Tucumán: buscaban una campana robada en una capilla, pero hallaron marihuana y ansiolíticos - LA GACETA Tucumán

Tucumán: buscaban una campana robada en una capilla, pero hallaron marihuana y ansiolíticos

Un hombre de 33 años quedó detenido luego del operativo, efectuado en Villa 9 de Julio.

17 Abr 2021
1

LOS SECUESTROS. La marihuana, las pastillas y los demás elementos encontrados por la Policía. Foto: Prensa Seguridad

La Policía buscaba evidencias del robo a una capilla en Villa 9 de Julio. Sin embargo, en un allanamiento, se dieron con medio kilo de marihuana y más de 200 pastillas de un ansiolítico, además de recetarios médicos y otros elementos vinculados a la venta de estupefacientes.

El dueño de la propiedad, de 33 años, quedó detenido a disposición de la Justicia Federal.

El comisario Walter Salvatierra, jefe de la comisaría 10°, expresó que el martes habían recibido la denuncia en esa dependencia por un atraco en un templo con la modalidad de "escruche" (cuando no había moradores). Según el informe oficial, los ladrones se habían llevado una cocina y una campana.

"Tras investigar el hecho, solicitamos medidas de allanamiento a la Unidad Fiscal de Decisión Temprana, que fueron otorgadas este viernes por el Juzgado de Instrucción. Aunque no se encontraron los objetos sustraídos o elementos de prueba para la causa, en una vivienda de pasaje Wilmich al 1.200, hallamos sustancias ilícitas, por lo que se dio intervención a la Digedrop”, indicó Salvatierra.

Personal a cargo del comisario Jorge Nacusse corroboró que se trataba de marihuana.

El Juzgado Federal N°2 de Tucumán ordenó el secuestro de todos los elementos por infracción a al Ley 23.737 de Estupefacientes, además de la detención del titular del inmueble.

En total, según el reporte policial, se secuestraron 80 “bagullos”, un trozo compactado y picadura de marihuana (con un peso total de 488 gramos); semillas de cannabis sativa; dos plantines de marihuana; pastillas de alprazolam (un fármaco de la familia de las benzodiacepinas); una balanza, una licuadora, un sello médico, recetarios médicos y otros elementos vinculados a la comercialización de estupefacientes; dos celulares, $1.000 y otros utensilios utilizados para picar, fraccionar y vender la droga.  

Por último, los efectivos de la comisaría 10° consultaron con la Oficina de Verificación de Dominio para comprobar la titularidad de dos motocicletas que se encontraban en la vivienda. Una de ellas, que no tenía colocada la chapa patente, contaba con un pedido de secuestro por un robo cometido el mes pasado, por lo que fue secuestrada.

Comentarios