Afganistán: un atentado en una mezquita chiíta deja más de 30 muertos - LA GACETA Tucumán

Afganistán: un atentado en una mezquita chiíta deja más de 30 muertos

La explosión, durante el rezo musulmán, sacudió un templo en la ciudad sureña de Kandahar. Confirmaron que se trató de un ataque suicida, llevado a cabo por cuatro personas.

16 Oct 2021
1

MASACRES. Es el segundo atentado con decenas de muertos en dos semanas, el anterior fue en Kunduz.

KABUL, Afganistán.- Una explosión sacudió una mezquita chiita en la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, en el día en que los musulmanes se congregan para rezar.

Más de 30 personas murieron y medio centenar resultaron heridas en el ataque, que el nuevo gobierno talibán confirmó como un atentado suicida.

“Hay 35 cadáveres y 68 heridos que fueron trasladados al Hospital Mirwais”, consignaron fuentes médicas del hospital central de la ciudad sureña.

La explosión en esta mezquita del centro de la ciudad se produjo durante la oración del mediodía del viernes, el día de descanso de la semana para los musulmanes.

Es el segundo viernes consecutivo en el que atentan contra un lugar de culto y dan muerte a decenas de fieles del credo chiíta, minoritario en Afganistán.

El viernes de la semana pasada, el ataque contra una mezquita en la ciudad de Kunduz dejó al menos al menos 43 muertos y 140 heridos, informaron fuentes oficiales del gobierno talibán, aunque estimaciones de organizaciones de salud elevaron esa cifra considerablemente.

El grupo terrorista Estado Islámico-Khorasan (la rama afgana del grupo fundamentalista yihadista Estado Islámico, conocido también como Daesh, o ISIS) se adjudicó ese ataque en Kunduz, horas después, y afirmó haber asesinado o herido a más de 300 personas.

El atentado perpetrado ayer en Kandahar no fue reivindicado de inmediato. Sardar Mohammad Zaidi, imán de la mezquita, dijo que hubo cuatro atacantes, dos de los cuales se volaron en la entrada, lo que permitió a los otros dos acceder al interior, donde detonaron sus explosivos entre unos 3.000 fieles, cuando terminaba la oración del viernes.

Los atentados vienen causando conmoción y terror entre los miembros de la minoría chiíta de Afganistán y ponen en duda la pretensión del movimiento talibán de haber restaurado la seguridad desde que tomó el control del país, en agosto.

“Cuando llegué a la mezquita, vi heridos, cadáveres y gente que había caído encima”, relató Haji Sarwar Hazara, un contratista de construcción local que estuvo en el lugar poco después de la explosión.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo que las fuerzas de seguridad habían recibido la orden de capturar a los autores y llevarlos ante la justicia en virtud de la ley islámica.

Los combatientes musulmanes suníes del Estado Islámico han atacado repetidamente a los chiíes en el pasado. (Reuters)

Comentarios