Una falange y una vértebra incorruptas: la emotiva recepción a las reliquias del beato Esquiú

Una multitud celebró la beatificación del fraile, en Catamarca.

LAS RELIQUIAS DEL BEATO. Foto de Magena Valentié / LA GACETA LAS RELIQUIAS DEL BEATO. Foto de Magena Valentié / LA GACETA

Una multitud se concentró en el kartódromo de Payahuaico, Catamarca, donde recibió con fervor las reliquias del fray Mamerto Esquiú, beatificado esta mañana tras un decreto del papa Francisco.

El emotivo encuentro tuvo lugar a tres kilómetros de Piedra Blanca, donde se realizó la ceremonia oficiada por el cardenal Luis Villalba.

Una falange y una vértebra incorruptas son las reliquias de Esquiú que se exhibieron en un cofre durante la misa de beatificación, y que participaron de la caravana que llegó al kartódromo.

La multitud también llevaba la imagen del flamante beato, que quedará expuesta en la iglesia de Piedra Blanca para la veneración de los fieles. Además, transportaba la imagen del Señor del Milagro.

Temas Catamarca
Tamaño texto
Comentarios