Qué caracteriza a los proyectos privados, públicos y mixtos - LA GACETA Tucumán

Qué caracteriza a los proyectos privados, públicos y mixtos

Estar atentos a las cualidades de cada idea, aprovechar las oportunidades y trabajar en red son las claves para desarrollar un emprendimiento exitoso. Diversidad en el origen de los capitales.

07 Abr 2021 Por Paula Barbaran
3

FUNCIONARIO SALTEÑO. En la provincia vecina, Martín Güemes ha “emprendido” dentro de la función pública.

Quienes capacitan y aconsejan a empresarios y emprendedores destacan siempre la importancia de estar conectados con el entorno: conocer a quienes trabajan en el mismo rubro, o bien, vincularse con posibles colaboradores. Esta unión puede potenciar y enriquecer cualquier proyecto.

Según los especialistas que colaboran con diferentes emprendimientos y emprendedores del NOA, existen las empresas públicas, privadas o mixtas, según sea su financiamiento. Las privadas existen cada vez que una persona gestiona su emprendimiento con capital que gestiona de manera particular.

Empresas sociales

Una de las tendencias son las empresas sociales: “pareciera que cuando uno habla de un emprendimiento social el lucro va por otro lado, pero no es así. Desde hace tiempo que hay emprendimientos o empresas sociales de triple impacto: con una mirada sustentable por lo ecológico, con una pata social y lo que se conoce como empresarial, el lucro. Son empresas sostenibles claramente que tienen todo en cuenta desde el origen, explica Viviana Santinón Alonso, capacitadora de empresas y emprendimientos.

La idea del proyecto geológico, el “punto inicial” de Late Andes, surgió en el año 2000. Con mucho trabajo en redes con instituciones estatales y académicas en los años posteriores, logró conformarse como empresa privada-pública en 2014 y lograr su sustentabilidad en 2017. “Lo que estaba previsto que suceda a los siete años de avanzado el proyecto lo logramos en tres”, contó Roberto Hernández, geólogo con especialidad en Geología del petróleo de la UBA.

BASADO EN LA GEOLOGÍA. Late Andes surgió gracias a una asociación público-privada entre múltiples actores.

Su proyecto es único en Argentina y Sudamérica, no solo por la tecnología que utilizan sino porque lograron fusionar una serie de instituciones que colaboran activamente con su proyecto. “Con un láser podemos decir en qué momento de la historia de la tierra se formó una muestra de cristal”, explica acerca de lo que realiza su emprendimiento, de una manera muy básica.

“Hay desarrollos de ciencia que, en un primer momento, al privado no le es rentable porque involucran un alto riesgo. En realidad, la mayoría de los proyectos de este tipo en todo el mundo fueron subvencionados por el Estado en sus inicios. Muchas ideas o emprendimientos de ciencia básica fracasan porque no se llega a un éxito sustentable al principio y necesitan algún apoyo que, en estos casos siempre fue estatal. En el mundo, el sistema financiero no apuesta a este tipo de emprendimientos, por lo que buscar aliados es imprescindible”, dijo Hernández, presidente y director ejecutivo de Late Andes, a LA GACETA.

“Ya habíamos percibido que necesitábamos la tecnología que usamos en Late Andes para disminuir riesgos en la exploración en petróleo. Luego se dieron una serie de capacitaciones en Alemania y empezamos a sentirnos más presionados para tener esta tecnología en Argentina. En 2013 se produjo una explosión de oportunidades a través de la secretaría de Ciencia y Técnica de la provincia de Salta, luego la agencia de Promoción Científica del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación hizo una convocatoria para todo el país. Quedaron seleccionados diez proyectos, entre esos el nuestro. Ahí nació Late Andes en una convocatoria que exigía, sin porcentajes, que la presentación sea mixta: mayoría privada y minoría pública”, desarrolla el director del proyecto y explica: “así nacimos, a través de una asociación privada-pública con un importante apoyo del estado nacional, Universidad de Heidelberg de Alemania, la Comisión Nacional de Energía Atómica de Bariloche y Buenos Aires, las Universidades de Córdoba y La Plata”.

Ese fue el núcleo central que apoyó la idea y logró la conceptualización para crear Late Andes, junto al Instituto Ibigeo (Instituto De Bio y Geociencias Del NOA, Conicet-UNSa). Una vez aprobado el proyecto, el Estado y Late Andes lo financiaron.

Hoy esta empresa ubicada en Salta emplea a 15 personas, a quienes especializaron en Alemania para desarrollar su trabajo geológico, que utiliza tecnología de última generación para disminuir riesgos en la exploración de minerales. Hoy recibe material de Sudamérica y países de Europa, que se analizan en su centro, en la localidad de Vaqueros, a pocos kilómetros de Salta Capital.

Metodologías ágiles

Quien emprende desde el ámbito público aplica metodologías ágiles, propias de estructuras pequeñas y ámbitos privados pero aplicarlas dentro del Estado, desde donde se busca satisfacer la necesidad del ciudadano con proyectos eficientes y sustentables en el tiempo, es otro cantar. “Uno siente que en el sector público el impacto de lo que uno hace es mucho más grande”, explicó Martín Güemes, secretario de Modernización del gobierno de la provincia de Salta.

Las claves, según el especialista en Comunicaciones, son tener objetivos claros, paciencia y ritmo, junto con las estrategias para implementar el proyecto: “El área de modernización ya generaba incertidumbre, por eso había que tener muy claro un plan que se basaba en incorporar tecnología en el Estado y eso requiere de muchos consensos. El objetivo más claro era dejar de usar papel y agilizar las gestiones al ciudadano”.

Antes, en su paso por el mismo cargo en el municipio de Salta, implementó diversas metodologías de trabajo: “fue una revolución empezar a atender en horario extendido al público y generar aplicaciones para los ciudadanos: para que hagan filas virtuales y acelerar algunos trámites de manera digital”, dijo.

El emprendedor público aplica metodologías ágiles para desarrollar proyectos de manera gradual y evaluar su progreso con frecuencia, buscando satisfacer la necesidad del ciudadano con proyectos eficientes y sustentables en el tiempo.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios