Se agrava el conflicto entre dos fiscales

Bonari expresó que su par López Bustos habría cometido supuestos actos ilícitos en el ejercicio de sus funciones. “La Justicia debe investigarlo”, dijo.

15 Jul 2020 Por Irene Benito

Claudio Bonari e Ignacio López Bustos tienen mucho en común: ambos provienen de la Justicia Federal y trabajaron allí con el juez Fernando Luis Poviña (N°2), y ambos fueron nombrados fiscales provinciales de esta capital por el gobernador Juan Manzur. Las coincidencias terminan ahí o siguen, según como se las vea. Ocurre que López Bustos denunció que Bonari lo había amenazado en la calle el 6 de julio pasado, situación que llevó al abogado Gustavo Morales a pedir la destitución del segundo. Bonari, a la vez, informó este lunes que él también había denunciado a López Bustos por la supuesta comisión de delitos en el ejercicio de la función pública y que la madre de su hijo hizo lo propio por considerarse víctima de violencia institucional. “La Justicia debe investigarlo”, expresó Bonari por escrito. López Bustos ratificó su proceder y puso a disposición las actuaciones, pero prefirió no hacer comentarios (ver por separado).

Ambos fiscales -por definición representantes del interés que la sociedad tiene en el esclarecimiento de los delitos- discrepan respecto del manejo del caso que generó Yanina Judith González, la mamá del bebé de Bonari que acusó a este de ejercer violencia de género en septiembre de 2019. La denunciante ratificó su versión ante López Bustos, que dirige la Fiscalía Especializada en esta clase de hechos ilícitos, pero a los pocos días desistió de peticionar la investigación de Bonari por la presunta comisión de agresiones físicas y verbales: dijo que se arrepentía de haber expuesto un conflicto estrictamente familiar. “Se trata de situaciones muy frecuentes en un matrimonio joven”, explicó. Pero López Bustos no cerró la causa y peticionó la investigación jurisdiccional -procedimiento especial previsto para el supuesto de fueros, en este caso del fiscal- al juez Alejandro Tomás, quien por su parte dispuso el archivo. Luego, López Bustos recurrió esa decisión ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción.


“Nula entidad”

“El año pasado denuncié a López Bustos ante el juez Tomás por diversos delitos gravísimos, entre ellos la presunta comisión de tráfico de influencias, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, defraudación al Estado provincial y usurpación de funciones”, detalló Bonari este lunes. Y añadió: “López Bustos ha sido designado por el titular del Poder Ejecutivo de Tucumán con acuerdo de la Legislatura para cubrir la ex Fiscalía de Instrucción en lo Penal N°9 y actual Fiscalía de Delitos Complejos. Sin embargo, López Bustos ilegal e inexplicablemente nunca asumió en la N°9, Fiscalía que al día de hoy sigue vacante por razones que se desconocen, y que deben ser investigadas y sancionadas por la Justicia”.

TITULAR DE LA FISCALÍA N°2. Claudio Bonari al tomar posesión del cargo de fiscal en agosto de 2016. LA GACETA / FOTO DE Analía Jaramillo (ARCHIVO)

En cuanto al conflicto con González, el fiscal aseguró que “no existía ninguna denuncia de violencia de género en su contra” porque la madre de su hijo había desistido de instarla y Tomás la archivó. “Por el contrario, ella ha denunciado haber sido víctima de violencia institucional por parte de López Bustos, quien le insistió que me incriminara”, comentó Bonari. Y agregó que, “al no poder cumplir sus funestos designios”, su par intentó “ilegalmente” introducir hechos nuevos sin sustento fáctico ni jurídico.

Bonari admitió que había tenido “un intercambio de palabras” con López Bustos en las cercanías de los Tribunales penales de San Miguel de Tucumán, pero negó haber amenazado a su colega. “Los exabruptos corren por su cuenta”, refirió. En la denuncia policial, López Bustos expresó que Bonari le había manifestado: “te voy a hacer cagar. Hijo de puta, vos me estás investigando ilegalmente”. Ante la Comisaría N°1, añadió que Bonari ya había realizado actos intimidatorios hacia su persona: “estos están registrados en el Ministerio Público Fiscal (a cargo de Edmundo Jiménez)”. En la declaración que envió a este diario, Bonari expresó que el episodio tenía “nula entidad” y que la solicitud de destitución de Morales sólo buscaba “fines publicitarios” de parte de un profesional al que él había expuesto ante el Tribunal de Ética del Colegio de Abogados. Y anunció: “doy por superada la cuestión para concentrarme en mis funciones”.

La posición del fiscal

“Sólo puedo decir que en la causa de Bonari actué como lo hice siempre”

El fiscal Ignacio López Bustos prefirió no responder a los cuestionamientos de su par Claudio Bonari, aunque ratificó sus actos y puso a disposición los expedientes. “Sólo puedo decir que en su caso (de violencia de género) actué como lo hice siempre”, dijo. En cuanto a la denuncia de Bonari por supuestas amenazas, el fiscal informó que su dilucidación estaba a cargo de su colega Augusto Zapata.

Comentarios