Rugby: tucumanos de América - LA GACETA Tucumán

Rugby: tucumanos de América

La edición 2021 de la SLAR se completó sin incidencias y dejó muchos aspectos a destacar. Los jugadores de la provincia cumplieron roles destacados en sus equipos.

18 May 2021

La Superliga Americana 2021 llegó a su fin, y eso solo ya es un éxito en sí mismo, considerando que la edición 2020 (la primera de su historia) apenas duró dos fechas antes de ser cancelada por la pandemia. El ambicioso proyecto pensado para potenciar el rugby sudamericano le ofreció un techo a Jaguares tras su abrupta salida del Súper Rugby, y aunque el título de la franquicia argentina haya estado cantado desde el principio, hubo muchos aspectos para resaltar de esta experiencia.

“Lo más importante es que se pudo jugar. No tuvimos ningún caso de contagio a lo largo del torneo. Eso habla del compromiso que asumieron todos para que esto fuera posible. Hay que destacar el esfuerzo que hicieron todos para respetar la burbuja, un sistema nuevo y difícil, que implicó meses sin salir del hotel salvo para entrenar o jugar”, resaltó Daniel Hourcade, uno de los arquitectos de la SLAR.

Fue además una buena experiencia para los varios tucumanos involucrados en las diferentes franquicias: Tomás Albornoz (Jaguares), Máximo Ledesma y Mariano Muntaner (Olimpia Lions, de Paraguay), Ignacio Albornoz y Santiago Portillo (Selknam, de Chile), Gonzalo García, Tomás García y Santiago Resino (Cafeteros Pro, de Colombia).

“Partido a partido, los equipos fueron creciendo. Lo de este año será muy bueno para el año que viene”, anticipó “Tomy” Albornoz, goleador de Jaguares (100 puntos) y uno de los 67 preseleccionados en la lista de Los Pumas 2021. “Lo tomo como un desafío. Saber que te tienen en cuenta es muy lindo y te motiva”, comentó el de Tucumán Rugby, quien al igual que en 2020 debió enfrentar a su hermano Ignacio. “El año pasado fue en Ceibos-Selknam. Estábamos acostumbrados a jugar juntos, pero se disfrutó igual. Espero volver a jugar con él, o si lo tengo en contra, de tener revancha, jaja”, resaltó “Nacho”, que volvió a vestir la camiseta del equipo chileno. “Si bien Jaguares demostró ser superior, creo que al resto sólo le falta más experiencia y rodaje”, analizó.

La franquicia trasandina también contó con la potencia de Portillo. “Es un grupo que apunta los cañones a la qualy del Mundial. Al principio había decidido no jugar la SLAR, pero este me pareció un proyecto ambicioso del que quise ser parte. Y aunque soy un jugador joven todavía, me tocó ponerme al frente de jugadores más jóvenes. Me sentí cómodo con ese rol de liderazgo, que había madurado en el club y en los seleccionados, pero que recién con esta experiencia descubrí que lo tenía. Me fui feliz porque siento que hice un buen trabajo en el manejo del pack y también en el line. El porcentaje de obtención ahí subió un 10%”, destacó el de Los Tarcos.

“Fue una experiencia tremenda, aprendí un montón. Mejoramos día a día y terminamos jugando muy bien dentro de un torneo muy duro, en el que no se podía regalar nada”, rescató Muntaner, quien junto a Olimpia se dio el gusto de plantarle cara a Jaguares en semifinales. También con la franquicia paraguaya estuvo, nuevamente,

“Machi” Ledesma, clave para conducir y sumar puntos con el pie. “Teníamos un equipo muy fuerte, con forwards que generaban muchos penales y eso nos dio la posibilidad de sumar muchas veces de a tres”, repartió el crédito el 10 de Natación. Para Cafeteros Pro, la franquicia colombiana, fue un debut difícil pero lleno de aprendizaje. “A los chicos de Colombia los vi con muchas ganas de aprender de los argentinos. Espero que esto les sirve para su futuro, sobre todo ahora que se viene la qualy para el Mundial”, comentó Gonzalo García. Para la última parte, Cafeteros se reforzó con Resino, que venía de no poder jugar en Italia. “No jugaba desde antes de la pandemia, así que fue lindo volver a entrar a una cancha. Me sorprendí con la profesionalidad que mostró el equipo a pesar de ser su primer torneo profesional. Desde la logística hasta la forma de entrenarse. Y en sus horas libres, los chicos tenían clases virtuales o estudiaban. Si siguen sumando rodaje, van a crecer mucho, porque se entrenan con mucha dedicación”, destacó el centro, quien pronto se reincorporará a Universitario.

Comentarios