“La música es todo, es lo que más me hace emocionar” - LA GACETA Tucumán

“La música es todo, es lo que más me hace emocionar”

El tenor tucumano será solista en la Misa Criolla, que se interpretará hoy en el CCK. Un master en Nueva York determinó el abandono de la abogacía.

10 Nov 2021 Por Roberto Espinosa
1

DESAFÍO. Gonzalo Llanes Mena protagonizará la Misa Criolla, el clásico de Ariel Ramirez con ritmos folclóricos.

“Santo, santo, santo, Señor Dios del universo, llenos están los cielos y la tierra de tu gloria. Hosanna en las alturas, bendito el que viene en el nombre del Señor…” La voz de un tenor tucumano latirá en el corazón del Centro Cultural Kirchner, cuando el Coro Polifónico Nacional, dirigido por Antonio Domenighini, interprete la Misa Criolla, de Ariel Ramírez, esta noche a las 20. El concierto será presencial y se realiza como parte de las celebraciones del Día de la Tradición. “El Coro estuvo 19 meses sin cantar en vivo; hicimos grabaciones caseras, pero esta es la vuelta oficial y gané la audición para ser solista. En la primera parte, se van a hacer las Indianas, de Carlos Guastavino y en la segunda parte, la Misa Criolla, de Ramírez, donde seré solista, hay un conjunto instrumental con músicos de la Orquesta Juan de Dios Filiberto”, dice Gonzalo Llanes Mena, cantante, oboísta y abogado, nacido en esta ciudad en 1988. Entre los 94 integrantes del conjunto coral, también se encuentra la comprovinciana Paula Mena.

- ¿Por qué dejaste la abogacía para dedicarte a la música?

- Hice un master en la Manhattan School Music, volví y me metí en la Universidad Nacional de las Artes, donde arranqué con dirección coral y hace poquito me recibí. Audicioné entonces para el Coro Polifónico y estoy ahí desde hace cuatro años. Fue volver al país haciendo música, dejé la abogacía: ejercí dos años en Tucumán, pero desde que me fui a Estados Unidos, nunca más volví al derecho.

- ¿Qué aprendiste en Nueva York?

- Fue muy enriquecedor musical y personalmente porque los 25 primeros años de mi vida los viví en Tucumán, dos años en Buenos Aires y luego pasar a Nueva York, fue un cambio brusco, sobre todo porque me encontré con mucha gente de distintos países. Musicalmente, fue una explosión de cosas: todo el tiempo audicionando, ensayos, exámenes... Uno de los maestros que me influyó fue Kent Tritle, organista de la Filarmónica de Nueva York y uno de los grandes directores corales de Estados Unidos; nos enseñó las técnicas de ensayo que son muy importantes para hacer efectivo y organizar hasta el extremo el último minuto del ensayo, no perder el tiempo, También fue importante mi profesor de canto, James Morris, un bajo barítono que canta como tenor. Todos los días aprendía algo nuevo y en la reflexión, aprendí a avanzar como músico y persona. La posibilidad de haber hecho esa experiencia, creo que uno crece sí o sí. Soy de los que cree que siempre se aprende de algo, nunca pierdo, gano o aprendo, como decía Nelson Mandela.

- ¿Habías cantado antes la Misa Criolla? ¿Qué es lo que más te gusta de ella?

- Fue la primera misa que canté; después vinieron otras, desde Palestrina hasta Dvorak. La canté en el Virla en 2002, estaba en el secundario y la cantamos con mis hermanos, la dirigió Raúl Dip al frente del coro del colegio Boisdron. Me trae muchísimos recuerdos de esa época y de cantarla en casa con mi familia porque cantamos todos. Me gusta entera: tiene ritmos variados, el arreglo del padre Segade es muy lindo y las melodías son preciosas.

 - ¿Qué representa la música en tu vida?

- Es difícil explicarlo en palabras, pero la música es todo, es lo que más me hace emocionar, pocas cosas me hacen llorar y la música es una de ellas. Vivo de la música. Todos los días me pongo un desafío nuevo, pero básicamente seguir en la música porque es lo que me da paz y me hace feliz. Aún no tengo claro el lugar o el repertorio porque todo me gusta, puedo cantar una vidala, una misa o una ópera y lo disfruto por igual y no tanto sobre el escenario, sino cantar, disfruto mucho en los ensayos.

Programa
Una presentación para destacar

El Coro Polifónico Nacional depende de la Dirección Nacional de Organismos Estables del Ministerio de Cultura de la Nación. En el concierto que brindará en el CCK, aparte del tenor Gonzalo Llanes Mena, serán solistas en instrumentos Claudio Santoro (piano), Julián Goldman (charango), Matías Tozzola (guitarra), Gabriel Said (percusión) y Pablo Motta (contrabajo). Abrirá la presentación las Indianas (seis canciones para coro a cuatro voces y piano con poesías de Arturo Vázquez, Isaac Aizenberg, León Benarós y Juan Ferreyra Basso); seguida de “Tierra linda”, ambas de Carlos Guastavino; y con la Misa Criolla de cierre, con su recorrido por distintos ritmos populares argentinos.

Comentarios