Fórmula 1: el desafío de manejar la presión - LA GACETA Tucumán

Fórmula 1: el desafío de manejar la presión

21 Abr 2021 Por Carlos Cazón
1

FUERA DE PISTA. Russell y Bottas se echaron la culpa entre sí por el choque que los dejó fuera en la vuelta 33.

George Russell nació en King ‘s Lynn, Norfolk, Reino Unido, el 15 de febrero de 1998. Tiene 23 años y una carrera digna de laureles dentro del automovilismo. Fue campeón europeo en Karting KF3, en F4 europea, en la GP3 Series y en Fórmula 2. A inicios de 2017, con 18 años, ingresó al programa de jóvenes de Mercedes y en 2018 llegó a piloto de reserva del equipo alemán. Su arribo al mítico equipo Williams de Fórmula 1 fue en 2019. Ese año el auto fue diseñado por Paddy Lowe y se llamó FW 42. Fue uno de los peores monoplazas en la historia de la categoría. En clasificación, Russell y su compañero Robert Kubica, nunca pudieron pasar de la Q3. En carrera terminaban a dos o tres vueltas de los ganadores y la frustración crecía semana a semana. Recién a mitad de temporada, en Alemania, ocurrió un milagro. Aquella carrera de Hockenheim sucedió bajo la lluvia y fue una de las mejores cinco de la última década. El agua y la velocidad del viento provocaron un sinfín de accidentes y trompos que terminaron en un podio impensado: Max Verstappen, Sebastian Vettel y Daniil Kvyat. Los Williams finalizaron P12 y P13 pero una penalidad en los Alfa Romeo les permitió ser P10 y P11. Al que le tocó sumar fue al polaco Kubica. Fue el único punto que consiguió el equipo la temporada. En 2020, Kubica fue reemplazado por el canadiense Nicholas Latifi y el monoplaza vino con mejoras. En la tercera carrera del año, en Hungría, Russell pasó por primera vez Q2 y terminó P12. Lo que la mayoría de los pilotos consideraría una jornada mediocre, para el pequeño George lo fue todo. Fue conmovedor escucharlo festejar cuando el equipo le avisó su posición. En la segunda mitad de la temporada tuvo dos oportunidades de oro para sumar sus primeros puntos. La primera fue en la Emilia Romana cuando estrelló su monoplaza, con un auto de seguridad al frente, ocupando la P10 a 10 vueltas del final y la segunda fue reemplazando a Lewis Hamilton cuando el campeón se contagió de covid. Tuvo un fin de semana excepcional pero un error en boxes, del equipo que nunca se equivoca, lo dejó no solo fuera del podio, sino de los puntos. La imagen del piloto quebrado en llanto al terminar la carrera llevó al director de Mercedes, Toto Wolf, a pedirle disculpas al día siguiente.

Colisión

A finales de la temporada, después de cuatro décadas a cargo, la familia fundadora se despidió del equipo. La venta de Williams fue un suceso importante. Los actuales dueños son un fondo de inversión llamado Dorital Capital. Ellos diseñaron el FW 43B, un auto que definitivamente anda mejor. El domingo Russell estaba haciendo su mejor carrera en Fórmula 1. Había largado en P12 , estaba en P10 y tenía un ritmo competitivo. En la vuelta 32 de 63, aceleró a fondo para pasar a Valtteri Bottas por afuera, cuando ambos corrían a 340 km/h uno al lado del otro, el Williams tocó el césped y se estrelló contra el Mercedes. Los autos quedaron destrozados. George salió del auto muy enojado y fue a increpar a Valtteri. Este le respondió desde adentro con su dedo mayor levantado. Todo fue inusual. La posición de los autos, un Williams pasando un Mercedes y sobre todo el enojo desmedido de George Russell. La frustración es entendible. Parece que alguien le lanzó un hechizo que no lo deja sumar puntos. Deberá trabajar mucho en lo que viene porque además de manejar rápido, la Fórmula 1 se trata de una sola cosa: vencer el miedo a triunfar.

Comentarios