Sólo en el discurso público, Manzur evitará la confrontación interna con Jaldo - LA GACETA Tucumán

Sólo en el discurso público, Manzur evitará la confrontación interna con Jaldo

Mientras el gobernador participaba de una sesión de fotos con sus postulantes, el vice encabezó un acto en el Aeroclub de Yerba Buena.

30 Jul 2021 Por Marcelo Aguaysol
2

EN YERBA BUENA. Jaldo y sus principales colaboradores participaron de un acto político en el Aeroclub. [email protected]

Tan sólo tres kilómetros separaron ayer a Juan Manzur y Osvaldo Jaldo en pleno proceso de campaña preelectoral. Al promediar la tarde, el gobernador convocó a los precandidatos a diputados y a senadores de la lista Lealtad Peronista para que participaran de la tradicional sesión de fotos que se desarrolló en su residencia privada, en presencia de un grupo de consultores de Buenos Aires que habitualmente lo acompañan en cada elección. Las postales iban a servir para ilustrar la boleta que este espacio llevará en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Manzur aparecerá en la nómina de precandidatos a senadores (será suplente), apoyando su mano izquierda en el hombro del actual diputado Pablo Yedlin, cabeza de lista, y en compañía de la legisladora Sandra Mendoza. En la otra parte de la boleta aparecen la ministra de Salud Rossana Chahla y el subsecretario de Relaciones Institucionales, el camporista Oscar Alejandro Melo.

Muy cerca de la residencia de Manzur, en el Aeroclub de Tucumán, el vicegobernador encabezó otro acto político, en el que una vez más rechazó la posibilidad de reforma constitucional para permitir reelecciones. “Conmovidos bajo este imponente marco, junto al equipo de Todos por Tucumán presentamos a los yerbabuenenses nuestro proyecto, con el que estamos convencidos de ir hacia un mejor futuro para nuestra provincia”, tuiteó el presidente de la Legislatura y cabeza de lista de precandidato a diputados.

En sus cuentas oficiales en las redes sociales tanto Jaldo como Manzur pasan lista de los dirigentes presentes, como una manera de demostrar la fortaleza de sus equipos de trabajo y las adhesiones de distintos sectores.

En cada acto, Jaldo viene confrontando con la Casa de Gobierno con discursos que preanuncian que esta puja electoral es la antesala de 2023, un año en el que intentará suceder a Manzur. “Quienes están en la Casa de Gobierno comenzaron a ser parte del pasado de la provincia de Tucumán. No le tenemos miedo a nada ni a nadie”, dijo el titular de la Cámara durante el acto del miércoles en Monteros. Y fue más allá, al denunciar aprietes contra dirigentes y señalar que varios de los funcionarios manzuristas son ajenos al PJ. “No sienten al peronismo porque no son peronistas. No salen de la oficina de capital y no conocen el interior”, arengó.

EN TAFÍ VIEJO. El miércoles, Manzur fue al club Mitre. Ayer recibió a los precandidatos en su residencia privada.

Manzur, en tanto, señala que no quiere confrontar con el jaldismo desde el discurso público. Sin embargo, en cada encuentro con dirigentes como el de anoche, con los referentes de Yerba Buena, en la casa de Ricardo “Turco” Salomón, el gobernador ha marcado ciertas diferencias contra sus contendientes. “Todos los precandidatos nuestros que lleguen van a asumir su banca por decisión del voto popular. Ninguno va a ser testimonial”, remarcó el titular del Ejecutivo. La cena del manzurismo fue a modo de balance del acto que, hace algunos días, se organizó en el Club Aconquija de Yerba Buena. También constituyó como una tácita respuesta al mitin jaldista del aeroclub. Los manzuristas puntualizan que, más que confrontar contra el jaldismo, se diferenciarán de Juntos por el Cambio, independientemente de las internas. Los ejes de la campaña girarán en torno a lo realizado durante la pandemia y al plan de contingencia sanitario con el que se afronta la pandemia de la Covid-19. Por esa razón, la aparición de Chahla y de Yedlin serán fundamentales para explicarle al electorado qué proyectos pueden contribuir para potenciar las acciones sanitarias durante la nueva normalidad.

Interrogantes

De un lado y del otro del Frente de Todos una pregunta todavía no encuentra respuesta: ¿qué pasará el día después de las internas del 12 de septiembre?

La confianza en el triunfo es la misma tanto en el manzurismo como en el jaldismo. Apunta a la clásica definición peronista que señala que aquel que gana conduce y el que pierde acompaña. Y surge otra cuestión no menor: el derecho que puede reclamar el vencedor de la contienda electoral para nominar la fórmula gubernamental que el Frente de Todos puede presentar en 2023. Antes, ambos espacios deberán cumplir el compromiso asumido con Buenos Aires: conservar las bancas en juego y, de ser posible, sumar otras.

Comentarios