Explosión en Beirut: el Gobierno libanés admite al menos 73 muertos y casi 4.000 heridos

Aún no hay una explicación oficial para las explosiones, pero las autoridades dijeron que ocurrieron en una parte del puerto, donde se almacena material altamente explosivos, aunque no pirotecnia.

04 Ago 2020
1

SALDO. El Gobierno de Líbano admitió al menos 73 muertos y casi 4.000 heridos tras las explosiones en el puerto de Beirut. REUTERS

Las dos fuertes explosiones que se registraron en la zona portuaria de Beirut, y que sacudieron y destrozaron parte de la capital libanesa, provocaron al menos 73 muertos y más de 3.700 heridos, según admitió el Gobierno de ese país.

Además, fuentes oficiales señalaron que las explosiones estuvieron vinculadas a un depósito que contenía más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio, que habían sido confiscadas hace seis años y abandonadas sin medidas de seguridad.

El ministro de Salud de Líbano, Hassan Hamad, admitió el saldo de muertos y heridos, poco después de que el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, comparó la situación de daños y víctimas con Hiroshima, una de las dos ciudades japonesas a las que Estados Unidos atacó con bombas nucleares al final de la Segunda Guerra Mundial.

Tanto el presidente, Michel Aoun, como el primer ministro, Hassan Diab, convocaron a un día de duelo para mañana, lo que suma, además, al inicio de la nueva cuarentena decretada el lunes por el rebrote de los casos de coronavirus.

Aunque aún no hay una explicación oficial detallada para las explosiones, el jefe de Seguridad Interna del Líbano, Abbas Ibrahim, dijo que los estallidos ocurrieron en el área portuaria de Beirut, en una sección que almacena materiales altamente explosivos, aunque no pirotecnia, como se había informado antes.

Ibrahim participó de una reunión de urgencia del Consejo de Defensa del Gobierno y al salir explicó que, en el momento de la explosión, había 2.700 toneladas de nitrato de amonio que habían sido confiscadas hace seis años y dejadas allí, sin más recaudos.

Poco después, el presidente Aoun reprochó desde su cuenta de Twitter que es inaceptable que existiera ese depósito de químicos sin medidas de seguridad y prometió duras sanciones para los responsables.

Aún antes que se supiera qué sucedió, las autoridades dieron alerta a todos los hospitales de la zona para que reciban a un alto número de heridos; y sólo unas horas después algunos hospitales dijeron ya estar colapsados, con más de 500 pacientes con heridas provocadas por la explosión.

En videos difundidos en redes sociales se pudo ver una nube de humo que se alza sobre el cielo y luego una fuerte explosión que se sintió a varias manzanas a la redonda.

Varias imágenes mostraron cómo bomberos intentaban apagar el fuego y detener los destrozos materiales.

Otro video muestra la destrucción en las inmediaciones, con autos y camiones con vidrios rotos y las calles cubiertas de escombros.

La sede del Partido Kataeb, una de las fuerzas más antiguas del país y una de las que representa a la poderosa minoría cristiana, quedó parcialmente destruida y su secretario general falleció por las heridas que le provocó la explosión.

El edificio se encuentra muy cerca del puerto.

Según testigos, los hogares que se encontraban a una distancia de hasta 10 kilómetros de distancia resultaron dañados, con balcones derrumbados y vidrios destruidos.

Una testigo que vio la escena a una distancia de varios kilómetros del lugar, dijo que sus ventanas estallaron por la explosión: "Lo que sentí fue un terremoto", afirmó Rania Masri.

"El departamento se sacudió horizontalmente y de repente se sintió como una explosión y las ventanas y puertas se abrieron de golpe. El vidrio se rompió. Muchas casas fueron dañadas o destruidas", describió la mujer. (Télam)

Temas

Beirut
Comentarios