El paso Czornomaz nunca se olvida en Atlético

Jugó hace más de 20 años en el club, pero el "Pirata" sigue en el corazón del hincha.

27 May 2020 Por Miguel Eduardo Décima

A pesar de que sólo jugó una temporada en Atlético, Adrián Czornomaz (51 años) integra la lista de los goleadores de excelencia en el club. El “Pirata” construyó una extensa carrera de 20 años y con una particularidad: desde que debutó en Argentino de Quilmes en 1986, hasta la temporada 2006, cuando se despidió de la actividad profesional en Talleres de Remedios de Escalada, vistió nada menos que 19 camisetas distintas. Un émulo de Sebastián Abreu (jugó en 29 clubes) pero del ascenso argentino.

Cuando en 1998 desembarcó en 25 de Mayo y Chile muchos pensaron que era un jugador demasiado caro para las arcas de los “Decanos”, pero a base de un enorme rendimiento fue demostrando que era el delantero que Atlético necesitaba para potenciar sus aspiraciones en la Primera B Nacional. Y Czornomaz, con goles, demostró lo acertado que estuvieron los directivos cuando fueron a buscarlo en Los Andes, donde había jugado en la temporada anterior. Fue el máximo artillero del campeonato con 26 tantos y una de las mejores figuras del certamen. Esa distinción para un jugador “decano” también la consiguió por partida doble Luis Miguel Rodríguez, durante las temporadas 2008/09 y 2012/13.

Además, Czornomaz tiene el privilegio de haber sido unos de los pocos que le ganó a San Martín, tanto como jugador como siendo técnico del club.

LOS CZORNOMAZ, HOY. El “Pirata” junto con su hijos Julieta (que tenía un año durante su paso por Atlético) y Nicolás.

En aquel torneo, al término de la etapa clasificatoria, Atlético igualó el primer puesto con Instituto de Córdoba, con 57 puntos en 30 partidos. De esta manera accedió al cuadrangular final, en el que enfrentó a Chacarita. En el partido de ida, los “Decanos” ganaron 1 a 0 con un tanto de Mauro Amato y, en la revancha jugada en Buenos Aires la victoria fue para los “funebreros” por 2 a 1. Esa tarde el “Pirata” anotó el tanto “decano”. Los hinchas tiene un recuerdo muy especial porque sobre el final del encuentro Fabián Bustos se perdió un gol “imposible” que le hubiera dado el pase a las finales a Atlético. Por ventaja deportiva, Chacarita jugó la definición con Instituto, que había eliminado a Arsenal. Al final, la “Gloria” logró el ascenso directo y Chacarita terminó quedándose con el Reducido, en el que Atlético cayó a manos de Tigre.

“Tengo los mejores recuerdos de un club en el que desde que llegué me brindaron todo el cariño y cada vez que vuelvo me lo hacen sentir. Cuando fui a Tucumán (es ayudante de campo de Leonardo Madelón en Unión) la gente me seguía teniendo el mismo cariño de aquellos años. Jugar a cancha llena todos los partidos es un sueño que todo jugador tiene y la vida me dio la posibilidad de concretarlo en Tucumán”, aseveró quien no termina de admirarse por la trascendencia que tuvo su paso por la provincia.

“Les cuento a mis hijos (Nicolás, de 24 años y Julieta, de 22) y se sorprenden. Mi hija tenía un añito cuando estaba en Tucumán. Hoy, después de 21 años de que jugué en el club, cada vez que voy a Mar del Plata a pasar las vacaciones con ellos, cuando me cruzo con hinchas de Atlético que me reconocen, me demuestran su cariño, pidiéndome un autógrafo o una foto. Eso no tiene precio para una persona agradecida como yo, que lleva a Atlético en su corazón”, dijo el exfutbolista, que hoy vive en Quilmes.

Ansiosos por fútbol en todas sus formas

Augusto Lotti y Lucas Melano disfrutaron ayer por TV del gran partido entre Borussia Dortmund y Bayern Munich. Ambos compartieron fotos, en las que aparecen frente a la pantalla. No son los más fanáticos de la liga alemana, pero como todos los hinchas están desesperados por ver algo de fútbol.

Comentarios