En verano: la hora del té (frío) - LA GACETA Tucumán

En verano: la hora del té (frío)

Conocé un nuevo abanico de posibilidades y sabores con el iced tea. Tips para su preparación, accesorios y algunas recetas.

21 Ene 2021 Por Guadalupe Norte
4

TEA CORNER TUCUMÁN FIRENZE CASA DE TÉ

¿Tomar té? ¿Con más de 30 grados? ¿y encima en pleno enero? Pues sí. Es tiempo de acabar con el estigma estacional que llevan algunas bebidas y, para estas semanas de calor, la infusión se presta como una alternativa natural para combatir la sed.

Sin embargo, esta bebida milenaria (y la segunda más consumida a nivel global luego del agua) tiene sus pautas para no aguar las meriendas y potenciar el sabor de las flores, hierbas y hojas que la componen.

Entre ellas está chequear la cantidad de hebras de té que usaremos, siendo la medida una cucharada de té al ras por persona. “En relación a la temperatura y la calidad del agua hay que utilizar siempre agua mineral o filtrada, y debemos calentarla hasta unos segundos antes de su punto de ebullición”, detalla Guadalupe Puig, dueña de la tienda Tea Corner (@tea_corner_tucuman).

Otro secreto está en la preparación de la vajilla antes de servir. “Antes de preparar el té, hay que verter (y luego desechar) una pequeña cantidad de agua caliente en la taza para templarla. Esto evita que la temperatura baje rápidamente al infusionar las hebras”, acota.

La misma importancia para una tea time perfecta recae sobre el tiempo de infusión de la bebida. “En el caso del té blanco y verde, hay que dejar reposar un minuto para que las hojas tiernas no se quemen. Para el té negro tres o cuatro minutos es el tiempo correcto, y el té rojo, los rooibos y otras infusiones requieren cinco minutos aproximadamente”, detalla Puig.

Al optar por el té helado el proceso es igual: solo debemos realizar la preparación tradicional, dejarla enfriar en la heladera y después agregar hielo cuando estemos por servirla. Para evitar que el sabor se diluya a medida que el hielo se derrite, otra alternativa es que los mismos cubitos contengan también la infusión concentrada.

“Aunque en verano hay una tendencia a elegir bebidas frescas a base de cítricos y frutales, los tés especiados (tipo chai) pueden disfrutarse por igual. Para un iced tea o mocktail (cocktails sin alcohol) son ideales aquellos blends de té negro o verde mezclados con frutos rojos, hibiscus, ananá, mango, mandarina o naranja. También podemos probar infusiones (como verbena o menta) mezcladas con jugo de frutas o frutas naturales y -por supuesto- mucho hielo”, recomienda.

Versatilidad

Además de ganar su espacio en las recetas dulces, el té supo colarse por igual en la carta nocturna. “El té es una bebida versátil y novedosa para utilizar en mixología. Es cada vez más frecuente encontrar bares que ofrecen tragos así: como un mojito de té verde o un vodka Earl Grey, por nombrar algunos”, agrega la apasionada catadora amateur.

Cuidado ambiental

La tendencia ecológica también ha avanzado sobre el mercado del té hacia un consumo consciente y un claro ejemplo de esto son los accesorios que usamos al preparar la bebida.

“Los infusores reutilizables están en auge y hay modelos para todos los gustos. Tenemos opciones clásicas (como los coladores de metal que se colocan encima de la taza), cuencos rústicos, cucharas con orificios y moldes de silicona. También hay infusores de fibras naturales que parecen pequeñas cestas y están hechos de caña (100 % biodegradable) o madreselva”, explica la sommelier Ana Catalina Rocher.

La novedad son los estuches de tela (parecidos a un neceser) con compartimientos para guardar una pequeña cuchara de bambú, las hebras y un par de lienzos ecológicos. “De esta manera podemos llevar el té y nuestros rituales al trabajo o la facultad manteniendo la higiene de los utensilios. Por otra parte, es fácil conseguir botellas con infusores incorporados o termos especiales”, enlista.

Sugerencias

Algunas combinaciones de té frío para experimentar y tomarnos (sin querer) hasta una jarra completa son:

- Manzanilla con seis cucharadas de jugo de limón y una pizca de jengibre rallado.

- Té negro con rodajas de naranja y clavo de olor.

- Té verde con cinco cucharadas de jugo de ananá, escamas de coco y unos trocitos de lima y ananá.

- Rooibos con trozos de durazno y damasco.

- Blend con una base de frutos rojos e infusionado en leche de almendras caliente. Luego de agregar una cucharada de miel, debemos verter la bebida en una licuadora y sumarle un par de hielos triturados para obtener el smoothie.

Bubble tea: importado desde Asia

En países como Taiwán y China existe una bebida contemporánea (que también adquirió fama a raíz del k-pop) llamada bubble tea. En esencia, es té frío con leche y pelotitas de tapioca.

tea corner tucumán firenze casa de té

Ingredientes: dos tazas de té negro concentrado, tres cucharadas de leche condensada, una taza de leche descremada, dos tazas de hielo picado, un vaso de harina de tapioca, 200 g de azúcar, agua caliente, una cucharadita de cacao en polvo.

Paso a paso:

1. Mezclar la harina de tapioca con el agua caliente y el cacao.

2. Estirar un poco la masa y armar pequeñas esferas con los dedos. Aplicar luego un poco de agua para reparar las grietas. Una vez listas hay que dejarlas secar durante toda una noche en un espacio aireado.

3. Hervir durante unos cinco o 10 minutos las bolas de tapioca, escurrilas y pasarlas por agua helada.
4. Crear un almíbar con el azúcar y un poco de agua. Embeber las bolas de tapioca en el preparado y calentar a fuego bajo por unos minutos.

5. En un vaso agregar el hielo, la leche condensada y la leche.

6. Sumar algunas perlas de tapioca e incorporar el té concentrado.

Diseños de autor: fantasías cosidas y arte en saquitos

¿Por qué conformarnos con un aburrido saquito de té cuando podemos beber magia? Para quienes están aburridos de la tradición bolsita cuadrada, el mundo de la Camellia sinensis ofrece alternativas de diseño y con inspiración animada. Una de las tendencias es personalizar los filtros y bordar en ellos diferentes personajes de animes o animaciones, animales, corazones o mascotas. El trabajo es manual, pero vale la pena la espera al ver las tiernas siluetas que se dibujan y acompañan la taza. Entre las marcas nacionales que evocan ternura se encuentra Firenze (@firenzecasadete), experta en coser personajes de las obras de Studio Ghibli como “Mi vecino totoro”, “El viaje de Chihiro” o “Kiki: entregas a domicilio”.  

tea corner tucumán

En la mesa dulce: matcha y su toque en la pastelería

Además de tener sus propios maridajes, desde hace un par de años existe un fuerte auge de los postres que utilizan el matcha como agregado. “Por lo general esto se ve mucho en la gastronomía vegana, la pastelería de autor y las dietas especializadas en plantas. Por supuesto, lo que seduce del matcha es su intenso color verde, pero al probarlo es bastante amargo así que no debemos exagerar con las proporciones”, comenta la chef Florencia López Claro. ¿Te da curiosidad su sabor? Te invitamos a probar esta receta alternativa que combina el helado con uno de los elementos centrales de la ceremonia japonesa del té (chanoyu).

tea corner tucumán firenze casa de té

Ingredientes: 230 ml de crema de leche, 110 g de leche condensada, 10 g de matcha, cinco cucharaditas de azúcar.

Paso a paso:

1. Tamizar el polvo de matcha y disolverlo con cinco cucharadas de agua o leche caliente. Hay que revolver hasta obtener una pasta cremosa y libre de grumos.

2. En un recipiente grande verter la crema de leche, la leche condensada y el matcha.

3. Batir la preparación hasta ver bastantes burbujas en los bordes del recipiente e incorporar el azúcar. Continuar con el batido durante otros tres minutos.

4. Verter la mezcla en un molde y llevar al freezer durante 24 horas. Al momento de servir podemos agregarle trozos de caramelo, un baño de ganache o chips de chocolate.

En sintonía natural: el arte imperial de las flores

Además de atraparnos con sus fragores, hay infusiones capaces de ofrecer un deleite visual único. Así ocurre con la cata de las flores de té: una opción que nos remonta a China y a los designios de los primeros emperadores que gobernaron aquellas tierras. También conocidos como capullos, se trata de una mezcla de hojas de té (verde o blanco) y flores secas atadas con hilo de algodón. Lo especial es que, al verter esta pequeña esfera en agua caliente, las flores empiezan a expandirse hasta alcanzar su tamaño real (como si hubiese llegado la primavera frente a nuestros ojos). Estos arreglos son artesanales y suelen elaborarse con claveles, rosas, crisantemos, jazmines, lirios o caléndulas.

tea corner tucumán firenze casa de té

Comentarios