Desconfían en que las medidas oficiales puedan desacelerar la inflación mensual - LA GACETA Tucumán

Desconfían en que las medidas oficiales puedan desacelerar la inflación mensual

La mayoría de los economistas y los bancos de inversión se muestra pesimista respecto del futuro en la región y, en especial, en Argentina.

20 Abr 2021
1

POR LAS GÓNDOLAS. REUTERS

El escenario económico no es el mejor para Argentina, según la mirada de un grupo de analistas. Los especialistas se expresaron en sentido pesimista respecto del futuro de la región, pero muy en especial sobre nuestro país. La mayoría de los Bancos de inversión y las consultoras internacionales no creen que las medidas oficiales tengan éxito en desacelerar la tasa de inflación mensual.

El aumento de la inflación ya no es un riesgo, sino una realidad tangible, sobre todo, en Latinoamérica, según lo advierten los analistas internacionales. Las cifras de marzo prendieron las alarmas para Argentina. Tanto en Wall Street como en la City londinense las expectativas de los analistas no son para nada optimistas.

Los precios

A nivel regional, el aumento de la inflación fue provocado por el alza de los precios mundiales de las materias primas. Pero la evidencia más reciente sugiere que el shock inicial comenzó a extenderse también a los precios subyacentes.

Los economistas del Goldman Sachs, encabeados por Alberto Ramos, señalan al respecto que “es probable, desafortunadamente, que el panorama de la inflación en América Latina empeore antes de mejorar, debido a los desfavorables efectos de base, las presiones de los costos y el aumento adicional previsto en los precios de las materias primas”.

Según sus cálculos, el aumento adicional de los precios de las materias primas debería sumar otros 50 puntos básicos a la inflación general sobre la base del índice LA-5 (Brasil, Chile, Colombia, México y Perú) en los próximos meses. Además -señala un artículo de Ámbito Financiero-, advierten que existe el riesgo de que las presiones y saltos inflacionarios de corto plazo generen algunas heridas inflacionarias provocadas por efectos de segunda ronda (generalización/diseminación de los choques de precios hasta ahora de base estrecha) y por el impacto potencial en la formación de precios de reavivados por mecanismos de indexación y desamarre de expectativas de inflación.

A corto plazo

En el caso argentino el consenso de los analistas internacionales es que la aceleración de la inflación en marzo demostró que los controles de precios implementados en los últimos trimestres fueron, hasta ahora, ineficaces para abordar los síntomas de la inflación en el corto plazo. 

Más allá de que el 4,8% de marzo que superó los pronósticos, consideran que todos los datos del IPC de marzo fueron terribles, con rápidos incrementos en los 12 componentes respecto de marzo 2020. Y si bien es probable que las presiones sobre los precios de los servicios disminuyan en los próximos meses, debido a los descuentos que se ofrecen para combatir la segunda ola de covid-19 y el efecto de los cierres, los riesgos persisten.

Comentarios