Camuña descartó el pedido de detención de Bussi por no haber riesgo de entorpecimiento ni fuga

El fiscal solicitó la declaración del legislador de Fuerza Republicana, bajo la acusación de haber propagado el coronavirus.

15 Oct 2020

La Fiscalía Federal N° 2 de Tucumán solicitó al Juzgado Federal N° 2, que conduce Fernando Poviña, la declaración del legislador provincial Ricardo Bussi, bajo la acusación de haber propagado la covid-19 al concurrir a la sesión legislativa del 17 de marzo pasado.

El fiscal Pablo Camuña ratificó hoy en el programa “LA GACETA Central” la imputación, al fundamentar que el referente de Fuerza Republicana (FR) había asistido con síntomas de la enfermedad al recinto de la Cámara y habría producido el contagio a otro parlamentario, en alusión al caso de José María Canelada.

“A partir de la denuncia, antes de darle curso al proceso, hicimos una investigación preliminar, es decir, constatar la información de esa presentación oficial. Así, nos dimos que había suficiente mérito para seguir investigando. Recopilamos distintos tipos de pruebas y judicializamos la causa: pedimos al juez algunas medidas, como el levantamiento del secreto bancario y del secreto médico”, explicó el funcionario judicial, entre otros datos.

Durante la investigación preliminar, el equipo de Camuña analizó filmaciones de cámaras de la residencia de Bussi, quien convive con su pareja, e informes médicos, tanto de Nación como de la Provincia. “Las áreas especializadas del Ministerio de Salud de la Nación, que manejan, sistematizan y analizan todos los casos del país, nos dijeron que el negativo para plasma no concluía que esa persona no había tenido la enfermedad, sino que dependía de la capacidad de cada organismo para generar anticuerpos”, señaló el fiscal, con relación a los dichos de Bussi en su momento que no había contraído el virus.

Camuña solicitó las citaciones como imputados en razón de que "ambos habrían violado en reiteradas oportunidades las medidas de aislamiento obligatorio impuestas en su domicilio de la localidad de Yerba Buena". El fiscal machacó que el decreto presidencial preveía el confinamiento total, más allá de corresponder a una actividad esencial, en caso de hisopados positivo, ser sospechosos y por contacto estrecho. “Una vez que se hace una muestra, se informa que uno no puede abandonar el domicilio ni vincularse con terceras personas”, indicó.

“Entre el 17 y el 23 de marzo, se constataron movimientos reiterados de personas, quienes entraron y salieron de la vivienda”, aclaró.

Camuña, a la vez, hizo hincapié en que el privilegio legislativo (por los fueros) se activa ante un pedido de detención, cosa que no había efectuado el fiscal. “No creemos que haya riesgo de fuga ni de entorpecimiento del proceso. Comparecerán ante el Juez el acusado para dar sus explicaciones y presentar sus pruebas. El juez definirá luego cómo proseguirá la causa”, acotó.

Según el dictamen de la Fiscalía Federal, la investigación arrojó como resultado que el legislador habría regresado de un viaje a Brasil antes de los hechos. Pese a que "habría presentado síntomas compatibles con covid-19 (los que habría conocido por su función), habría decidido concurrir a una sesión legislativa el 17 de marzo en la que se tratarían precisamente normas provinciales para abordar la pandemia".

Comentarios