Dos versiones por la propiedad de una tierra tomada

La Comunidad Diaguita niega ocupaciones recientes en terrenos privados de La Quebradita, pero los Terán-Chenaut dicen lo contrario.

PROPIEDAD PRIVADA. Este terreno ocupado genera versiones cruzadas. PROPIEDAD PRIVADA. Este terreno ocupado genera versiones cruzadas.

El río Blanquito es el principal testigo de los conflictos recientes de propiedad que vive Tafí del Valle. En la zona de La Quebradita, cerca de la avenida Gobernador Campero, hay espacios verdes aledaños al curso de agua que se encuentran bajo ocupación de la Comunidad Diaguita. El Gobierno constató que son de su dominio y baraja las acciones legales para conseguir su restitución. Metros abajo, las familias Chenaut y Terán Chenaut denuncian que hay una usurpación de características similares en la Estancia Los Cuartos, que es de su propiedad. El mismo río pasa por el lugar.

El Juzgado de Paz tafinisto debe resolver ambas situaciones en dos amparos a la simple tenencia distintos. Según pudo averiguar LA GACETA, el juez Raúl Espinelli Roca analiza la usurpación de una de las tierras públicas afectadas tras la denuncia que efectuó la Fiscalía de Estado. En tanto, Susana Antonia Fuentes Lajud atiende el caso de la histórica propiedad privada, que se ubica entre La Quebradita y Los Cuartos (la iglesia del mismo nombre está a metros del asentamiento que se inició en noviembre).

“Nosotros sólo nos instalamos en espacios abiertos que están relevados y que nos pertenecen por derechos ancestrales”, aseveró Mónica Méndez, delegada de base de la Comunidad Diaguita, al ser consultada por LA GACETA sobre la situación de la Estancia Los Cuartos. El cacique Santos Pastrana coincidió e incluso contradenunció que existen propiedades privadas que han avanzado “de forma ilegítima sobre espacios verdes y públicos”.

Ana María Terán es una de las propietarias de la estancia en cuestión. “Deben creer que son tierras públicas, pero nosotros podemos comprobar que nos pertenecen. Tenemos el título de propiedad. Son herencia de Guillermo Chenaut”, aclaró sobre la usurpación que constataron por primera vez el 25 de noviembre.

Ese día, su sobrino, Matías López Campo, denunció en la comisaría de Tafí del Valle que desconocidos instalaban carpas y divisiones en el terreno privado. Al día de hoy, persisten los ocupantes junto a banderas Wiphala, apachetas y un cartel reivindicativo de la Comunidad Diaguita.

Ayer, Terán informó a este diario que esperan novedades del Juzgado de Paz para la semana que viene. “La jueza debe recorrer el lugar y hablar con los testigos. Esperamos resoluciones”, contó. El fiscal de Estado, Federico Nazur, también avisó que el martes 22 habrá una audiencia por la situación de los espacios de dominio públicos ocupados.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios