Denuncian que en Santa Ana hay aglomeraciones, fiestas sociales y riñas de gallos

De diversión, a pesar de la pandemia.

29 Sep 2020 Por Rodolfo Casen
1

SÓLO EN LA ENTRADA. Adentro del pueblo no hay control habitual. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

Aglutinamientos de jóvenes en paseos públicos, fiestas sociales, riñas de gallos y prácticas deportivas con más de 20 participantes son hechos comunes los fines de semana en localidades del sur tucumano. Son los vecinos de Santa Ana los más indignados por estos desbordes. Denunciaron que la situación está descontrolada. “Hay una falta de total de contención y cumplimiento de las medidas sanitarias para prevenir contagios de coronavirus” advirtieron Isaías Juárez y María Díaz.

Expusieron que en el lugar jamás se cumplió ninguna de las fases de la cuarentena y menos ahora que se flexibilizaron las restricciones. “En Santa Ana la vida es normal, y siempre lo fue, a pesar de que hubo un brote de coronavirus que hasta ahora suma 16 infectados. Hay partidos de fútbol, fiestas familiares, otras clandestinas y riñas de gallos” revelaron. Acompañaron su denuncia con un video que muestra el apiñamiento ruidoso de jóvenes que se dio este fin de semana en la plazoleta Dr Castañaro.

El descontrol se acentúa ante el escaso personal de seguridad destinado a la comisaría local. “Hay apenas tres policías por guardia y sólo un móvil en pésimas condiciones. Es inadmisible que una población con más de 20.000 habitantes tenga tan pocos uniformados. De ahí el desborde intolerable de jóvenes los fines de semana”, remarcaron. También criticaron que en la comuna “no hay ni la mínima respuesta ante nuestra inquietud. Por favor, impongan multas, secuestren vehículos”.

El comisionado comunal, Diego Reales, reconoció que le cuesta mucho tratar de que la gente respete las medidas de prevención impuestas por el Comité de Emergencia (COE). Pero advirtió que los protagonistas de los desbordes son personas que llegan desde localidades vecinas. Aseguró que en la noche de este domingo debió pedir la presencia de Infantería de la Regional Sur a fin de que desalojara desde distintos paseos públicos a cientos de jóvenes “embarcados en un jolgorio infernal”. “Todos fueron obligados a abandonar el lugar y asumimos el compromiso de colaborar con la Policía a fin de que se realicen operativos todos los fines de semana”, dijo. Reales confirmó que el único móvil que tenía disponible la comisaría está descompuesto. Y adelantó que se hará cargo de su arreglo. El comisionado dijo que en el marco de la pandemia la comuna realiza controles sanitarios en el acceso. “Ahí se hace control de temperatura a quienes ingresan y se desinfecta vehículos y mercaderías que ingresan a la comunidad” precisó.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Coronavirus
Comentarios