El chofer de la tragedia de La Madrid, imputado por homicidio - LA GACETA Tucumán

El chofer de la tragedia de La Madrid, imputado por homicidio

El conductor acusó a la falta de señalización en la ruta 308 como el motivo del accidente.

29 Nov 2019 Por Rodolfo Casen
1

ESTADO. El empalme, donde volcó la unidad y murieron 15 personas. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Cristian Salinas, el chofer del colectivo de la empresa “Destino Cero” que a principio de julio pasado volcó en La Madrid causando la muerte de 15 personas y heridas a otras 30, fue imputado de homicidio culposo y lesiones culposas. Así se le comunicó el miércoles pasado en la audiencia que se realizó en los tribunales de Concepción. Edgardo Sánchez formalizó los cargos e informó al imputado acerca de la situación de los lesionados en el percance ocurrido en el empalme de la ruta provincial 308 con la nacional 157.

De un total de 30 heridos, al Ministerio Público Fiscal (MPF) sólo le resta incorporar el informe final de cinco víctimas, que están evolucionando. Cuando acredite la situación de estas recién estará en condiciones de requerir la elevación a juicio del caso. El fiscal Sánchez, ante el juez Cristian Velázquez, también puso en conocimiento al acusado sobre el estudio pericial que había requerido a Gendarmería Nacional, acerca de las circunstancias del accidente. Dijo que, de acuerdo al estudio realizado por los peritos de esa fuerza de seguridad, el colectivo en el momento de volcar en La Madrid circulaba a una velocidad de 84.9 kilómetros por hora (km/h), cuando la máxima permitida en una zona urbana es de 40 km/h.

Otra pericia de la policía provincial precisó que la unidad marchaba a 69.6 km/h. Este último registro es el más aproximado a los 70 km/h que Salinas aseguró que circulaba en el momento de producirse el accidente.

Falta de señalización

Aunque hay diferencias en la velocidad estimada por los peritos de la policía y de Gendarmería, ambos informes coincidieron en observar la falta de señalización, tanto horizontal como vertical, en el tramo previo al empalme de la 308 con la 157.

Precisamente, lo que también hizo notar el acusado al dar su testimonio en la audiencia. “Aunque en la zona había neblina, la visibilidad era suficiente. Sin embargo, no había señalizaciones que me indicara que estaba cerca de un empalme. Venía a unos 70km/h cuando de repente observé enfrente las líneas demarcatorias de la otra ruta. Enseguida pensé que si no frenaba y tomaba la curva derecha iba a seguir de largo”, relató.

El letrado defensor de Salinas, Salvador Del Carril, dejó en claro el argumento con el que tratará de demostrar la falta de responsabilidad del imputado en el accidente. “Estamos ante una víctima de una ruta abandonada”, subrayó. Y explicó: “la provincial 308 estaba en pésimas condiciones. Los informes periciales remarcaron la falta de señalizaciones a lo largo de la carretera y en el empalme. A Salinas la ruta se le corta abruptamente, obligándolo a una maniobra brusca que, pese a venir a una velocidad prudente, vuelca y desencadena la tragedia”, sostuvo. “No había nada que le advierta a mi defendido que estaba cerca de un cruce ni en una zona urbana. La otra cuestión tiene que ver con que los pasajeros venían sin su cinturón de seguridad”, agregó.

“La Comisión de Regulación del Transporte (CRT) informó que el colectivo salió desde Mendoza con todos los pasajeros con su cinturón de seguridad puesto. Pero en el momento de la desgracia, las personas que murieron lamentablemente no lo llevaban”, observó. “Si hubieran venido con cinturón la magnitud de la tragedia no hubiera sido tan grave”, concluyó.

El fiscal Sánchez adelantó que la cuestión referente al exceso velocidad va a ser evaluada a fin de decidir si la sostiene o no como prueba de la acusación.

En el empalme, hoy

A los pocos días de la tragedia del colectivo, el último tramo de la 308 que empalma con la nacional 157 fue demarcado y señalizado de acuerdo a las normativas de seguridad vial. “Esperaron que sucediera una desgracia semejante para que Vialidad de la Provincia haga lo que tenía que haber hecho hace tiempo, luego de los otros accidentes que se sucedieron en esta zona”, se lamentó Rubén Ortiz, vecino de la zona. “Hasta el día de hoy no podemos salir de la conmoción que nos provocó el accidente. Uno anduvo lidiando con los heridos y fallecidos de manera tan horrible”, rememoró.

“Demarcaron y señalizaron, pero el sector sigue siendo inseguro de noche porque no hay iluminación. Esto queda sumergido en una oscuridad total y es peor cuando hay neblina o llueve”, advirtió por su parte María Jerez. “Se preocuparon por esta parte de la ruta. El resto del tramo hasta Alberdi sigue igual”, advirtió.

“Resta la zona del accidente”

El jefe comunal de La Madrid, Héctor Soria Chanta, admitió que el empalme de la ruta 308 con la 157 necesita iluminación. “La anterior gestión iluminó parte del sector urbano, del pueblo. Se tuvo que pedir autorización a Vialidad nacional, pero resta la zona donde se produjo el accidente. 

También hay que iluminar el otro empalme con la ruta a Termas de Río Hondo”, dijo. Anticipó que realizará gestiones ante la Nación y la provincia, con el fin de solucionar estas situaciones.

Comentarios