Salud insta a extremar los controles en el Gran Tucumán, que concentra el 85% de los casos - LA GACETA Tucumán

Salud insta a extremar los controles en el Gran Tucumán, que concentra el 85% de los casos

Chahla se reunirá de modo virtual con los intendentes. Se busca restringir al máximo la circulación de personas entre jurisdicciones.

05 Oct 2020 Por Martín Soto
1

La curva de contagios por coronavirus que se mantiene exponencial en Tucumán y ya hay jornadas con casi 1.000 casos por día. En el Ministerio de Salud remarcan que el sistema público cuenta con capacidad (la ocupación de camas críticas ronda el 65%), pero que no hay que perder de vista que un 5% de los pacientes requerirá cuidados intensivos; y que algunos de ellos, incluso, asistencia respiratoria. Y la mayor preocupación está en el área metropolitana, que concentra el 85% de los 22.119 casos confirmados de covid-19.

La ministra Rossana Chahla y su equipo remarcaron que para aplacar el ritmo de contagios es clave reducir la circulación en las calles. Y para tratar de evitar llegar a pedir restricciones que impacten económicamente, como retroceder de fase, durante la mañana de hoy mantendrán una reunión virtual con los intendentes de los municipios que conforman el Gran San Miguel de Tucumán (GSMT). El objetivo principal será extremar las medidas y aunar los controles para disminuir la circulación interjurisdiccional.

Fuentes sanitarias adelantaron a LA GACETA que se expondrá la situación epidemiológica de cada municipio y se solicitará a las autoridades que hagan cumplir de manera homogénea los controles que se dispongan para el GSMT. Es decir, que restrinjan al máximo el ingreso de personas de otras ciudades para realizar actividades autorizadas (comercial, gastronómica, deportiva, etc.).

Retorno impracticable

La capital concentra el 55% de los casos reportados de coronavirus. En representación de la Intendencia que encabeza Germán Alfaro, el secretario de Gobierno Rodolfo Ocaranza reconoció que el escenario actual es complejo y que pensar en volver a la fase 1 “es impracticable”. “Todos dicen que la pandemia tiene para un año y medio más. No podemos tener cerrada la economía ese tiempo. Hay que acostumbrarnos a ver cómo administramos la nueva realidad. Tiene que haber compromisos de todos los sectores: lo privado, lo público y de la comunidad. Es horrible la dicotomía, pero en algunos casos es comer o enfermarse”, reflexionó en diálogo con este diario.

En un sentido similar se expresó el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero. Consideró que las disposiciones que surjan de la reunión deben ser razonables y acorde a la realidad. “La provincia no tiene mucho margen en términos económicos como para resistir un aislamiento de un mes; si los sectores no funcionan, el daño va a ser peor”, dijo a este diario. A su vez, agregó que en el caso de que la Provincia determine un retorno de fase, debe haber una previsión de tres semanas. “Hay que convivir con el virus. Esto viene por mucho tiempo. Pensar en cerrar hasta que tengamos una solución del virus es la defunción de medio Tucumán”.

¿Camino a restricciones?

En un sentido opuesto se expresó el jefe municipal de Tafí Viejo, Javier Noguera, quien se expresó preocupado. “La reunión nos va a permitir a todos promediar la situación sanitaria de la provincia, que yo estimo como grave. Las noticias vienen siendo malas, en consecuencia hay que ser flexibles y reflexionar sobre la decisión correcta en este momento. Entiendo que lo más razonable es que vaya adquiriendo cuerpo la decisión de seguir en camino de restringir actividades”, afirmó a este diario.

En Las Talitas, el intendente Carlos Najar, que semanas atrás cuestionó los pocos controles en los accesos a la capital, resaltó que es clave poner principal atención en los centros urbanos, ya que desde allí se esparce el virus hacia la periferia. A su vez, advirtió que aunque haya camas hay un recurso finito: el humano.

En cuanto a los controles, Najar insistió con evitar los traslados innecesarios. “No se toma conciencia de la problemática. Falta seguir trabajando en eso. Depende de la conducta social”.

En Concepción, donde hay transmisión por conglomerados, el intendente Roberto Sánchez opinó que es clave continuar haciendo hincapié en la concientización de la gente. Al igual que los jefes municipales de Juntos por el Cambio, consideró que no se puede frenar una actividad hasta que haya una solución al virus. “Tenemos que adecuarnos al problema”, manifestó.

El secretario médico ejecutivo del Siprosa, Luis Medina Ruiz, insistió con que es clave frenar la circulación en las calles para aplacar los contagios. “Insistimos con que la gente se quede en su casa. Que los jóvenes piensen en sus padres y sus abuelos, porque pueden llevar el virus a sus casas y enfermarlos de manera grave. Recapacitemos”, recalcó.

El funcionario sanitario, a su vez, reclamó a los empresarios de bares y restaurantes que hagan cumplir con lo que se comprometieron: que los clientes se saquen los barbijos sólo para consumir. “No estamos viendo eso, no se colocan el barbijo después de consumir”, criticó.

Comentarios