Una grieta educativa que deja a la Argentina casi al final del listado y sin avances

Tucumán es la única provincia por debajo del promedio de Argentina en las tres áreas evaluadas.

04 Dic 2019 Por Magena Valentié
1

MULTIPLE CHOICE. Unos 14.500 alumnos de todo el país participaron de las pruebas internacionales que se tomaron el año pasado incluido Tucumán.

Como un enfermo crónico, la educación argentina no muestra mejoría. Los resultados de las pruebas PISA que miden la calidad educativa puso a la Argentina en el puesto 63 sobre 77 países evaluados. Es decir 16 puntos más abajo que en 2000, cuando se tomó por primera vez. En Matemática (71° lugar), siete de cada 10 chicos de 15 años no pueden resolver un cálculo matemático básico. En Ciencias el país está en el puesto 65, después de Chile, Uruguay, México, Costa Rica y Colombia. Argentina sólo supera a Panamá y República Dominicana.

Tucumán participa por primera vez en las pruebas PISA en forma independiente, con el mismo tratamiento que un país. Para el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, era “una necesidad tener información pública, fidedigna y profesional para saber dónde estamos y poder mejorar”. Más allá de que los resultados no fueron buenos, participó en igualdad de condiciones junto a Buenos Aires, CABA y Córdoba. Fue la única provincia cuyos resultados quedaron por debajo del promedio de Argentina en las tres áreas evaluadas (ver cuadros por aparte).

“Está demostrado que la pobreza y la desigualdad influyen negativamente. ‪Eso nos pone en situación de debilidad frente a otros países y provincias ricas de Argentina. Pero igual aceptamos el reto”, había dicho el ministro.

Ocurre que participar en PISA (para lo cual los gobiernos pagan en moneda extranjera) les provee otros análisis y recomendaciones sobre el rendimiento de los alumnos de acuerdo con el nivel socioeconómico, por ejemplo, que sirve mucho para el diseño de políticas educativas.

En Tucumán participaron unos 2.300 estudiantes de 15 años, que representan casi el 87% de los estudiantes convocados. La muestra era una selección del 11% del total de chicos de esa edad de 85 escuelas estatales y colegios privados de la provincia. Del país participaron 14.500 alumnos.

Según explica Marina Perl, directora de Calidad Educativa de Tucumán, las pruebas PISA no están directamente asociadas con la currícula, sino que evalúan competencias, es decir, analizan la manera en que los chicos aplican en la vida real los saberes aprendidos en la escuela. La evaluación dura tres horas y media, con recreos entre cada área de evaluación. Se usa el método múltiple choice, es decir, que cada estudiante debe elegir entre varias opciones una sola respuesta correcta.

Víctor Volman, economista especializado en Educación, y director técnico del Observatorio Argentinos por la Educación, explica que hay seis niveles de rendimiento. “Argentina tiene chicos en todos los niveles, pero la mitad de los estudiantes está por debajo del nivel 2 en lectura. El 2 es lo mínimo esperable. “En matemática el 52% de los chicos está por debajo de ese nivel 2 y en ciencias el 53%. Esto significa que hay una grieta educativa, porque son muy pocos los chicos que tenemos en los niveles 5 y 6, apenas 0,7% en lectura, 0,3 de matemática y 0,5% en ciencias. La preocupación es que estamos bastante estancados, y no mostramos una evolución. A nivel regional muchos países nos han alcanzado, como Perú, y muchos otros ya nos han superado”. advierte.

“En cuanto a Tucumán no se puede establecer una comparación con ciudades que la superan ampliamente en población, superficie y desarrollo socioeconómico”, opina. “Pero participar es positivo porque cada prueba PISA es una foto que nos permite ver una película”, grafica.

¿Qué es y para qué sirve? A pedido de países

Las pruebas PISA (Programme for International Student Assessment) es un estudio llevado a cabo por la La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) a nivel mundial que mide el rendimiento de los alumnos en matemática, ciencia y lectura. Su objetivo es proporcionar datos comparables que posibiliten a los países mejorar sus políticas de educación y sus resultados, ya que este análisis no evalúa al alumno, sino al sistema en el que se educa. El Informe se realiza por encargo de los gobiernos. Se lleva a cabo cada tres años. Argentina lo hizo en 2000, 2006, 2009 y 2012.

Las conclusiones a nivel país

Lectura
Argentina retrocedió 16 puntos con respecto a las PISA 2000. Está en el puesto 63 entre 77 países.

Ciencias
No hubo avances: el 53% no alcanza el nivel mínimo

Matemática
Argentina es el país que más retrocedió en relación a PISA 2012. Retrocedió 9 puntos con relación a la prueba anterior. Quedó en el puesto 81 de un total de 85 participantes.

Resultados de Tucumán

Lectura
Está en el puesto 68 entre 85 participantes que incluye países, ciudades y municipios del país. El puntaje de Tucumán es superior al de Panamá y República Dominicana.

Ciencias
Tucumán llega al 69° lugar entre 85 participantes de distintos países y ciudades.

Matemática
Está en el puesto 81 de un total de 85 participantes.

Comentarios