La covid-19 acelera el uso de la billetera digital

Esta herramienta permite transportar de manera virtual las tarjetas de débito y de crédito en cualquier dispositivo móvil, y hacer todo tipo de transacción.

10 Ago 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

La situación actual que vive el mundo ha acelerado procesos digitales como el de la billetera digital, herramienta que permite a las personas transportar sus tarjetas de crédito o débito digitalmente en cualquier dispositivo móvil y hacer cualquier tipo de transacción de manera virtual.

Al usar este método las personas pueden hacer compras de manera fácil y rápida con la tecnología NFC (Near Field Communication). De hecho, la inclusión de esta tecnología en los teléfonos inteligentes está haciendo que la billetera electrónica comience a ser omnipresente, al punto que los pagos móviles ya comenzaron a convertirse en una necesidad vital para las “fintech” y los bancos.

Según el informe realizado por “We Are Social”, la diversidad de los dispositivos que ofrecen en el mercado tecnológico se ha ido ampliando cada año y ha traído mejoras para cubrir nuevas necesidades. En la Argentina hay 58 millones de smartphones.

La billetera digital no solo sirve para facilitar y acelerar las transacciones, sino que también puede ser una herramienta de inclusión financiera, que le permite a los usuarios almacenar fondos, realizar transacciones y rastrear historiales de pagos de forma segura, gracias a la implementación de software especializado, según Accion Point, una empresa especializada en el desarrollo, configuración e implementación de soluciones de negocios basadas en Tecnología de la Información.

Además, estos nuevos modelos económicos contribuyen al desarrollo de un país y son una gran oportunidad para seguir con el crecimiento del comercio electrónico, al contar con empresas que brinden el mayor número de opciones posibles para el pago de los usuarios.

El futuro de las billeteras digitales se complementa con soluciones de inteligencia artificial para incluir chatbots y otras herramientas que automaticen transacciones de rutina. Se proyecta, que estas plataformas evolucionarán para convertirse en marketplaces donde quienes las descarguen podrán agrupar gran cantidad de opciones.

En la medida de que las billeteras digitales continúen por este rumbo, se convertirán en un disparador del comercio electrónico. También será determinante poder conectar las pasarelas o medios de pagos con todos los comercios y las entidades financieras para generar un ecosistema seguro, donde los grandes beneficiarios serán los usuarios finales, indica Juan Cons, Chief Operating Officer, de Accion Point.

Cómo se expandió

El 62% de los directivos de las principales entidades financieras públicas, privadas y bancos digitales consideró que la pandemia tendrá un impacto de medio a alto en la continuidad habitual de sus negocios, y rescataron que la transformación digital y la interoperabilidad será el camino para la mejor prestación de sus servicios. Así se desprende de una encuesta realizada por PwC Argentina en la que los directivos reseñaron dificultades en la atención al cliente en lo que respecta a entrega de productos; gestión de consultas y reclamos; blanqueo de claves; gestión de cheques; altas de cuentas; migración de clientes al canal digital; otorgamiento crediticio y soporte a la extracción sin tarjeta.

Durante el actual aislamiento obligatorio, las entidades financieras adoptaron medidas en el área tecnológica para ampliar las funcionalidades en canales digitales existentes y de herramientas para facilitar el trabajo remoto, refuerzo de capacidades de cajeros electrónicos y alternativas en las sucursales.

En lo comercial, dispusieron incentivos a la migración de canales alternativos; ampliación de protocolos de atención, y capacitación, reorientación de beneficios y promociones, lo que obligó en el área de capital humano al incremento del trabajo remoto, horario de atención extendido y cambio de roles en los equipos.

Rosana Mazza, socia de PwC Argentina especialista en Servicios Financieros y Digitales, explicó: “el incremento del uso de nuevos medios de pago plantea la posibilidad de un futuro de colaboración (o competencia) entre los players de la banca tradicional, las ‘fintech’ y las empresas de base tecnológicas”. En ese sentido, se prevé “una evolución del sector en los próximos años marcados por una profundización en la digitalización de servicios, y una mayor competencia y apertura en los medios de pago”.

A partir de la experiencia de la pandemia, el informe plantea una serie de desafíos que tendrá que afrontar la industria bancaria en los próximos años vinculados a la profundización en la digitalización de productos y servicios, el incremento del uso de medios de pago alternativos como billeteras y QR, y la interoperabilidad de medios de pago.

También se avizora un incremento de alianzas con “fintech” y empresas de desarrollo tecnológico; la implementación de células de atención remotas; la prestación de servicios de procesamiento; el involucramiento en proyectos de inclusión financiera y la habilitación de portabilidad de deuda entre los bancos.

El entorno digital en 2020

1- La cantidad de personas en todo el mundo que utiliza internet ha aumentado a 4.540 millones, el 7% (298 millones de nuevos usuarios) respecto de enero de 2019.

2- Hasta principios de año había 3.800 millones de usuarios de redes sociales, un aumento interanual del 9% (321 millones de nuevos usuarios).

3- A nivel mundial, más de 5.190 millones de personas  usan teléfonos móviles, con un aumento de 124 millones (2,4%) respecto de 2019.

Temas

Coronavirus
Comentarios