Los bikers volvieron a ser felices luego de regresar al aire libre

Los ciclistas de montaña, aunque no tienen acceso a los mejores circuitos de práctica, se adaptaron con gusto a la flexibilización de la actividad deportiva.

06 Jun 2020 Por Carlos Chirino

Después de más de 70 días, esta semana los bikers volvieron a pedalear por las sendas. La flexibilización de los deportes individuales, que no son de contacto y que se practican al aire libre, les permitió hacer lo que les apasiona. “Volvimos a ser felices. Lo más lindo fue volver a sentir el viento en la cara. Me sentí como niña con juguete nuevo. Estoy muy contenta. En tres días recorrí como 200 kilómetros. Estuve bajo la lluvia como si fuese un día de pleno sol. Creo que todos teníamos muchísimas ganas de salir a estar en contacto con la naturaleza, de pedalear al aire libre”, contó Dolores Peña, una de las bikers que estuvo en la zona de El Cadillal.

“Locomotora” Peña tuvo que cambiar su lugar habitual de entrenamiento debido a que la Universidad Nacional de Tucumán decidió prohibir el ingreso a sus propiedades. “Aún cuando existe un protocolo para la habilitación de actividades deportivas individuales y teniendo en cuenta que se deben efectuar en las proximidades del domicilio, la autoridad universitaria determinó que los senderos del Parque Sierra de San Javier y los accesos a Horco Molle, como así también a la Reserva Experimental Horco Molle y al Jardín Botánico, permanecerán cerrados”, fue el comunicado emitido en las redes sociales.

NIVEL. Curia es una de las protagonistas en el torneo local y ya sentía que el entrenamiento en casa era poco.

Aunque ese era el lugar más elegido por los ciclistas de montaña, aseguran que no es un problema debido a la gran variedad de trazados que tiene la provincia. “Estamos saliendo a entrenarnos un poco más lejos, para liberar la zona de la avenida Perón”, explicó la biker. “Lo más importante es que se liberó la práctica del mountain bike. Ya estaba cansada de la bicicleta fija y del rodillo, que nos sirvieron para mantenernos en forma. De los 70 días que no pude salir, 65 me entrené en mi casa. Por suerte logré mantener la motivación, aunque tuve algunos bajones”, reconoció y apeló a la responsabilidad social. “Ahora espero que todos cumplamos con las medidas de seguridad que nos piden, para no tener que dar marcha atrás”, indicó Peña.

Inseguridad

Lo que más les preocupa a los bikers es el tema de la inseguridad. Antes de la pandemia por la covid-19 siempre salían a pedalear grupos numerosos para tratar de evitar los robos. “Ahora no podemos hacer eso, pero igualmente vamos en grupo y cuando comenzamos a entrenarnos nos separamos, manteniendo la distancia que nos piden. Tucumán es un lugar muy inseguro y los bikers estamos expuestos permanentemente a robos. En estos días fuimos a pedalear con Yanina Custodio Carella, Mariana Casadey, Luciana Marcantonio, Sara Loto y Dolores, pero siempre tratando de respetar el protocolo. Nos cuidamos del virus, pero también de los posibles actos delictivos”, contó Cecilia Curia.

NIVEL. Peña es una de las protagonistas en el torneo local y ya sentía que el entrenamiento en casa era poco.

Curia cree que la UNT podría haber permitido el acceso a algunos lugares. “No nos dejan entrar a las sendas y tampoco nos permiten subir a la zona de la Escuela de Agricultura. La gran mayoría se entrenaba en esos lugares. Es la mejor alternativa porque está muy cerca de todo. Entendemos que estamos en una situación complicada en lo sanitario y es por eso que nos fuimos a practicar a la zona de San Javier y a El Cadillal. Hoy lo importante es que podemos salir a pedalear. Tucumán es un lugar muy rico en cuanto a circuitos de mountain bike”, comentó. “Lo que todos deben entender es que el deporte también es salud. Y practicar te ayuda a estar mejor. No salimos a entrenarnos sólo para estar bien físicamente, sino por una cuestión de salud física y mental. Esto es un cable a tierra para todos los que nos subimos a la bicicleta y entramos a una senda”, agregó la actual subcampeona tucumana de la categoría Master A-1 de la especialidad cross country.

Lugares elegidos

Tafí Viejo, El Cadillal, Río Loro, San Javier y Villa Nougués son los lugares elegidos por los bikers más experimentados en estos días. “Los senderos de la UNT son los que tenemos más a mano, pero los policías nos informaron que no podíamos pasar por ahí. Somos muchos los bikers que habitualmente vamos por esa zona, que además de ser segura es donde se pueden realizar trabajos específicos de entrenamiento. Y si sufrís algún accidente, es rápido para que te auxilien. Es una senda que no tiene dirección, es de ida y vuelta, y eso es mucho mejor todavía. Lo bueno es que tenemos otras alternativas para salir a pedalear”, dijo el experimentado Ariel Rodríguez, ganador en 11 oportunidades de su categoría del Rally Trasmontaña.

Una necesidad

“En Tucumán hay varios lugares que son ideales para la práctica de nuestro deporte, por lo que creo que no es un inconveniente. El único problema es el tema de inseguridad. Hay muchos antecedentes de robos a bikers, entonces debemos ser precavidos. Nos tenemos que cuidar entre todos nosotros para no caer en manos de los delincuentes, que siempre están al acecho. Lo bueno es que ahora hay más presencia policial”, agregó Rodríguez.

“En estos días fueron muchísimos los bikers que salimos a entrenarnos. Estábamos cansados de practicar en la casa. Teníamos la necesidad de andar por los senderos. Creo que la zona de El Cadillal fue la más elegida esta semana. Hay que destacar que se está respetando el distanciamiento. A pesar de que no hay ningún control en las sendas, estamos cumpliendo con el protocolo”, indicó el biker, que en 2019 terminó tercero en la categoría Master Pro del Campeonato Tucumano de cross country.

Rodríguez está seguro de que nada volverá a ser igual para los bikers luego de la pandemia. “Tendremos que acostumbrarnos a los cambios. Estamos cambiando muchos hábitos. Antes salíamos a entrenarnos varios bikers juntos. Ahora lo estamos haciendo en grupos más reducidos, cumpliendo con el protocolo. No salimos solos por seguridad. Nos parece raro tener que andar distanciados, pero habrá que adaptarse porque es para el bien de todos”, argumentó.

Aunque está claro que no pueden pedalear por unos de sus lugares preferidos, los bikers son felices en cualquier lugar donde encuentran una senda.

Comentarios