Rally: un comienzo exigente

En San Luis los tucumanos sumaron experiencia.

17 Feb 2020

Si querían empezar la temporada con exigencia, lo lograron. Los tucumanos que viajaron a San Luis, para la séptima edición del “Rally de Tracción Simple” en la localidad de La Toma, tuvieron un gran desafío. Fue clave para afrontar los contratiempos la buena organización, que fue destacada por los participantes.

“Se portaron de 10. Nos dieron de todo para poder seguir”, reconoció Agustín Pérez. El famaillense tuvo “otra” carrera, antes de salir a los caminos de tierra: la de reparar su Ford Ka de la clase N-2 luego de un vuelco en la primera jornada. “Fue bastante tonto”, reconoció Pérez. Con el auto en cuestión, el piloto sufrió el tercer accidente. “Este da bronca porque no veníamos muy fuerte”, detalló Pérez, que contó con la navegación del santiagueño Diego Storniolo. “Quisimos cortar en una curva para acortar los tiempos, mordimos un sector interno y nos dimos vuelta. Fueron dos y quedamos patas para arriba”, relató. El público comenzó a asistirlos: primero fue chequear el estado físico del binomio y luego varios se calzaron el traje de mecánicos y empezaron a dar vuelta la máquina. “Perdimos mucho tiempo. Pero si no pasaba nada, no para ganar, pero íbamos a estar adelante. Saber eso me pone contento”, explicó. “Dentro de todo estamos medianamente dentro de lo que creíamos”, analizó Pérez, que en 15 días estima volverá a correr. En el cierre de la competencia, el auto tuvo problemas mecánicos al pasar por vados, pero llegó aunque en condición de reenganchado. Al que se le complicó totalmente, más allá de cualquier asistencia que pudiera haber recibido, fue a Ernesto Lord, que rompió el radiador. 

SIN SOLUCIÓN. Así quedó el Palio de Lord al tomar un salto y caer de punta.

El que completó la carrera dentro de los tiempos estipulados fue Gustavo Nazar, navegado por Santiago Molina Filgueira. No sin antes también pasar algunos problemas, cuando su auto se puso en tres cilindros; quedó en el puesto 14 en N-6 y 36 en la general. Los navegantes tucumanos tuvieron el mismo final: Mariano Elwart y Pablo Molina, abandonaron junto con Horacio Benvisutto y David Faisal, respectivamente.

Comentarios