El examen de ingreso 2021 a Medicina será presencial - LA GACETA Tucumán

El examen de ingreso 2021 a Medicina será presencial

“No se puede aprender Medicina de forma virtual. El 50% de los alumnos ha tenido dificultades de conectividad”, advirtió el decano Mateo Martínez. Sólo la mitad se pudo recibir

07 Dic 2020 Por Magena Valentié
1

ASI, PERO CON BARBIJO Y DISTANCIAMIENTO. El examen de ingreso será presencial pero bajo protocolo. LA GACETA / HÉCTOR PERALTA (ARCHIVO)

“Muchas cosas se pueden aprender en forma virtual, pero no la Medicina. Imagine que un futuro piloto de avión toma un millón de clases teóricas. Nunca podrá saber, hasta que no suba al simulador de vuelo, cómo funciona realmente un avión. Solamente el día en que pilotee una nave con 400 almas a bordo comprenderá la enorme responsabilidad que le cabe. Al médico le sucede lo mismo. Atiende un promedio de 20 pacientes por día, 50 a la semana y 1.000 al año. En 40 años de trabajo un médico es responsable de 40.000 vidas humanas. La Universidad debe garantizarle a la sociedad la formación de un egresado con las competencias básicas”, argumenta el decano de la Facultad de Medicina de la UNT, Mateo Martínez.

El 13 de marzo, aún antes de que se haya decretado la cuarentena, la Facultad de Medicina cerró sus puertas como medida preventiva y comenzó el acompañamiento pedagógico con clases virtuales, a la espera de que en el segundo cuatrimestre se pudieran recuperar las clases prácticas, lo que nunca sucedió porque los contagios aumentaban. En mayo empezó el cursado virtual de los distintos espacios curriculares pero se suspendió el examen de ingreso. Recién el viernes el COE aprobó el protocolo para los exámenes virtuales (se informa por separado).

- ¿Cómo transcurrió este año académico en virtualidad?

- Los principales problemas fueron dos: no poder tomar el examen de ingreso y el hecho de que la mitad del estudiantado tiene problemas de conectividad. Tener una conexión segura, estable que permita disfrutar de una clase no es tarea sencilla, requiere inversión, recursos y muchos estudiantes no los tienen. Eso es mucho más serio en caso de un examen, por esa razón decidimos suspender el examen de ingreso porque sería dejar afuera prácticamente a la mitad de los aspirantes.

Entre los que cursan la carrera, los sectores más perjudicados con la virtualidad fueron el ciclo clínico, donde los estudiantes empiezan a interactuar con pacientes, y la práctica final obligatoria, que se realiza en un 80% con pacientes. Los hospitales convertidos en campos de batalla de la covid, no podían recibir alumnos. Hoy, con las flexibilizaciones que han tenido que ceder, diría yo, las distintas cátedras, tenemos 12 espacios curriculares que se pueden promover con un cursado virtual y hasta 18 materias que pueden llegar a regularizarse de la misma manera. Pero subsisten cuatro materias que solamente se regularizarán una vez que completen la práctica con pacientes, como las de clínica y cirugía. Hay una docena más en las que podemos combinar simulación presencial con trabajo con pacientes. Todo esto va a depender de cómo evolucionen las condiciones epidemiológicas. Las cátedras están preparando un plan de verano para recuperar los trabajos prácticos que no pudimos dar en estos meses porque no podíamos acceder a los hospitales.

- ¿Cuántos alumnos egresaron en esas condiciones?

- Normalmente desde nuestra facultad egresan entre 250 y 300 médicos por año. Hoy solo llegamos a un 25%. Un estudio del Foro Argentino de Facultades de Medicina Públicas, que preside Tucumán, establece que la graduación va a caer hasta un 50% en las 23 facultades del país, y en el momento en que la sociedad más necesita de médicos. Pero no se trata de graduarlos sino de ofrecerle a la sociedad la garantía de una persona formada para entender en su salud. De manera que podemos flexibilizar muchas cosas pero hay un límite. Esperamos llegar al 50% de graduados hasta el 31 de marzo.

- ¿Qué porcentaje de clases prácticas necesita un alumno para ser médico?

- Tenemos una base muy teórico y una cúspide muy práctica. En los primeros de formación tenemos 40% de práctica y 60% de teórica. Ya en 4 y 5° años, la exigencia es al revés, y en 6° y 7 ° años la parte práctica ocupa el 80% del tiempo. Por eso el ciclo básico es el menos ha sufrido y la práctica social obligatoria la que más dificultad ha tenido y ha repercutido en la cantidad de médicos egresados. Me gustaría aclarar que esta no es una exigencia de Tucumán, sino que son estándares de la carrera de médico que rige para todo el país.

- ¿Qué les deja la virtualidad?

- Nos ha dejado mucho aprendizaje. Tenemos un Laboratorio de Tecnologías para la Información para la Educación Médica (Latiem) y una Dirección de Medio Audiovisuales que nos han servido para realizar conferencias e interactuar, un campus virtual y canales de Youtube que utilizábamos para eventos institucionales y ahora queremos que sea para el ámbito académico. Si bien cada cátedra tiene su sitio web, la demanda es muy grande, y debemos sortear la insuficiente accesibilidad del estudiantado, lo que atenta contra la equidad y el aprendizaje de los estudiantes.

- ¿Cómo imagina el futuro?

- Pienso que vamos a ir migrando año a año hacia una educación médica dual, entre lo presencial y lo no presencial. Ya hemos dispuesto la compra de licencias para simulación virtual como un modo de ir aproximándonos a esta nueva educación médica que se nos viene. Pero la interacción con personas tiene que ser presencial. En 2021, aún con la vacuna vamos se sentir las secuelas de este año de la pandemia. No va a ser fácil, pero debemos mantener las pautas de conducta ya ganadas.

El examen se tomará en febrero de 2021

La Facultad de Medicina dispuso tomar el examen de ingreso de aspirantes a las carreras de Médico y Enfermería en la segunda semana de febrero de 2021. Será en forma presencial y en una única instancia evaluativa (no dividido en cuatro áreas como se hacía tradicionalmente) para la totalidad de los aspirantes ya inscriptos en 2020. Quienes aprueben con más de 60 puntos podrán acceder a las carreras. En la cuarta semana de febrero se tomará la recuperación con la misma modalidad, es decir, en forma presencial. Los exámenes se tomarán siguiendo el protocolo de bioseguridad aprobado el viernes por el COE.

Comentarios