacacho; y falta de cumplimiento de los deberes a su cargo, al no abordar con perspectiva de género el tratamiento de la causa. Estas denuncias fueron impulsadas por las militantes feministas María Belén Ortiz y Laura Sánchez.

Culpable o absuelto

El artículo 36 de la ley que regula el proceso de juicio político (8.734) precisa que la votación será nominal sobre cada cargo, y que el presidente del Jury le preguntará a cada uno de los ocho miembros si el acusado es “culpable o no culpable” del delito por el que se lo acusa. Para la destitución se requieren los dos tercios de los votos del tribunal.

Fuentes calificadas del proceso explicaron a LA GACETA que se necesitan seis votos condenatorios en cualquiera de las acusaciones para la destitución del magistrado. Caso contrario, la norma fija que “si de la votación resultare que no hay número suficiente para condenar al acusado, se lo declarará absuelto” (artículo 37).

Además de Posse, integran el Jury: el fiscal de Estado, Federico Nazur, como representante del Ejecutivo; Esteban Jerez, en representación de los abogados matriculados de Tucumán; y los legisladores Javier Morof (PJ), Dante Loza (PJ), Daniel Herrera (PJ), Sara Alperovich (Hacemos Tucumán) y Walter Berarducci (PJS).

Los argumentos

Durante los alegatos, la comisión acusadora puso énfasis en que Pisa careció de perspectiva de género durante la causa. “Cada vez que Pisa defendía su accionar probaba la afectación del derecho de Paola a acceder a la Justicia en busca de una tutela judicial efectiva. Cada vez que la defensa insistía en que en la causa la víctima era la administración pública desconocía su vulnerabilidad y su derecho a obtener una tutela diferenciada. Cuando la defensa sugería que entre Paola y su femicida había un vínculo que excedía al manifestado por la propia víctima en sus denuncias, evidenciaba la total ausencia de perspectiva de género del acusado”, expuso Ferrazzano.

La defensa del magistrado, integrada por los letrados Ernesto Baaclini y Camilo Atim Antoni, pidió la absolución de su cliente y afirmó que la comisión de Juicio Político no pudo probar ninguno de los cargos formulados en su contra. “Se declamó, pero no se probó”, dijo Baaclini. Y, de manera reiterada, insistió con que la víctima de la causa en la que intervino Pisa por desobediencia judicial era la administración de justicia, no Tacacho.

Los defensores consideraron también que Pisa está siendo juzgado por acusaciones que ya habían sido archivadas por el comité legislativo, en febrero. “Hay contradicción al principio de que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo hecho”, reclamaron. Remarcaron, a su vez, que el juez actuó en base a las pruebas que recolectó el Ministerio Público Fiscal. Por último, subrayaron que pasaron más de tres años de la resolución y que dicha oficina judicial no hizo ningún tipo de apelación al fallo de Pisa.

Entre noviembre de 2015 y mayo de 2020, Paola realizó 15 denuncias penales contra Parada Parejas, un ex alumno que la acosó y la amenazó. El 30 de octubre de 2020, fue asesinada por ese hombre en la vía pública.

Preguntas del caso

¿Por qué se enjuició a Pisa? Es cuestionado por haber absuelto en 2017 a Parada Parejas en una causa por desobediencia judicial.

¿De qué se lo acusa? De haber incumplido los deberes a su cargo y de no haber abordado la causa con perspectiva de género.

¿Qué argumenta la defensa? Que el juez actuó conforme a derecho y que la víctima por desobediencia es la administración pública.

¿Qué rol tiene el Jury? Definirá hoy si el juez cometió o no uno o más de los tres delitos por los que se impulsa su destitución.

¿Cómo será la votación? Cada uno de los ocho miembros dirá si Pisa es culpable o no. Se requieren dos tercios en contra para echarlo.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios