Rossana Chahla: “el sistema público no está colapsado para nada”

La ministra de Salud dijo que hay capacidad de respuesta para atender a los pacientes con covid-19.

06 Sep 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

LOS ANÁLISIS PCR. Aunque ya no se practiquen hisopados a todos los contactos de un positivo, es necesario que estos cumplan con el aislamiento. la gaceta / foto de Analía Jaramillo (archivo)

El vínculo laboral y personal afectivo no es el mismo de antes en el sistema público de salud. La covid-19 ha cambiado profundamente las relaciones interpersonales, por el temor a contagios en una de las áreas más sensibles del Estado. Lo mismo pasa en el sector privado. La pandemia nos hizo más frío, más cercano al home office que al “time out” de una larga jornada de trabajo. No hay saludos; tampoco abrazos. Sólo miradas. Los contagios en agentes sanitarios inquietan y obligan a extremar medidas de bioseguridad. Hay personal jerárquico que ha decidido aislarse de su familia para no exponerla al virus. Los hisopados son más frecuentes, como el que se hizo en los últimos días la ministra de Salud, Rossana Chahla, y que el viernes resultó negativo para covid-19. Cada dos semanas, esos análisis al personal se repiten en algunos hospitales con sistema de guardias especiales. La clave para los agentes más expuestos es el uso del Elemento de Protección Personal (EPP), máscaras, guantes, barbijos, botas y camisolines para enfrentar al virus en pacientes positivos. “Hay días que se convierten en eternos y esta pandemia te hizo más frío ante tus pares y hasta con la propia familia que sabe que tenés tu lugar en la casa, tus cubiertos, tus vasos, tu espacio para dejar la ropa”, cuenta a LA GACETA Dardo Costas, director del Laboratorio de Salud Pública. Su equipo es el que se encarga de dar buenas o malas noticias a los casos sospechosos.

Costas dice que los agentes de esa área no han tenido pausa. Del dengue pasaron, sin escalas, a la pandemia de la covid-19; de cinco integrantes a unos 50 que llegan a procesar hasta 900 muestras diarias. “Es muy difícil comunicarle a los que se hisopan el resultado, pero también ellos deben tomar en cuenta que ese hisopado es una foto, no un certificado para salir a la calle sin tomar las medidas de bioseguridad”, aclara.

El de ayer, fue uno de los días más complicados. Se confirmaron 384 casos y ocho muertes de pacientes con covid-19. El Ministerio de Salud informó, además, que en el sistema público hay 107 internados en sala y otros 38 están en sanatorios privados. Los pacientes en Unidades de Terapia Intensiva llegaron a 67 (37 en el sector privado), mientras que 19 requirieron Asistencia Respiratoria Mecánica (11 están en hospitales públicos). “El sistema no está colapsado para nada”, afirma Chahla.

Frente a tanta demanda de la sociedad, el Gobierno ha decidido ampliar los consultorios para atención de febriles en distintos establecimientos públicos, además de incorporar a 80 enfermeras que serán distribuidas en todo el sistema de salud. “Entendemos el miedo de la gente, pero estamos priorizando los hisopados para aquellos casos más críticos o que tengan síntomatología para covid”, acota la funcionaria.

Costas, en tanto, sostiene que el sistema público no oculta casos de pacientes con el virus porque no contribuye a focalizar las acciones para prevenir más contagios. “A veces, las demoras en conocer los resultados se relacionan con la capacidad operativa que tenemos”, agrega.

Comentarios