Señales: cómo notar cuando un perro está por atacarnos - LA GACETA Tucumán

Señales: cómo notar cuando un perro está por atacarnos

Adiestradores tomaron el caso de la adolescente tucumana y analizaron la secuencia para concientizar sobre las señales.

17 Ene 2020 Por Camila Carceller
2

Hace unos días, las fotos de una adolescente tucumana que fue mordida por el perro de un amigo se volvió viral. Las reacción del animal causó controversia en las redes sociales ya que algunos opinaron que debían sacrificarlo. Adiestradores aseguraron que matarlo era innecesario y que el incidente se podría haber evitado si se prestaba atención a las señales de incomodidad que dio el animal. 

Una especialista porteña que tiene una cuenta de Instagram dedicada al adiestramiento animal (@Instinto), hizo un análisis de la posición del animal y, según la secuencia de las fotos, el minuto a minuto de como fue mostrando incomodidad el perro. 

Según la especialista, en la primera foto nota al animal con el cuerpo tenso, las orejas bajas y que intenta alejarse pero no puede porque la chica lo tiene abrazado. 

ADIESTRADORA. El análisis de la especialista porteña según la secuencia.

En la segunda foto, nota que el perro está más inclinado a la derecha, como intentando alejarse. Y en la tercera foto, ella lo abraza y lo besa, sobrepasando su límite de tolerancia.

Carlos Murua, un adiestrador tucumano, notó otras señales. "Para mí en la primera foto no está incomodo sino que lo toma como un cariño, pero ella lo toma de atrás y eso le sorprende. Sobre todo al no conocerla", comentó. 

Según Murua, en la segunda imagen ya puede notar la incomodidad: "aparece con la boca abierta, jadeando nervioso. Ella también tiene la boca abierta y cerca del oído del perro lo que me hace pensar que podría haberle hablado muy cerca y aturdido". 

En la tercera foto hay más información ya que para el adiestrador, él se defiende del abrazo de ella -creyéndolo un ataque-, gira la cabeza y la muerde. 

"Los ojos del perro dicen muchas cosas. A ese perro lo ves a los ojos y no muestra agresividad. Además el animal nunca intenta pararse, sigue echado en la misma posición, lo que resulta extraño y hace comprender que no se preparó para atacar", añadió. 

Murua trabaja con perros hace algunos años y en estos meses notó un gran cambio en el comportamiento de sus dueños con ellos. "Está pasando algo muy raro. Hay una ola de perros malos o difíciles de manejar. Esto no pasaba antes, es una tendencia que noto desde fines del año pasado", dijo. 

El adiestrador relaciona el cambio del comportamiento animal, a la discriminación que hacen con ellos sus dueños, al agrandar la familia, por ejemplo: "los casos más difíciles fueron porque la pareja, que siempre trató al perro como su bebé, tuvo un niño y dejó de lado al animal. No lo integró. Eso los vuelve celosos y resentidos porque los dejan de lado y pierden ese cariño que tenían". 

Murua asegura que estos son problemas que se solucionan con un cambio de comportamiento humano: "las personas están haciendo las cosas mal y, cuando ya no les gusta el animal o 'lo sienten' una amenaza, los abandonan". 

Señales de amenaza de un perro

- Parar la cola en forma de gancho

- Pelos de punta

- Levantar la cabeza y mostrar los dientes

- Dejar firme el cuerpo y, sobre todo, el cuello

- Posición de ataque

- Gruñir

Comentarios