La recuperación del ingreso a Medicina se vivió con menos nervios que el primer examen - LA GACETA Tucumán

La recuperación del ingreso a Medicina se vivió con menos nervios que el primer examen

26 Feb 2021 Por Homero Terán Nougués
1

INCOMODIDAD. Los chicos volvieron a rendir en sillas sin pupitres, aunque esta vez estaban mullidas.

Dos semanas después del primer examen de ingreso a la carrera de la Facultad de Medicina de la UNT, los jóvenes postulantes que no alcanzaron el 60% del puntaje en cada una de las áreas evaluadas se presentaron, nuevamente, en la mañana de ayer. A las 9 comenzó la evaluación para la que se presentaron cerca de 790 chicos en la provincia y otros 380 en Salta.

Las quejas por la incomodidad (los estudiantes rindieron en sillas plásticas sin pupitres) y el poco tiempo para realizar el examen hizo mella en las autoridades de la Facultad que en esta ocasión decidieron extender la duración del examen a cuatro horas, una más que hace dos semanas.

En general, el clima que se vivió en los alrededores de la cancha de básquet del Club Central Córdoba, donde se rindió el examen, no fue de tensión y nerviosismo como ocurrió el 11 de febrero. Más bien se vio un ambiente más relajado, aunque sin quitar la seriedad que un examen de estas características representa. “Hace dos semanas esto parecía un velorio, había un montón de chicos llorando. Esta vez por lo menos se vieron mejores caras”, dijo Nicolás Wierna, uno de los jóvenes que se presentó en la recuperación.

Jimena Alcorta, otra ingresante consultada por LA GACETA, contó que este año es la primera vez que puede rendir el examen para el que se viene preparando desde 2018. Primero fue impedida por malos resultados en el secundario, que ya dejó atrás, y luego la interrumpió la pandemia. “Quiero entrar a Medicina porque no me veo haciendo otra cosa en mi vida. Siento que tanto tiempo de preparación me hacía pensar que voy a seguir intentando, y si no intentara en un futuro me sentiría decepcionada o desilusionada de mi misma. Ojalá ahora pueda entrar”, contó.

Para la mayoría de los entrevistados la clave en esta evaluación fue el tiempo. “Estuvo bueno rendir sólo las que desaprobamos. Me resultó mucho más fácil, terminé el examen en menos de dos horas y tuve muchísimo tiempo para controlar. Estuve una hora controlando”, afirmó Bianca Silman.

La materia más difícil, según los resultados de la primera prueba, fue Química: sólo el 9% de los chicos aprobó la asignatura, a diferencia del 39% que pasó comprensión de texto y el 20% en Biología. “Lo que pasó con Química es que no había tiempo suficiente, después hice los mismos ejercicios en mi casa y fue otra cosa”, explicó María del Milagro Adad.

Aunque se sabe que el examen de ingreso a Medicina es difícil, en la facultad no quedaron satisfechos por los resultados que se obtuvieron en la primera evaluación. “Nos hemos hecho eco de los estudiantes y lo hemos ampliado a cuatro horas. Pero quiero ratificar que es un examen complejo porque es una carrera difícil y porque es una profesión difícil, entonces a los chicos se les exige”, indicó Mateo Martínez, decano de la facultad.

Para explicar el bajo porcentaje en Química el decano dijo que influyeron varios factores: “los chicos vivieron un año de angustia por la crisis humanitaria, entonces es lógico que no tengan rendimientos mejores que años anteriores. Ahora bien, en Física y Química está implícito el manejo básico de la matemática y en las ciencias duras nunca nos va muy bien. Otro fenómeno que notamos es que Biología y comprensión lectora estaban al principio de la grilla y Química al último, entonces la fatiga, que sobreviene con el paso del tiempo, podría haber incidido también”.

Aspirantes 2021

Tanto el examen de ingreso a la Facultad de Medicina que se rindió el 11 de febrero como la recuperación de ayer pertenecen al examen de ingreso de 2020, que no pudo llevarse a cabo el año pasado por las restricciones impuestas por la covid-19. El examen ingreso de este año se realizará el segundo jueves de abril, mientras que la recuperación será el cuarto jueves de abril. Los estudiantes que no hayan logrado ingresar a través de los exámenes que corresponden a 2020 tendrán la posibilidad de inscribirse para las mesas del ingreso 2021, según confirmó el decano Mateo Martínez. “Poder presentarse en dos oportunidades es como una ventaja y un premio que tienen los jóvenes a la tolerancia y comprensión de haber ‘soportado’ el 2020”.

Comentarios