Manzur, de descanso, pero mirando a Estados Unidos - LA GACETA Tucumán

Manzur, de descanso, pero mirando a Estados Unidos

Mientras espera al presidente de la Nación, el jefe de Gabinete y gobernador en uso de licencia planea un viaje a Nueva York para reforzar las gestiones ante inversores internacionales.

10 Oct 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

La campaña sigue su curso. La Casa Rosada intenta cambiar el humor de una sociedad que, durante las PASO, le dio la espalda. Desde que Juan Manzur se convirtió en jefe de Gabinete de la Nación, la gestión del presidente Alberto Fernández anunció una batería de medidas que tienden a mejorar la percepción del ingreso a los sectores medios y más vulnerables de la sociedad. Sin embargo, hay problemas de fondo, como la deuda que, por estas horas, preocupa al Gobierno nacional. El ministro de Economía, Martín Guzmán, inicia una gira por los Estados Unidos que los propios funcionarios señalan como decisiva para el rumbo económico argentino.

El Gobierno precisa certezas frente a los desequilibrios fiscales y monetarios del país e intenta que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se las brinde durante las charlas que el equipo del titular del Palacio de Hacienda sostendrá con el staff del organismo en Nueva York. Será un paso más hacia el acuerdo para extender el plazo de pago de la deuda cercana a los U$S 45.000 millones contraída en tiempos de Mauricio Macri. Pero Guzmán tiene otra misión, más imperiosa que el acuerdo con el Fondo: captar la atención de los inversores internacionales para que, en el menor plazo posible, inyecten dólares a una economía caracterizada por las restricciones cambiarias. En este esquema de negociaciones entrará a jugar Manzur. Sus contactos en el mercado externo contribuirán a abrir algunas puertas para que la gira por los Estados Unidos resulte promisoria. Es probable que el médico sanitarista tucumano deba emprender vuelo a mitad de semana para que el mismo jueves inicie los contactos personales con los inversores en Nueva York. El viaje es prácticamente un hecho. Se lo encomendó el propio Presidente.

A estas alturas de los acontecimientos, las elecciones del 14 de noviembre juegan un rol secundario, aunque la Rosada no ha perdido de vista su objetivo: obtener la mayor cantidad de bancas posibles y mejorar la perfomance de las PASO del 12 de septiembre pasado. Las presiones sobre las reservas internacionales netas del Banco Central son cada vez más fuertes y, por esa razón, el Gobierno le ha dado una vuelta de tuerca a los cepos en las operaciones con la divisa estadounidense. La llegada de más dólares bajaría la incertidumbre política y económica poselectoral.

Manzur, mientras tanto, descansa en su residencia de Yerba Buena, en compañía de su familia. Hoy también tendrá la misma rutina, pero con el clásico asado de domingo. Mañana, en el aeropuerto Benjamín Matienzo, esperará la llegada (cerca de las 10,30) del presidente de la Nación, que vendrá a Tucumán junto con los ministros Eduardo “Wado” de Pedro (Interior); Aníbal Fernández (Seguridad); Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Juan Zabaleta (Desarrollo Social). Todos ellos partirán, en helicópteros, hacia el interior provincial para inaugurar emprendimientos productivos en Simoca y en La Cocha, y visitar Aguilares, donde se radicará una sede del Escuadrón de Gendarmería. La gira por Tucumán se cerrará a las 15 en el Hipódromo en un acto que será el lanzamiento de la campaña del Frente de Todos rumbo a las elecciones del 14 de noviembre. Tras ese mitin político, las autoridades nacionales emprenderán el retorno a Buenos Aires. Luego del fin de semana largo, Manzur tendrá que definir si se sube al avión que lo puede trasladar hacia los Estados Unidos. Las probabilidades son elevadas. El acto del domingo por el Día de la Lealtad sigue en pie; no se sabe si asistirá, como tampoco si se hará en el estadio de San Lorenzo o en el de Arsenal de Sarandí.

Comentarios