Correa y Palacios, son la gran alegría de las familias - LA GACETA Tucumán

Correa y Palacios, son la gran alegría de las familias

En Alberdi y en Famaillá, los tucumanos de la Selección tuvieron hinchada propia.

15 Oct 2020
3

ALEGRÍAS. Familiares de Exequiel y de Joaquín, a full con el juego. reuters

La experiencia de La Paz fue intensa y feliz para la Selección argentina. En particular, lo fue para los tucumanos Exequiel Palacios y Joaquín Correa, que asumieron un rol protagónico en el 2-1 ante Bolivia. A casi 1.500 kilómetros, sus familias también vivieron con emoción lo que pasó con sus muchachos. El triunfo tuvo el valor agregado de saber que los dos fueron piezas clave en el esquema que propuso el DT Lionel Scaloni.

En Alberdi, al callado y solidario Joaquín, lo aplaudieron en cada hogar donde había un televisor encendido. En el de Julio, el papá, la alegría flotaba en el ambiente. “Imagínense cómo me sentí. De la alegría que tenía, recién tres horas después del partido pude relajarme y tomarme una cerveza. Estoy feliz de la vida. ¡Si hasta me dedicó el gol! Y como yo, también se sentía mi mujer Irma y mis hijos Fernanda y Natalio. Lo vivimos al partido en el living, todos juntos. Hasta le prendimos una vela a la Virgen del Valle, de la que somos muy creyentes. Lo hacemos cada vez que juega”, dijo.

Los Correa cantaron, saltaron y disfrutaron. “Si no me dio un infarto, ya no me da más. Grité dos veces el gol por el tema del VAR. Fueron cuatro minutos que me parecieron muy largos hasta que lo convalidaron”, aseguró Julio. Y ante la consulta sobre si hubo comunicación con su hijo, contó que sólo hubo un mensaje y una dedicatoria. “Es entendible, estaban en el medio de todos los festejos, y además tenía que ver lo del regreso a Europa”.

En medio de la alegría, trascendió un gesto solidario del actual jugador de Lazio: donó recientemente cinco computadoras al hospital de Alberdi, las que fueron llevadas por Fernanda, que es radióloga. Este gesto se suma a otros que se le conocen, como por ejemplo enviar indumentaria o botines a deportistas de su ciudad natal.

Cada uno en casa

En Famaillá, los Palacios-Maldonado-González (tales los apellidos que portan los familiares directos de Exequiel) son muy unidos. Para ver el partido, esta vez no hubo encuentro en la casa de Azucena Palacios. La pandemia y la salud de ella cambiaron los planes. Entonces, la familia decidió seguir las acciones del partido de La Paz en sus domicilios.

No habrá habido encuentro, pero igual hubo mensaje de WhatsApp de doña Azucena, postrada en la cama por un problema de riñones. “Hola Exequiel, te felicito. Jugaste muy bien, no sólo lo decimos nosotros, lo dicen todos los periodistas. Te felicito y que andés bien”.

Los papás del jugador están en Buenos Aires. Luis y Mariela, acompañados por otro de sus hijos, Agustín, viajarán a la brevedad a Alemania, para acompañarlo.

Mauricio Maldonado es uno de los tíos de Exequiel. Siguió el juego en compañía de su mujer, Pamela, y de su hija Margarita. “Realmente estamos muy felices por él, se lo merece. Todos los famaillenses somos muy fanáticos de él. Jugó un gran partido”.

Su hermano Hernán también aseguró que Exequiel jugó en un gran nivel. “Estuvo a la altura de la exigencia que significa jugar con la camiseta de Argentina”. Su prima Yudith González, emocionada, aseguró: “nos dio una alegría inmensa, en días en los que estamos pendientes por la salud de la abuela”.


Goles y asistencias

André Carrillo (Perú), Luis Suárez (Uruguay) y Neymar (Brasil) son, con tres goles, los artilleros de las Eliminatorias. En asistencias, Alberto Espínola Giménez (Paraguay) tiene tres, y Neymar dos.

Comentarios