Artes visuales: el salón de la polémica seleccionó a tucumanos - LA GACETA Tucumán

Artes visuales: el salón de la polémica seleccionó a tucumanos

Premios a la trayectoria artística, y 271 elegidos para los galardones en junio. Paridad de género y el 30% de aceptados para el interior.

05 Abr 2021
1

GRUPO ESCOMBROS. En esta intervención con pancartas participó Luis Pazos junto a Juan Carlos Romeros, impulsores del arte correo.

En el salón de la polémica que sorprendió con el requisito de tener que responder una encuesta sobre la identidad sexual (que pasó luego a ser optativo), fueron seleccionados no pocos tucumanos entre 271 artistas.

Vale la aclaración de que tanto en la selección y premiación de obras, como en la elección de los jurados rige la paridad de género, pero además “se garantiza un piso del 30% para quienes residan fuera de la Ciudad de Buenos Aires”.

No se trata de cualquier salón: es el gran certamen nacional que se realiza de manera ininterrumpida desde 1911. Desde un punto de vista general puede indicarse que se trata del más importante del país.

Allí, Sandro Pereira (Sandre), Adrián Sosa, Florencia Sadir y Rosalba Mirabella representan distintas generaciones y prácticas que van desde la pintura a la videocreación o instalaciones, así como Gustavo Nieto o Alejandra Mizrahi. Y Jéssica Morillo y Bruno Juliano, diferentes estéticas. No falta el grupo de tucumanas residentes en Buenos Aires como Lucrecia Lionti, Valeria Maggi, Lulú Lobo y Alfredo Frías.

De todos modos, fueron muchos más los que se postularon y no fueron elegidos.

En tanto, el Palais de Glace difundió que el jurado otorgó el Premio Nacional a la Trayectoria Artística a Anahí Cáceres, Norberto Puzzolo, Leandro Katz, Dalila Puzzovio, Alicia Herrero, Alina Neyman, Luis Pazos y Alfredo Prior.

En las bases se establece que los ganadores deben donar una obra al Estado (que pasará a integrar el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes) y recibirán una pensión vitalicia que se les concederá una vez cumplida la edad jubilatoria.

Los aportes de Cáceres a la relación de arte y tecnología, los de Puzzolo a la fotografía; y Puzzovio fue una de las creadoras del pop argentino. Todos están fuera de discusión. Y qué decir de Pazos que trabajó en el arte correo (conceptual) e integró el Grupo Escombros.

Premios

En cuanto a los premios del Salón, el jurado los definirá de modo presencial en junio: serán $500.000 a la primera mejor obra, $330.000 a la segunda y $250.000 a la tercera. Para cada categoría, $110.000, $80.000 y $60.000 (no adquisición).

En cerámica, dibujo, escultura, fotografía, grabado, instalaciones y medios alternativos, pintura y textil. Porque el progresismo oficial divide y distingue el arte en rubros diversos, todavía en el siglo XXI.

Se premian 27 obras en total: tres mejores obras del conjunto de categorías y tres mejores obras de cada una de las ocho categorías.

La participación de artistas tucumanos no es una novedad, incluso en otras ediciones anteriores sumaban un número mayor. En 2001, por ejemplo, Ramón Teves obtuvo el primer premio de fotografía.

En la larga lista figuran reconocidos pintores y escultores como Martín Di Girolamo, Ananké Asseff, Daniel García, Karina El Azeim, Onofre Fraticelli, Luciana Lamothe, Lux Linder, Román Vitali, Mónica Van Asperen, Nora Iniesta; algunos muy conocidos en esta ciudad como Elena Blasco y Andrés Labake o las salteñas Soledad Dahbar y Ana Benedetti.

Cuando a mitad de año se inaugure el salón (virtual o presencial) y se difundan los hombres de los ganadores se preve que el debate será mayor, y volverá a ponerse en duda el valor de porcentajes y paridades en relación al arte. Temas que hoy atraviesan los discursos en las prácticas artístcas.

Comentarios