La cuarentena consolidó al e-commerce frente al comercio tradicional

En el primer semestre, la suba de la facturación online fue de 106% interanual. En cambio, los negocios físicos sintieron el peso de la crisis.

05 Sep 2020 Por Marcelo Aguaysol
2

TENDENCIA. La pandemia acentuó entre los argentinos una conducta que se modifica en el mundo.

Durante la pandemia, el interés en comprar computadoras y celulares se incrementó 2,5 y 1,8 veces respectivamente. Gran parte de este interés se canalizó a través del comercio electrónico (e-commerce) debido a las restricciones de movilidad que detenta la población. Las categorías que más vieron crecer sus ventas en Mercado Libre con respecto al mismo periodo del año previo fueron la tecnología (118%), equipamiento médico y salud (95%), la categoría de consumo masivo de alimentos (91%) y entretenimiento y fitness (47%), de acuerdo con un reporte elaborado por los economistas del Instituto para el Estudio sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), Marcos Cohen Arazi, Fernando Kühn y Lautaro Carranza.

En la última década, el crecimiento de la facturación por ventas en canales electrónicos siempre estuvo por encima de los canales físicos convencionales. En el primer semestre de este año se intensificó la divergencia: el crecimiento de la facturación del e-commerce fue de 106% interanual, en el caso de supermercados 56%, comercios minoristas -1% (fuerte caída en términos reales) y centros comerciales -39% (tremenda disminución nominal y real), puntualiza el reporte al que accedió LA GACETA.

En los primeros seis meses del año, el e-commerce en la Argentina facturó $ 314.602 millones de pesos, lo que representa un incremento del 106% con respecto al mismo período de 2019. Los datos provienen del Estudio MID 2020 de Comercio Electrónico confeccionado por Kantar TNS para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). En la primera mitad del año se vendieron 92 millones de productos a través de 54 millones de órdenes de compra. Cada vez los usuarios se muestran más activos en los sitios de e-commerce: el tráfico registra un incremento del 14% que el MID 2019, alcanzando 2.505 millones de sesiones en lo que va del año. Asimismo, el dispositivo mobile demuestra un importante crecimiento tanto en las búsquedas como en las compras: el tráfico a través de esta herramienta fue de un 76%, mientras que las compras efectuadas representaron un 55%. Además, en consecuencia al gran volumen de órdenes que tienen las empresas junto con mejoras en sus soluciones mobile cada vez más desarrolladas, el porcentaje de ventas cerradas en grandes players desde mobile fue del 70%

Según el informe, nueve de cada 10 personas ya compraron alguna vez online, y uno de cada 10 lo hizo por primera vez en este contexto de pandemia. Esto refleja que son cada vez más los argentinos que eligen el canal online y expresan que sus experiencias de compra online son altamente satisfactorias.

“En los primeros seis meses se facturó un 106% más que en el mismo período de 2019. Las órdenes de compra, las unidades vendidas y la cantidad de sesiones aumentaron significativamente, marcando un nuevo hito en el comercio electrónico y contribuyendo a la reactivación de la economía argentina” sostuvo Gustavo Sambucetti, director Institucional de la CACE.

La experiencia de compra o venta a través de canales electrónicos se presenta como alternativa inevitable tanto para oferentes como demandantes, debido a la fuerte reducción de la movilidad de personas. Según un estudio de Mercado Libre y Trendsity difundido en junio, en Argentina siete de cada 10 ventas se realizaron por canales online y nueve de cada 10 PyME considera que la venta online fue clave para poder seguir operando durante la pandemia, indica el reporte del Ieral. Otra de las consecuencias de la actual pandemia fue la extensión del home office o teletrabajo y de las clases escolares virtuales, lo cual llevó a un fuerte incremento en las ventas de computadoras, especialmente al comienzo de la pandemia, siendo la mayoría canalizadas a través de canales electrónicos debido al impedimento de los comercios de abrir sus puertas, ya que al inicio del aislamiento obligatorio no eran considerados esenciales.


Motor de búsqueda

Una forma interesante de analizar este fenómeno es la utilización de la herramienta de Google Trends, que permite indagar sobre los patrones de comportamiento en las búsquedas en el motor de búsqueda de Google. Los resultados se presentan en una escala de 0 a 100, de forma tal que la fecha que muestra el valor 100 corresponde al mayor nivel de interés de búsquedas en el periodo que se analiza, explica el Ieral. Analizando la búsqueda “comprar computadora” en Argentina (incluyendo variantes similares, como “comprar PC”, “comprar notebook” y más) puede observarse el gran despegue que ha tenido desde el comienzo de la pandemia; este salto se observa ya en la primera semana de cuarentena. El valor más alto de la serie se observa en la semana comenzada el 26 de julio, fecha que coincide con el Hot Sale, que este año ha colaborado en gran medida en este fuerte crecimiento del comercio electrónico. Tomando el promedio de las 10 semanas previas a la pandemia y comparando con el promedio de 23 semanas que van desde el 22 de marzo hasta el 29 de agosto, las búsquedas “comprar computadora” y similares se han incrementado 2,5 veces.

Otro ejemplo del aumento del interés por las ventas online es el de los celulares, uno de los productos más vendidos por internet en Argentina durante el primer semestre. Comparando las mismas semanas tal como se ha hecho previamente, las búsquedas “comprar celular” y similares se han incrementado 1,8 veces respecto a la situación de prepandemia.


Canal de venta

La evolución observada en la última década

El crecimiento del e-commerce en la última década se ha ubicado en un andarivel superior al de los canales físicos (supermercados, centros comerciales y ventas en comercios minoristas), todos ellos con tendencia muy similares. La implicancia de este fenómeno es que el ecommerce todos los años ha venido incrementando su participación en el consumo, haciendo cada vez más importante de los comerciantes incluir dentro de sus canales de ventas la versión online. La pandemia de la covid-19 provocó que se profundicen estas tendencias: hace unos años el e-commerce era una oportunidad y ahora es una necesidad, dice el informe del Ieral.

Temas

Coronavirus
Comentarios