Clausuraron bares y suspendieron partidos de fútbol - LA GACETA Tucumán

Clausuraron bares y suspendieron partidos de fútbol

04 May 2021
1

Durante la noche de sábado en la Unidad Regional Capital se labraron infracciones a un restaurante de calle 25 de Mayo al 700, una pizzería de Mendoza al 300 y un drugstore ubicado en Soldati al 200, que abrió sus puertas a pesar de que fue clausurado por el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) el viernes pasado. Por otra parte, la Unidad Regional Norte clausuró un bar pub de la ciudad de Yerba Buena ubicado en avenida Aconquija al 1.800 que permanecía con las puertas abiertas después de la medianoche y que no contaba con las autorizaciones para la venta de bebidas alcohólicas. También se desactivaron tres partidos de fútbol no autorizados en Yerba Buena. El viernes, personal policial intervino en un partido en el Barrio Procrear en el que había cerca de 50 personas presentes. Todos fueron identificados y se procedió a retener por infracción a la Ley Nacional de Tránsito cuatro motocicletas y un auto. Esa situación se repitió este domingo en las canchas “La Olla” y “El Vivero”, donde se realizaban partidos de la Liga de Veteranos de 32 años de esa ciudad con más de 40 personas presentes en cada uno.

Transportaban carne sin refrigerar

Un fletero circulaba por ruta 304 en una camioneta Ford F-100 cuando un testigo dio aviso a la Policía de que el conductor viajaba con una compuerta abierta y que estaba transportando una res en una caja sin congelador. La Policía de El Chañar interceptó al vehículo denunciado en la misma ruta y le solicitó documentaciones a los tripulantes, que dijeron ser transportistas de carne y que el sistema de refrigeración de la caja no estaba funcionando. Los hombres quedaron demorados por trasladar 13 piezas de media res bajo infracción a la ley de Alimentos y la ley provincial de Carne. La camioneta quedó secuestrada.

Detienen a un hombre por el robo a un concesionario de motos

Atraparon a un hombre que estaba involucrado en el robo a una concesionaria de motos. El hurto se había producido a comienzos de abril, cuando el propietario denunció que una banda había irrumpido en el local de San Lorenzo y San Luis, en la capital, haciendo un boquete en la pared. De allí habían sustraído dinero y elementos de motocicletas. Ayer la División Robos y Hurtos de la Policía, al mando de Miguel Carabajal y Jorge Dib, allanó la casa de algunos sospechosos y detuvo a “Cavenagui”. Además secuestró $ 100.000, U$S 450, elementos para romper paredes, un inhibidor de señales, un lápiz para cortar vidrios y una camioneta Volkswagen Amarok.

Comentarios