Una embarazada colaboró en un simulacro de coronavirus en la Maternidad - LA GACETA Tucumán

Una embarazada colaboró en un simulacro de coronavirus en la Maternidad

Con indicaciones de las autoridades, se presentó como una paciente con síntomas de covid-19.

13 Jun 2020
1

MATERNIDAD. Foto: Comunicación Pública

Es un jueves como otros en la Maternidad "Nuestra Señora de las Mercedes". De pronto, una paciente genera el alerta. "Código amarillo". Está embarazada, y manifiesta síntomas acordes al coronavirus. Se disparan los protocolos; liberan los pasillos y preparan consultorios específicos. Así, la mujer es atendida como un potencial caso de covid-19. Finalmente, médicos, enfermeras y demás profesionales del centro asistencial reciben la comunicación de las autoridades: se trató de un simulacro, a fin de cotejar la capacidad de respuesta de la institución.

Elena Hurtado, directora de la Maternidad, trabajó junto a la encargada de Epidemiología y Estadística, Lía González, en la elaboración de un guión para la atención de una embarazada que pudiera haber contraído la enfermedad que tiene en vilo al mundo. Y además de establecer las pautas de atención, buscaron a una voluntaria para que hiciera las veces de la mujer con los síntomas del virus.

Así, contactaron a Marcela, que integra la Pastoral de la Salud. "El día previo al simulacro tuvimos una reunión con ella donde la instruimos acerca de cómo tenía que llegar y las cosas específicas que debía manifestar que sentía. Concertamos la hora de llegada a Maternidad y es importante destacar que en el inicio solo tenían conocimiento de esta acción el equipo directivo, Infectología con sus enfermeras de cuidados infectológicos y nuestra referente epidemiológica”, contó Hurtado, según refleja el portal de la Provincia.

La joven se presentó el jueves en el área de Admisión de la Maternidad. Allí la interrogaron, y se consideró que se trataba de un caso sospechoso. Fue trasladada rápidamente al consultorio de Vigilancia Epidemiológica, donde se trabajó como si se tratara de una paciente con coronavirus. “A partir de ese momento se completa el examen, la médica que la evaluó ya sabía que se trataba de un simulacro y la idea justamente es esa, que los profesionales se vayan enterando a medida que la paciente vaya pasando los procesos y no antes”, explicó la directora de la institución.

A continuación, pusieron a prueba al equipo de traslados. Se llamó a los camilleros, con el pretexto de que era necesario realizarle una placa. “Se cambiaron, se cubrió la silla de ruedas y siguieron al pie de la letra todos los procesos para su traslado a Rayos X. También pudimos ver cómo se desempeñó el personal a cargo de limpieza y cómo se activaron y bloquearon los sectores por donde iba pasando la paciente, cuyo caso establecía además que se encontraba con trabajo de parto”, detalló Hurtado.

Luego se la derivó a la Sala de Parto. por lo cual se comunicaron con el médico responsable del control obstétrico. En este caso, cuando el profesional estaba a punto de recibir a la paciente le informaron que se llevaba a cabo un simulacro, pero una vez más el conocimiento de que se trataba de una prueba se fue dando de manera gradual entre los miembros del equipo para no entorpecer el proceso.

Marcela llegó a la zona prevista y establecida para la asistencia de pacientes con sospecha de coronavirus y una vez enterada la médica que estaba por practicar el parto, todavía el área de Neonatología no tenía conocimiento de que se trataba de un simulacro, así que se logró llevar a cabo el evento de manera satisfactoria, evaluó Hurtado.

La directora consideró que las capacitaciones específicas por la posibilidad de atender a una paciente con covid-19 dieron buen resultado. “El beneficio de este simulacro, y de que no se filtró la información, es que nadie supo que se trataba de una prueba y que pudieron actuar como lo harían ante una situación real, de manera que ante la realidad se pueda actuar incluso mejor", consignó la médica, al tiempo que destacó la reacción del equipo de la Maternidad.

Comentarios