Argumentos y contrargumentos para ponerse el pañuelo verde o el celeste

Es el octavo intento de despenalización o legalización del aborto que arriba al Congreso.

28 Dic 2020
1

Un día antes de la votación del proyecto de Ley de Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y a la Atención Posaborto, aún no está claro si sus promotores reunirán a los senadores suficientes para sancionarlo. 

Este es el octavo intento de despenalización o legalización del aborto que arriba al Congreso, y el segundo que pasa el filtro de la Cámara Baja. 

A la espera de lo que ocurrirá mañana a partir de las 16 en el Senado, LA GACETA recapituló siete argumentos a favor de la IVE y siete en contra de ella.

Razones que esgrimen los verdes para que el proyecto sea ley

1) “La IVE es una causa de salud pública y de justicia social”

En una entrevista con el sitio web Parlamentario, la presidenta de la Comisión de Mujer e Infancia de la Cámara de Diputados, Laura Velasco (del Frente de Todos), presagió que la legalización del aborto contribuiría a disminuir tanto la mortalidad materna como los abortos y consideró que eliminaría los riesgos que corren las mujeres que quieren practicarse un aborto pero, por razones económicas o de otro tipo, no pueden acceder a un método seguro.

2) “Restringir el acceso al aborto y penalizarlo no reduce su número”

Un trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Guttmacher publicado en The Lancet (2016) informa que los abortos que se realizan en Europa occidental y septentrional y en América del Norte son los más seguros y que estas regiones también tienen las tasas de aborto más bajas.

3) “En los países que legalizaron el aborto, la mortalidad materna bajó drásticamente”

En 2018, durante una entrevista con Clarín, el ex ministro de Salud Adolfo Rubinstein defendió la IVE con esta afirmación. Existen estudios de caso la respalda porque muestran correlación entre un hecho y el otro, pero no establecen causalidad (o sea, que el segundo sea consecuencia del primero). Por ejemplo, según la revista Wiley’s Obstetrics and Gynaecology, Uruguay redujo la mortalidad materna relacionada con abortos en casi 30 puntos porcentuales entre 2001 y 2015, pero la tasa de este último año (8,1 %) es algo superior a la de 2011 (7,8 %), año anterior a la despenalización de 2012. En todo caso, la OMS considera fundamental, para evitar las muertes maternas, que “se eviten los embarazos no deseados o a edades demasiado tempranas” y se garantice el acceso “a servicios que realicen abortos seguros, en la medida en que la legislación lo permita, y a una atención de calidad tras el aborto”.

4) “Que se legalice el aborto no obliga a ninguna mujer a hacérselo”

En declaraciones a Radio Provincia, la ex integrante de la Conadep Graciela Fernández Meijide pidió que en esta discusión no se ponga el énfasis en la religión y los mandamientos de la Iglesia católica, como en los 80 ocurrió con la ley de divorcio. “El divorcio no obliga a nadie a divorciarse y esta ley no obliga a nadie abortar, pero les da posibilidad de hacerlo con seguridad a las que lo necesitan”, transmitió.

5) “Son niñas, no madres”

Los casos, ocurrridos en Jujuy y Tucumán el año pasado, de niñas violadas a las que se les negó la interrupción legal del embarazo (ILE) fueron presentados por el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) como ejemplos de aberraciones en casos de embarazos no deseados. Tras una editorial del diario La Nación que promovía que chiquitas como estas cursen estos embarazos, los feministas adoptaron el eslogan “Son niñas, no madres” para exigir que las menores de edad víctimas de un abuso sexual infantil puedan acceder a la ILE, garantiza por la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

6) “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”

Es el eslogan principal de la campaña. El proyecto prevé medidas de prevención: la educación sexual integral, el reparto gratuito de anticonceptivos y el acompañamiento psicológico a las mujeres que cursan un embarazo no deseado. En su página oficial, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto exige la inclusión del aborto como derecho en el marco de la educación sexual integral (ESI): “debería ocupar un lugar en estas políticas de prevención, reconociendo el papel de las instituciones educativas en la detección de situciones de abuso sexual infantil y poniendo al alcance de las niñas la información y las herramientas necesarias para acceder a ese derecho”

7) “El momento es oportuno”

Los referentes del sector verde sostienen que el aborto es un tema de emergencia y que la pandemia de coronavirus no debe condicionar su tratamiento. En las exposiciones en la Cámara de Diputados, muchos denunciaron que hay quienes “están buscando argumentos para impedir que el Congreso amplíe derechos en el país” e insistieron en que “el momento es oportuno”.

Razones que esgrimen los celestes para que el proyecto no sea ley

1) “La vida humana empieza en la fecundación”

En una columna publicada en La Nación, Zelmira Bottini de Rey, del Instituto de Bioética de la UCA, argumentó que “la ciencia ha demostrado en forma fehaciente que la vida humana comienza con la fusión de un óvulo y un espermatozoide. A partir de ese momento se está en presencia de un nuevo ser, que se irá desarrollando de manera coordinada, continua y gradual”. Según ella, “suele presentarse la eliminación de un hijo como un hecho sin mayores consecuencias y se propone que se tomen decisiones tan fundamentales e irreversibles sin mediar información verdadera y completa que les permita a las mujeres y sus parejas realizar una reflexión profunda para evaluar distintas alternativas de solución”.

2) “La República Argentina (...) entiende por niño todo ser humano desde el momento de su concepción”

La Ley 23.849, promulgada en 1990, adhirió al país a la Convención sobre los Derechos del Niño, que en su artículo primero declara que debe entenderse por tal todo ser humano desde el momento de su concepción hasta los 18 años. En consecuencia, según la interpretación celeste, abortar implica un infanticidio.

3) “Ante un embarazo no deseado como producto de una violación, el aborto significaría la agudización del trauma y de la afectación de la dignidad de la mujer”

En un trabajo colectivo sobre el tema, Lorena Bolzon, decana del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad Austral, observó que diversos estudios señalan las consecuencias psicológicas del aborto en la mujer. “Ante la inminencia de un embarazo no deseado, no se puede exponer a la mujer a una arbitrariedad despótica, sino que se deben generar espacios de asistencia, acompañamiento y contención”, propuso.

4) “¿Quién paga el aborto gratuito?”

Otra observación se refiere al costo económico de los abortos. Por ejemplo, la ex senadora Miriam Boyadjian se preguntó en La Nación cuál será el presupuesto del que se deberá disponer para garantizar la gratuidad de esta práctica. “En una nota reciente de la economista Paula Almada, de la Universidad Nacional de Rosario, se tomaba la cifra de U$S 490 que se paga en Estados Unidos por un aborto en el primer trimestre: esto daría como resultado U$S 245 millones al año, es decir, más de 6.000 millones de pesos”, alertó.

5) “La educación es la forma más sincera de ocuparse”

En el estudio colectivo citado antes, Dolores Dimier de Vicente, secretaria académica del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad Austral, citó estudios científicos que establecen una relación entre educación y reducción de la mortalidad materna. “El aumento en el nivel de educación parece tener un impacto favorable en la tendencia descendente por los cambios en el comportamiento reproductivo de las mujeres y las mejoras del sistema sanitario. La reducción en la tasa de mortalidad materna no está relacionada con el estado legal del aborto”, afirmó.

6) “Si el abuso intrafamiliar es la causa del embarazo no deseado, el aborto solo permitirá que se siga abusando de la mujer”

Esta también es una advertencia de la decana Bolzon, nombrada más arriba. “Para evitar que esto ocurra y no victimizar más a la mujer -sugirió-, hay que elaborar un programa de atención a la víctima de abuso y violación. Si el ataque se produce en el círculo íntimo, el programa deberá ofrecer a la víctima un nuevo espacio vital donde pueda sentirse segura y contenida”.

7) “Poner nuestras mejores energías en resolver los problemas que nos urgen hoy”

Ayer la Conferencia Episcopal Argentina volvió a expresar su repudio al tratamiento en el Senado del proyecto de legalización del aborto. En una misa celebrada en el santuario de Luján, el presidente del Episcopado y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, se refirió a lo que considera una inoportunidad del proyecto: “cuando hablamos de tiempo oportuno, nos referimos a la sabiduría de leer en profundidad lo que se está viviendo, la magnitud y la complejidad de la crisis que atravesamos, para poner nuestras mejores energías en resolver los problemas que nos urgen hoy”.

Comentarios