Cartas de lectores

06 Jun 2020 Por LA GACETA
1

- A mis verduleros

No se llaman, Willams ni Johnny; para nosotros, cariñosamente hablando, son “El Gordo” y “El Negro Verdulero” y son hijos de los hijos de aquellos viejos carreros que a nuestros padres les traían ripio, arena, escombro y tierra negra para la construcción de nuestras viviendas. Trabajo duro, sacrificado, pero honesto; enseñanzas transmitidas a sus hijos, que hoy nos traen las verduras y frutas frescas de cada día. Estos laburantes callejeros, mientras nosotros descansamos, ellos y todos los verduleros, llueva o truene, en horas de la madrugada recorren todos los puestos del mercado buscando calidad y precios vuelven a sus casas, descargan, acomodan sus carros, toman un jarro de mate cocido, dan de comer a su caballo, fiel compañero, le aflojan la cincha y salen al reparto que es de lunes a lunes. Ellos, nuestros hermanos, no tienen obra social, vacaciones pagas, convenios ni quien los defienda; sólo Dios los protege; si hasta cuando ofrecen sus productos lo hacen con tanta alegría y respeto que pensamos que ellos no tienen los mismos grandes problemas  que nos martirizan -pago de agua, luz, gas, gastos en remedios; coronavirus y dengue- y lo peor es que creemos que tenemos derecho a maltratarlos por una papa, tomate, manzana o banana “picaditos”. No creo que haya un día del verdulero; para ellos todos los días son iguales; por eso hoy quiero homenajear al Negro y al Gordo Verduleros; su nombre y apellido no importan; de ese modo se hace extensivo a todos y decirles gracias por bien alimentarnos.

Francisco Amable Díaz

Pedro G. Sal 1.180 Barrio 20 de Junio

San Miguel de Tucumán


- Ferrocarril Belgrano

A propósito de la publicación realizada en su diario sobre las dificultades para el traslado de la producción de granos, considero que, más allá de las dificultades causadas por el traslado de la producción de cereales a causa de las prevenciones sanitarias adoptadas en las fronteras provinciales y el aumento de costos, estas dificultades no existirían si en nuestra región NOA el Ferrocarril Belgrano estuviera operando en su mayor potencial. Esto permitiría un mayor desarrollo productivo y una verdadera integración regional. Para ello, las provincias del noroeste deben contribuir al objetivo, que debe ser primordial, de la puesta en valor y modernización del sistema ferroviario. Es indispensable para mejorar la competitividad de los productores y empresas de la región, lo que generaría un escenario más favorable para el crecimiento económico regional. Para ello nuestra provincia debe poner los mejores esfuerzos y trabajo mancomunado tendiente a la concreción de estos objetivos. Tucumán tiene los profesionales, los técnicos y los Talleres de Tafí Viejo para aportar.

Juan Esteban Campos

[email protected]


- Contenedores de basura

El sentido común nos previene de que todo obstáculo instalado en la calzada es potencialmente un factor de riesgo de accidentes para quienes se desplazan en vehículos de cualquier porte. Un contenedor en la calle, de color negro, sin señalización ni advertencia y, estacionado permanentemente -para colmo-, del lado izquierdo en muchas calles de nuestra ciudad, evidentemente carece de este sentido. Peor de noche y con lluvia. Y quien lo permite, la Municipalidad y por su intermedio, la empresa recolectora, que luego de vaciar su contenido, los deja desaprensivamente en el mismo sitio, se constituyen en eslabón responsable de esta triste cadena. Hay otros participantes: vecinos molestos con tener que lidiar con un basural en sus frentes y/o veredas, o los llamados “trapitos”, que para agregar un lugar más de estacionamiento, priorizan con supina ignorancia su propio beneficio en detrimento de la seguridad. Criterio, razonamiento o simplemente educación, pueden evitar daños y heridos con una pizca de sentido común.

Roberto A. Ahmad

[email protected]


- Panorama mundial del azúcar

Recién iniciada la zafra y coincidiendo con el clásico informe semestral del USDA sobre el panorama mundial del azúcar, considero será de interés ver algunas cifras, puesto que van a repercutir -de una u otra forma- en nuestra actividad. Al mencionado informe no puedo calificarlo como alentador, puesto que los números globales indican para la campaña 2020/21 una producción mundial de 188,077 millones de toneladas de azúcar valor crudo vs un consumo de 177,795 millones de t, lo cual señala un excedente de 10,282 millones de t, cifras que se agravan cuando vemos el stock para el mismo período de 43,551 millones de t. Vistas así las cosas, será difícil esperar subas en los precios de la cotización internacional, tanto del azúcar crudo (contrato 11 de Nueva York) como del refinado blanco (contrato 5 de Londres). En ese contexto internacional, no deja de llamar la atención el fuerte incremento de producción experimentado por Brasil, India, Tailandia y la Unión Europea, cada uno con sus razones. Por ejemplo el vecino Brasil se inclinó por hacer más azúcar que alcohol, en una clara demostración de cómo manejan desde el “Consecaña” toda la política anual del azúcar y alcohol, en un esquema que viene con total continuidad desde hace 40 años, ya sea con el Plan alsucar primero y luego con lo que mencioné. Claro, eso requiere que todos los sectores involucrados actúen juntos, tanto públicos como privados. No pierden tiempo discutiendo banalidades. Así van por una producción de 39,5 millones de t (primeros en el mundo) y exportarán 28,5 millones de t (también primeros mundiales). Después la siguen India, que no trepidó en incentivar a sus productores con 33,7 millones de t y lo llamativo es la Unión Europea en tercer lugar con el azúcar de remolacha (cuyo mentor original fue Napoleón). Puesto que producirá 17,7 millones de t, a pesar de que disminuyó el área sembrada en un 2%, lo cual demuestra su eficiencia productiva. Obtienen valores de azúcar/ha que son el doble de lo que hace Tucumán. Argentina aparece en el 19 lugar en producción, con un estimado valor crudo de 1,780 millones de t y prevé exportación de 340.000 t. Qué planificación tiene Tucumán en esto, desconozco. El comportamiento de esa dupla de producción y consumo mundial incide directamente en los precios internacionales. Tanto es así que los valores del crudo estaban en marzo en U$S 248/t y bajó a U$S 240,97 en marzo (alrededor de 11 centavos de dólar por libra) mientras el refinado estaba en U$S 367/t, todos en valores brutos. Se destaca que las cifras  promedio de ambos tipos de azúcares durante 2019 fluctuaron alrededor de U$S 238/t y U$S367/t respectivamente. Como se observa, con variaciones mínimas. Si comparamos estos datos con lo que indica el mercado interno del azúcar tipo “A”, los valores aceptables para Cactu al 3 de junio -con entrega ingenio- estaban entre $1.815 a $1.865 la bolsa de 50 Kg, que resultan superiores al equivalente de esa bolsa en crudo, con $845,30 y para el refinado representa $1.287,25. Estos valores nos indican claramente -según mi opinión- la necesidad de cuidar el mercado frente a un mercado externo tan débil en estos momentos. Algo parecido pasa al considerar el equivalente entre azúcar/etanol, pues la bolsa de 50 Kg según métodos de cálculo aceptados en junio 2017, estaría en $873,40, un poquito mejor al crudo exportación, sin contar los descuentos por fletes, puerto, etc., donde la diferencia se hace mayor. Los tópicos analizados vienen bien para lo que Tucumán espera en esta zafra, según hizo conocer la Experimental. Para las 276.880 ha cosechables, manejan tres alternativas posibles: obtener para molienda desde 14.625.000 t a 15.395.000 t, que con rindes de 9,46% a 10,75% resultarían alrededor 1.385.500 t a 1.625.000 t de azúcar, que suponemos es lo que ahora denominan “azúcar equivalente”. El “azúcar físico” disponible es otra cosa. Así los rindes en t/caña/ha se ubican entre 52,82 a 55,60 t/ha. Ello ratifica los valores observados en los últimos 15 años, donde no pudo superarse lo alcanzado en zafras 2005 y 2006. Desde allí, el crecimiento de la superficie cosechable no contribuyó en aumentar los rindes de kg/azúcar/ha, verdadero parámetro de eficiencia. Además un aspecto a tomar en cuenta -y según estadísticas de la Experimental, mientras la caña de azúcar crecía en 87.170 ha entre 2006 al 2019, la soja decrecía en proporciones parecidas, con 82.230 ha menos. Cuestión de razonar (ver www.mundoazucar.com). Otro tema que no podemos pasar por alto es la marcada diferencia entre los valores que proporcionan el INTA y la Experimental, respecto al área cultivada con caña de azúcar. El primero dice 260.811 ha (ver LA GACETA del 23 de mayo), mientras la segunda entidad dice 276.880 ha. Son 16.069 ha, que es una superficie mayor al área cultivada en todo Chicligasta (15.359 ha). Es mucho, a pesar de emplear técnicas similares con las imágenes satelitales del land-sat. Así los Rtos. culturales cambian, según como se los mire.

Franco Augusto Fogliata  



- Día del periodista

Todo tiempo es difícil para el periodista. Porque debe analizar, opinar e informar sobre el presente y avizorar el futuro sin omitir el pasado con la mayor certeza posible. Que la información se ajuste a la realidad, es un imperativo para toda agencia informativa. Pero a dicho imperativo, no todas lo respetan. Por ese motivo es que muchas veces se llega a desacuerdos que no nos son convenientes a nivel mundial. Un ejemplo de esto es todo lo escrito sobre la pandemia, el coronavirus y la cuarentena, y todo lo opinado sobre las decisiones de los gobernantes del mundo en estos duros momentos que vivimos. Por eso, considero importantes algunas opiniones aclaratorias referidas a la actividad de los periodistas y del periodismo en general. Como ser, una que cierta vez leí, firmada por el periodista Juan Carlos Romero Puga, que decía: “La información es un bien público; llega a los ciudadanos como una oportunidad para conocer sus problemas, debatirlos, compartir puntos de vista comunes y contrastar sus realidades con las de otros. Se esperaría, pues, que el periodismo y quienes lo ejercen se rijan por principios como la verificación estricta y mantengan una obligación de veracidad y honestidad con sus públicos. Hacer que la realidad se ajuste a lo que informamos y no al revés, constituye un fraude a la sociedad”.

Daniel E. Chavez

Pasaje Benjamín Paz 308 - San Miguel de Tucumán


- ¿Quién está seguro?

Cada día que salimos no sabemos si regresamos. Tucuman no es garantía de seguridad para nadie; no se puede seguir justificando a un señor que dice ser jefe de Policía y se siguen conteniendo a una seguridad que ya no existe. ¿Hasta cuándo vamos a seguir amparando a hombres que no tienen respeto por el ciudadano agredido, sometido a la muerte todos los días? Nadie puede salir sin preguntarse si regresará. Ya no existe quién nos proteja , ni la ley nos ampara.

Carlos Rubén Avila

[email protected]


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected], consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios