Se reaviva la polémica por los “trapitos” en las calles

La Municipalidad anticipó que está próxima a regular el aparcamiento, en tanto que la Policía creará un registro de los trabajadores.

18 Feb 2020 Por Martín Soto
1

A LA DERIVA. La actividad se encuentra sin regulación en la capital, aunque existen diferentes cooperativas que nuclean a algunos cuidacoches. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

La polémica por la falta de regulación de los cuidacoches en las calles tucumanas se avivó de manera abrupta. Del mismo modo que le arrebataron la vida a Santiago Ismael Palavecino (21 años) en la madrugada del domingo, a la vista de sus parientes. El puntazo mortal que sufrió el joven de parte de un “trapito”, en la esquina de San Martín y Saavedra, destruyó a una familia, shockeó al barrio de Villa Luján y conmocionó a toda la sociedad, que exige respuestas a sus funcionarios.

El cobro coercitivo del estacionamiento habría desatado la pelea entre Palavecino y el acusado Waldo Monteros, quien fue aprehendido por la Policía. Este accionar agresivo que tienen algunos cuidacoches -especialmente durante la madrugada, en zonas concurridas- volvió a instalar la necesidad de regular la actividad en la capital. Como consecuencia, las tintas se cargaron principalmente contra la Municipalidad de la capital, que el año pasado había anunciado que ordenaría la actividad con la licitación de más de 200 cuadras de estacionamiento del centro.

“No es una respuesta”

Al respecto, el secretario de Gobierno municipal, Rodolfo Ocaranza, anticipó a LA GACETA que en los próximos días o semanas se adjudicará el sistema de estacionamiento pago en la vía pública. Sin embargo, aclaró que no es una respuesta a lo ocurrido en Villa Luján.

“Fue un proceso licitatorio que se declaró desierto realizado hace un año. Se están ultimando los detalles legales y analizando perfectamente los pormenores contractuales para la adjudicación”, explicó el funcionario municipal. Sin embargo, optó por no brindar precisiones sobre cómo será el sistema que se implementará para evitar malos entendidos. “No me gustaría mezclarlo al tema a un hecho trágico. No es una respuesta a eso”, insistió.

Ocaranza, que dijo que el caso le provocó “mucho dolor y preocupación”, se limitó a indicar que el nuevo sistema ordenará el trabajo de los “trapitos” en la zona céntrica, como así también el tránsito. Además, analizó: “aún con este sistema no se hubiese impedido el hecho de la madrugada del domingo. Por varios motivos: porque no está en la zona donde el estacionamiento va a ser regido por este sistema (sería en las cuatro avenidas); y, aún cuando hubiese sucedido dentro de los límites de adjudicación, por el horario en que aconteció, tampoco hubiese servido. En todas las ciudades del mundo, especialmente en la madrugada, estaciones donde estaciones no se paga, es libre”.

El secretario de Gobierno del intendente Germán Alfaro reflexionó que esta problemática va a más allá del municipio por más de que implemente un sistema en la zona céntrica. “En los partidos de fútbol de los dos grandes clubes de la provincia esto va a seguir existiendo (el cobro coercitivo). Ahí las situaciones son permanentes, a valores más elevados”, señaló.

Por último, Ocaranza resaltó que hay una pobreza estructural que ha crecido en los últimos años, por lo que no se trata solamente de un problema de inseguridad. “Hay gente que trata de llevar pan a su mesa desde distintos modos. Esto es una problemática que creo que no sólo lo tiene que encarar el área de Seguridad de la provincia, sino también el área Social y de Empleo, y en eso vamos a colaborar en lo que haga falta; no quiero quedar como que le estoy ‘echando el fardo’ a la Provincia, digo que vamos a implementar un sistema de adjudicación que va a brindar seguridad, transparencia y va a colaborar con el tránsito. Y aún con este sistema, este hecho no se hubiese podido evitar”, manifestó.

Registro de “trapitos”

El subsecretario de Seguridad de Tucumán, José Ardiles, informó ayer que desde la cartera que integra se está articulando una serie de medidas para que lleve adelante la Policía, que necesitará de la participación de la Municipalidad. Entre ellas están un registro de los cuidacoches, de los limpiavidrios y de la venta ambulante. “Las comisarías elaborarán un registro donde estará identificado cada unos de ellos. Lo que quiere el Ministerio es la erradicación total, que se despeje la vía pública”, explicó en diálogo con LG PLAY. No obstante, remarcó que se trata de casos complicados y, muchas veces, de personas en situaciones de vulnerabilidad. Adelantó que en los próximos días buscarán reunirse con funcionarios municipales para coordinar acciones en conjunto.

Antecedente

Durante el diálogo con “LA GACETA Central”, el informativo que se emite de 11 a 13, también se recordó que en mayo de 2019 dos hermanos cuidacoches fueron acusados por el homicidio de un vendedor ambulante. Según la acusación, Antonio Esteban (36 años) y Franco Sebastián Quiroga (32), que trabajaban en la zona de la plaza Alberdi, agredieron a golpes de puño y después ultimaron de una puñalada a Pablo Alfredo Gómez en las vías de calle Santiago al 1.100. Los exámenes toxicólogicos de los agresores dieron positivo en cuatro sustancias.

Pago optativo

El subsecretario de Tránsito de la capital, Enrique Romero, también se refirió a la polémica que genera la actividad de los “trapitos” en la ciudad. Recalcó que no hay obligatoriedad de abonar a quienes están en cada cuadra custodiando los vehículos estacionados.

En diálogo con “Buen Día”, el informativo matutino de LG PLAY (de 8 a 10), Romero admitió que los “trapitos” se van expandiendo por distintas zonas de la ciudad. “Esto tiene que ver con la crisis social que tiene la provincia, vienen al centro ‘trapitos’ de otras ciudades vecinas como Alderetes o Las Talitas”, manifestó.

El funcionario estimó que a fines de marzo saldrá la adjudicación del servicio de estacionamiento pago en el microcentro. Además, insistió en que a la actividad hay que darle una reglamentación legal para que no aparezcan otros cuidacoches a futuro.

En febrero de 2019, el legislador Eduardo Bourlé (PJ) presentó un proyecto de ley para regular el sistema de cobro informal de estacionamiento en la vía pública. Propone la creación de un registro de los trabajadores de la calle, además de la necesidad de una habilitación de parte de la municipalidad correspondiente para trabajar. También propone que porten una identificación visible.

Comentarios