Salas y elencos locales recibieron $ 9 millones del Plan Podestá - LA GACETA Tucumán

Salas y elencos locales recibieron $ 9 millones del Plan Podestá

Datos del informe anual del INT indican que el 4% del total nacional de esa línea de subsidios fue para teatristas tucumanos.

05 May 2021
1

El eje del auxilio del Instituto Nacional de Teatro (INT) el año pasado, con la actividad artística paralizada por el coronavirus (tanto en la representación escénica de obras como en el dictado presencial de clases) estuvo organizado a través del Plan Podestá, nombre tomado de los fundadores del circo criollo pero, a su vez, acrónimo de Preservación Operativa de Elencos, Salas y Teatristas Argentinos.

La síntesis de lo actuado oficialmente fue plasmado en un informe titulado “Asistir para resistir. Un año de desafíos extraordinarios”. “La paralización que debió afrontar la comunidad teatral independiente los afectó directamente en una situación de suma fragilidad y complegidad por las medidas de aislamiento social que impidieron la planificación y desarrollo de la actividad”, se detalla en la introducción del capítulo referido al Plan Podestá.

El informe destaca que, en todo el país, “se otorgaron 3.253 ayudas económicas destinadas a salas, grupos, espectáculos, publicaciones e intervenciones escénicas por un monto de $208.994”. Casi el 65% de ese dinero se distribuyó entre 598 espacios culturales y el 30% entre 2.060 grupos. El resto fue para atender otros proyectos.

En el NOA se distribuyeron desde el INT 584 ayudas económicas, por $28.225.265; de ellas, 129 fueron a 57 salas por más de $17 millones y casi $11 millones se repartieron entre 453 grupos y espectáculos.

Tucumán estuvo a la cabeza regional, ya que los teatristas locales recibieron poco más de $9 millones de lo afectado a esta zona, lo que representa el 32% del aporte segmentado y poco más del 4% del total nacional. De ese global, $6.050.000 fueron distribuidos en 44 auxilios para 16 salas (sin contar subsidios extraordinarios que salieron por otra vía para la adquisición de Puerto Cultural Libertad y de Casa Luján); y $3.018.211 se repartieron entre 116 elencos.

“El NOA trabajó acompañando las medidas del INT y proponiendo otras acciones que sirvieron para sostener lo simbólico, lo intangible, la búsqueda y la poética tan necesarias para la vitalidad de nuestro arte. La ejecución del presupuesto en la reión fue más que satisfactoria y permitió el abordaje de nuevos lenguajes de construcción, comunicación y de poéticas, lo que redundó en acciones colectivas que sirvieron para sostener el entramado”, se resalta en el resumen firmado por el representante regional, el tucumano Roberto Toledo.

Entre los planes desplegados, aparte del Podestá, desde el INT se mencionan la Diplomatura en Escenotecnia (se inscribieron 135 interesados y se diplomaron 82); el Encuentro Regional en Entornos Virtuales; la selección de Micromonólogos LGBTIQ+ y de Dramaturgias del NOA; los concursos de Actividades Performáticas en Entornos Virttuales y de Teatro en Radio, y el ciclo de ensayos abiertos. También figuran las compras y refacciones de salas y su adecuación sanitaria.

Cambio de agenda
El balance de Gustavo Uano

El director ejecutivo del Instituto Nacional de Teatro, Gustavo Uano, no hizo una descripción de lo recibido de manos de Marcelo Allasino en la introducción de su informe. “Nos propusimos reafirmar el compromiso con el trabajo y dar vuelta de página. No partíamos sobre terreno allanado ni mucho menos. En el interín, el mundo cambió intempestivamente su agenda”, resume sobre su primer año al frente de la entidad. El teatrista mendocino describió al INT como “un organismo vigoroso, saludable y activo, en franca recuperación y en evolución constante”, y destacó el trabajo conjunto que se realiza “con un Consejo de Dirección cohesionado y un equipo de representantes provinciales con vocación de servicio”.

Temas

El País
Comentarios