Una caminata de una hora lleva a un tesoro de agua helada en Los Pizarro - LA GACETA Tucumán

Una caminata de una hora lleva a un tesoro de agua helada en Los Pizarro

En La Cocha, el paraje es poco conocido por la falta de infraestructura turística. La naturaleza a pleno es un regalo a los cinco sentidos.

17 Dic 2020
4

Requiere una caminata de una hora aproximadamente, con esfuerzo físico, pero al final hay recompensa. La cascada de Los Pizarro tiene una caída aproximada de 90 metros, rodeada por una espesa vegetación y bañada por las vertientes. La mayoría de los tucumanos no conocen el paraje. Lo recomendable es hacer la travesía con un guía experimentado para no perderse en el trayecto de la selva de yungas.

¿Qué conviene llevar?

El esfuerzo se siente en las pantorrillas. No hay que cargar demasiado la mochila; apenas lo indispensable. Un par de frutas y agua mineral pesan suficiente en la mochila. En la caminata, la respiración se hace más jadeante en el avance del trayecto. Para llegar hay que transpirar, trepar las piedras, cruzar el río, soportar el calor, enfrentarse a los insectos, cruzar la selva de yungas, y seguir caminando.

¿Cualquier persona puede llegar al lugar?

Para lograrlo no hace falta tener un estado físico de atleta ni tampoco hay que ser un experto en trekking, pero sí es fundamental hacer la caminata con un guía turístico o en compañía de algún lugareño que conozca el terreno. El esfuerzo de los caminantes tiene un premio mayor: descubrir una gigantesca cortina de agua helada que cae en vertical desde unos 90 metros de altura, conocida como la cascada de Los Pizarro.

¿Por qué no lo conocen al paraje?

Es un tesoro natural que forma la caída de agua está ubicada en La Cocha. Es la ciudad más pintoresca de todas las ciudades del sur tucumano, en el límite extremo con Catamarca. Sin embargo, muchos tucumanos, inclusive los propios lugareños nunca fueron a la cascada. La principal dificultad es que no tiene infraestructura para el turista. No hay nada: solo naturaleza. Todo lo que se va a consumir hay que cargar y llevar. 

¿Qué se puede hacer?

En esta época del año es ideal para aprovechar el calor y darse un chapuzón en el piletón natural al pie de la cascada. El paraje está rodeado de verde y es bañado por agua de las vertientes. Varios grupos de amigos aprovechan para sacarle provecho al agua helada. Pasar el día al pie de la cascada de Los Pizarro es un obsequio para conectarse con la naturaleza.

¿Dónde empieza la caminata?

En la primera etapa, el paisaje muestra enormes campos con plantaciones de soja y de citrus. La expedición comienza en los alrededores del viejo dique Los Pizarro. Después de unos 15 minutos, la frondosa selva de yungas se cierra y, para esta época del año, está cubierta de malezas. En tres ocasiones hay que cruzar el río antes de llegar a la cascada. 

¿Qué conviene llevar?

Llegar a la cumbre de la primera cascada es un regalo que nadie quiere perderse. Los visitantes toman fotos para captar los recuerdos de una travesía fantástica. Desde ese punto comienza a caer el chorro de agua hasta unos 90 metros. Algunos utilizan casco de seguridad, guantes para deporte exterior, zapatillas deportivas, anillos para anclajes en roca y una mochila para tener siempre disponible el agua potable.

Comentarios