Luego del récord de casos de dengue, preocupa la reaparición de mosquitos

No descartan que puedan haber quedado huevos infectados y que reaparezcan casos de la enfermedad transmitida por el Aedes aegypti. Operativos en casi 500 sitios críticos.

14 Sep 2020 Por Lucía Lozano
3

CEMENTERIOS. Las tareas de limpieza en distintos puntos de la Tucumán incluyó cementerios, donde, en los floreros, se crían los mosquitos. PRENSA MINISTERIO DE SALUD

La sola idea de pensar que el dengue podría volver atemoriza. La enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti hizo colapsar los sistemas sanitarios hace apenas cuatro meses. Entonces, había muy pocos casos de coronavirus. Pero ahora la situación es muy diferente. Por eso las autoridades piden a la población que hoy más que nunca se preocupen por limpiar y ordenar los patios de las casas, sacar todos los recipientes donde puedan haber quedado huevos de insectos.

Las temperaturas están subiendo y dentro de poco empezará a llover. Es el escenario ideal para que comiencen a eclosionar los huevos que el Aedes ha dejado en pausa durante el invierno. Incluso en la mayoría de las casas, las personas están notando en estos días una mayor presencia de mosquitos.

¿Cuál es la posibilidad de que Tucumán vuelva a tener casos de dengue en los próximos días y meses? “Esa posibilidad sí existe”, remarca Julieta Migliavaca, jefa de Prevención de Riesgos Ambientales de la Dirección de Salud Ambiental de la Provincia.

CONCIENTIZACIÓN. Pegaron afiches con las medidas preventivas.

“Casos importados es muy difícil que haya porque los viajes están suspendidos. Pero no descartamos que puedan aparecer casos autóctonos. Puede haber quedado algún huevo infectado Nunca sucedió aquí, pero puede pasar que ya nazcan mosquitos infectados sin necesidad de que tengan que alimentarse de sangre de personas enfermas. Por eso estamos visitando todos los sitios más críticos, en especial ahora que vuelve el calor y la lluvia. No olvidemos que el brote este año se extendió bastante, hasta junio”, señaló la experta.

“Estamos moniteoreando con ovitrampas para estar atentos a cuando haya una importante presencia de Aedes aegypti. No hay que bajar la guardia en las casa; hay que seguir trabajando, sacando los recipientes que puedan acumular agua”, comentó.

Migliavacca contó tras el récord histórico de dengue que hubo en Tucumán -se registraron 7.806 casos este año- empezaron a hacer tareas de prevención desde el mismo día que terminó esa epidemia en junio. Los agentes sanitarios ya visitaron casi 500 puntos críticos: 222 gomerías, 19 cementerios, 38 baldíos y basurales a cielo abierto, 23 viviendas críticas (donde se acumula mucha chatarra), 17 comisarías, 15 chatarrerías, 34 lavaderos de autos, 70 talleres mecánicos y 48 empresas privadas (línea d colectivos, viveros, aserraderos, constructoras), entre otras.

GOMERÍAS. Piletones y cubiertas pueden ser criaderos de mosquito.

“Revisamos estos lugares, hacemos tareas de concientización y aplicamos larvicidas con poder residual”, explicó. También detalló que se hizo una limpieza general del canal ubicado en San José, una de las zonas más afectadas en la pasada epidemia de dengue. “Ahora necesitamos la colaboración de la gente en sus casas si queremos evitar que vuelva la enfermedad”, puntualizó Migliavacca.

Preocupación

El récord histórico de dengue que tuvo la Argentina esta temporada 2019/2020, preocupa a los especialistas por su posible convivencia con el nuevo coronavirus, lo cual pondría en jaque al sistema sanitario. En 2020 las dos enfermedades convivieron durante algunas semanas y hasta se registraron casos graves y fatales de coinfección.

Según el último Boletín Epidemiológico emitido por el Ministerio de Salud de la Nación, publicado el 20 de agosto último, con información proveniente del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud hasta el día 25 de julio de 2020, en Argentina, para la temporada 2019-2020, hubo 96.454 casos con sospecha de dengue. Se registraron 56.293 casos de dengue (entre probables y confirmados por laboratorio o nexo epidemiológico) sin antecedente de viaje, 1.498 con antecedente de viaje al exterior. Se reportaron, además, 26 muertes. En Tucumán hubo cuatro fallecidos.

“Sin mosquitos no hay dengue. Y ante el nuevo escenario del coronavirus, es muy importante lo que podamos hacer para evitar que reaparezca la enfermedad”, insistió Migliavacca. Además de descacharrar pidió a la población no arrojar basura en los canales, situación que también favorece la multiplicación de mosquitos. Cuidarse en la casa es fundamental. Se pueden usar repelentes y ropa clara los días de intenso calor. Hay que desmalezar los fondos y hacer una pesquisa para sacar de la casa todos aquellos objetos pequeños, como una tapita de gaseosa, donde pueden haber quedado huevos de Aedes.

De acuerdo a los expertos en entomología, evitar que las larvas se conviertan en mosquitos adultos con el retorno del calor supondrá una menor circulación del insecto y una necesidad menor de usar insecticidas. La eficacia de este tipo de venenos está en duda, especialmente las fumigaciones. Hubo tantos de estos operativos en el otoño tucumano, que probablemente ya no de ningún resultado combatirlos de esta manera.

Lo básico: la prevención es la única clave

El dengue es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti. El Aedes aegypti se cría en recipientes no muy profundos que acumulan agua. Cuando las hembras del mosquito encuentran estos espacios de agua quieta, limpia o sucia, colocan sus huevos allí. Por eso es imprescindible, para prevenir la propagación del virus del dengue, adoptar medidas de ordenamiento e higiene ambiental y evitar la acumulación de agua en recipientes tales como bebederos de mascotas, depósitos de agua de los aires acondicionados, piletas de lona con poca agua, tanques de agua mal tapados, canaletas obstruidas, floreros, porta macetas y neumáticos, entre otros.

Temas

Dengue
Comentarios